Juan Hernández – Jesús Silvestre (6/2/2016)

Arena Coliseo, Ciudad de México, México. Peso Supermosca.


La actuación de Juan Hernández ante el duro extitular interino Silvestre fue simplemente sensacional, ya que, haciendo gala de una magnífica velocidad de manos y piernas, una gran agilidad y una contundente pegada, pudo deshacerse de forma rápida y brillante de su oponente. No tardaría «Churritos» en demostrar su enorme peligro, puesto que en las primeras acciones de la pelea conectaría un par de ganchos zurdos que estremecerían a su oponente y darían las primeras pistas del breve desenlace que tendría el encuentro. Además de su velocidad y efectividad en el ataque, Hernández se apoyaría en un extraordinario juego de piernas que le permitiría evitar los jabs, directos y ganchos de Silvestre a la vez que permanecía listo para el contragolpe. Precisamente al responder ofensivas del «Negrito», Hernández dejaría detalles de gran calidad, siendo el caso más espectacular y ejemplificador una esquiva de cintura de un gancho zurdo seguida por una ballesta para evitar una derecha que abriría la puerta a un contraataque con el jab que desequilibró un tanto a Silvestre.


Para cerrar un primer round en el que cambiaría varias veces a zurdo no logrando un progreso significativo pero neutralizando la acometividad de su rival, Hernández impactaría un nuevo hook de izquierda que derrumbaría sobre la lona a Silvestre poco antes del tañido de la campana. Después de este excelente inicio del top 5 mexicano, en el segundo asalto éste no prolongaría simplemente su gran dominio y su buen boxeo sino que pondría punto y final al enfrentamiento con un KO Técnico. Después de alcanzar a su rival con su mano zurda en jab, gancho y uppercut, Hernández arremetería con un velocísimo hook de mano adelantada que volvería a derribar a Silvestre, quien afectado pero lleno de voluntad se alzaría por segunda vez para tratar de seguir en la pelea, algo que sólo consiguió unos segundos más. Y es que sus rectos disuasorios no mantendrían a raya por mucho tiempo a un Hernández que buscaba el momento para lanzar ganchos y directos decisivos, siendo finalmente un recto diestro el que provocaría una tercera cuenta del árbitro. 

Quizás en ese momento ya se podrían haber detenido las acciones pero, no queriendo dejar dudas, el tercer hombre permitió continuar el combate, que sería ya concluido finalmente con una nueva caída de Silvestre al encajar unos puños más en hook y recto. De este modo, Juan «Churritos» Hernández 30(21KO)-2(1) cerraba un combate que puede ser contado como uno de los mejores de toda su trayectoria, siendo quizás también el más trascendental por las implicaciones que conlleva. Esto es así porque las negociaciones sostenidas con el «Chocolatito» González para enfrentarse el 23 de abril, y condicionadas en parte por el resultado de la pelea ante Silvestre, parece que van a ser exitosamente concluidas. Así, Hernández, que abandonaría durante una pelea más al menos la categoría minimosca, en la que más cerca estaba por puestos del mundial, podría recibir una inigualable oportunidad mundialista voluntaria para medirse a uno de los boxeadores del top libra por libra y dentro de la cartelera del Golovkin-Wade.


Con todo, y aunque no pelearía en la división en que más asentado está, Hernández, que en su combate ante Silvestre peleó en el límite supermosca, parece perfectamente capaz de rendir al máximo nivel en la división mosca. Por ello, llegando en un excelente estado de forma y cargado de moral, intentará buscar con su movilidad y velocidad la sorpresa en su siguiente pelea ante González, combate del que está muy cerca la firma del contrato, en el que tendrá mejores posibilidades de las aparentes, pero en el cual el campeón nicaragüense partirá como amplio favorito.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios