Jermall Charlo – Austin Trout (21/5/2016)

The Cosmopolitan of Las Vegas, Las Vegas, Estados Unidos.

Campeonato mundial IBF del peso superwelter.


Este era el momento que tanto había esperado Jermall Charlo para lograr despuntar más allá de la categoría de campeón mundial a la de estrella pero, después de una racha de excelente boxeo, su combate ante Trout resultó enteramente decepcionante. Sin duda en ello colaboró el hecho de que su oponente fuese el más complicado de toda su carrera, un hábil y experimentado boxeador en un considerable buen estado de forma, aunque del mismo modo Charlo no estuvo ni siquiera cerca de rendir a su máximo nivel.


Planteado el choque como un igualado duelo táctico de bajo ritmo, las excelentes esquivas de los dos boxeadores conllevarían constantes fallos de ambos. De todos modos, durante el inicio, a pesar de los fallos, Charlo haría valer su potencia y claridad de golpeo para anotarse rounds con su derecha directa aislada, aunque era obvio que su boxeo no era tan cómodo y sencillo como siempre y que no podía mantener una efectividad alta por su insuficiente uso del jab. Esto era motivado por el ágil desplazamiento por el exterior del ring de Trout, que aguardando astuto el error o la apertura de su oponente lo alcanzaba con su directo zurdo al contragolpe, utilizando también de esta forma el 1-2 con variación de altura y el cruzado diestro.

Desarrollándose así el choque, Charlo tendió a un agravamiento de la cautela, puesto que su escasa frecuencia y su calmada elección de los golpes podría ser compensada por los oportunos contraataques de Trout que, con una velocidad y una movilidad similar pero un superior control de los tiempos y las distancias, lograría frenar el empuje del campeón. Más aún que una simple neutralización, «No Doubt» conseguiría, a base de explotar su experiencia, tomar el control de las acciones en algunos intervalos sorprendiendo a su rival con un 2-1 desde la distancia media-larga y con precisos cruzados y uppercuts de mano adelantada, además de su magnífico directo zurdo, su mejor golpe en el choque. Dado que Charlo se veía por momentos desdibujado optaría por una acentuación de su agresividad, aunque esto sólo serviría para que, lanzándose precipitado, encajase contragolpes más claros.


Pese a que esta situación se veía agravada por los giros hacia la derecha de Trout, que ganaba de este modo una posición de ventaja táctica, Charlo lograría compensar parcialmente y de forma salteada el dominio del excampeón con simple potencia de golpeo. Y es que, aunque en ocasiones Trout impactaba un puñado de directos claros, estos tenían una potencia mucho menor que la firme derecha recta del noqueador Charlo, factor que indudablemente condicionó a los jueces, especialmente en los asaltos más igualados. Así, un cierto empeño, fortuna en los cruces y potentes manos en hook o directo aislado permitieron que un Jermall Charlo 24(18KO)-0 con una baja frecuencia de golpeo impresionase a los jueces lo suficiente para capturar los asaltos que le dieron el triunfo de forma unánime con tarjetas de doble 116-112 y 115-113.


No se puede negar que hubo tres o cuatro asaltos muy igualados que dependiendo como se repartan pueden dar la victoria a uno u otro contendiente, episodios que según los jueces fueron a parar a manos de un Charlo que, como todos los pegadores, se vio ayudado de forma decisiva por su superior potencia de golpeo. De todos modos, muchos críticos vieron también el empate o incluso la victoria del excampeón Austin Trout 30(17KO)-3, que desde el punto de vista estratégico dominó gran parte de la pelea y que es posible que mereciese salir con el brazo en alto por su control de la distancia y su adecuada elección de los golpes. Sea como sea, lo cierto es que Charlo no brilló en la inigualable oportunidad que tenía para lograrlo, puesto que, aunque se esperaba que pudiese vencer con un espectacular knockout como en sus anteriores combates aprovechando el cuestionable encaje del aspirante, no sólo no consiguió poner de manifiesto todas sus cualidades sino que tuvo problemas incluso para asegurarse la victoria. Por otro lado, pese a la derrota, Trout es merecedor de elogios, porque partiendo muy por detrás en las apuestas neutralizó el peligro de su oponente y lo desbordó puntualmente, evidenciando la importancia de la experiencia.


Ahora Jermall Charlo verá disminuida su enorme proyección y se verá alejado de momento del acceso al número 1 de la categoría, teniéndose que centrar en un próximo objetivo dificilísimo: enfrentar en unos meses al retador mandatorio Julian Williams 22(14KO)-0-1, invicto púgil que es considerado por muchos como el mayor prospecto del peso superwelter y que está rindiendo a un nivel verdaderamente excelente, ante el cual Charlo tendrá que lucir o empezará a perder crédito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *