Juan Díaz – César Vázquez (6/8/2016)

Casino del Sol, Tucson, Estados Unidos. Peso Ligero.


En su segunda pelea desde que retornase a los rings tras un parón de un año y medio, el excampeón mundial ligero Juan Díaz volvió a ofrecer una buena actuación en un choque a 10 asaltos ante un rival asequible. Iniciando las acciones con una elevada presión y un alto ritmo combativo, Díaz utilizaría con contundencia sus ganchos arriba y abajo ante un Vázquez que trataría de responder al empuje de su oponente con un rápido jab, ganchos zurdos arriba y abajo y entradas y salidas. Del mismo modo, a partir del segundo round, y con la ofensiva de su oponente intensificándose, Vázquez trataría de utilizar sus directos para mantener alejado a Díaz, pero la fiereza en el ataque de éste resultaría muy difícil de contener.

Aunque la diferencia de nivel entre ambos era clara y «Baby Bull» se anotaba las mejores acciones y los rounds, Vázquez ofrecería una pelea más que competitiva y mejor de lo que su record reciente podría sugerir. Y es que, respondiendo valientemente en los intercambios de curvos y lanzando con insistencia su directo, lograría aguantar el ritmo del encuentro sin desfallecer hasta el ecuador. En esto también jugó un papel importante la dosificación de Díaz en sus esfuerzos, algo que se tradujo en una disminución media de la intensidad de sus ofensivas y un salteamiento de sus agresivas arremetidas. 


Igualmente, desde el quinto asalto Vázquez empezó a mostrar desgaste, consecuencia de las largas combinaciones de ganchos (enlazados con gran destreza) de Díaz y de sus tensos pero poco numerosos directos. Así, cuando se alcanzó el séptimo episodio, repetidos hooks de mano adelantada y algunas derechas dejaron a Vázquez muy tocado, incluso cerca de la detención. Pese a ello, el árbitro no intervino, aplazándose con ello el fin del encuentro hasta el octavo round. En dicho episodio, varios jabs acompañados de directos prepararon el terreno para que Díaz obligase a la esquina de su rival a intervenir tras unos fortísimos ganchos zurdos y rectos diestros. Con ello, Juan «Baby Bull» Díaz 42(21KO)-4(1) conseguía su séptima victoria consecutiva y demostraba que, si bien ya haya podido pasar su mejor momento, todavía le queda suficiente boxeo como para hacerse un hueco entre los retadores destacados del peso ligero.


Que Vázquez 27(16KO)-4(4), en crisis y con tres derrotas antes del límite en sus cinco peleas previas, lograse aguantar ocho asaltos y ofreciese rounds contendidos se debe enteramente al gran empeño puesto por este púgil en la que consideraba una buena oportunidad para intentar cambiar su trayectoria. En cualquier caso, su valentía no fue suficiente para compensar las terribles ofensivas de Díaz, que imprimía tanta tensión como velocidad a sus ágiles combinaciones. Esto debería servirle, en una división con un top 15 bastante mediocre, para poder lograr alguna importante victoria y para escalar hasta la parte alta de las listas sin muchas dificultades. Con todo, ahora mismo (después de dos rodajes) todavía es una incógnita si ante la élite de la división podrá estar a la altura de nuevo. En cualquier caso, no cabe duda de que ofrecerá contra quien quiera que se le enfrente peleas emocionantes y entretenidas por su agresivo boxeo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *