Jairo López – Sergio Puente (9/7/2016)

Arena José Sulaimán, Monterrey, México. 

En juego el título WBC Contiental de las Américas del peso ligero.


Pudiéndose visualizar el vídeo oficial de este intenso combate con un elevadísimo número de duros intercambios, vale la pena que, a quienes les gustan las peleas intensas sin importar excesivamente el orden táctico, lo ojeen y puedan comprobar el empeño puesto en las acciones ofensivas por parte de ambos. Aun así, es conveniente realizar un breve resumen para que quienes no tengan tiempo de mirar los 12 asaltos del combate se hagan una idea aproximada del desarrollo de este oscilante y entretenido choque.


Tras un leve tanteo de López con los directos y de realizar algunas ofensivas entrado y saliendo, ambos ya ofrecerían duros intercambios de golpes curvos, cruces que se sucedieron constantes pero salteadamente durante toda la pelea. Contando con mayor habilidad para boxear en la distancia media y larga, así como con una mayor altura y alcance, López intentaría, en las ocasiones en las que no se producía un avance decisivo en los cruces, caminar el exterior del ring y apoyarse en sus rectos, por lo que la iniciativa ofensiva oscilaría muchas veces, estando esto condicionado también por el grado de agresividad variante de Puente. En cualquier caso, «Doberman», con una superior frecuencia y velocidad de manos durante la primera mitad y ayudado por su buen uso de los golpes directos, llevaría ventaja en las acciones, a pesar de que el peligro de Puente era constante y sus uppercuts y ganchos llegaban con mucha contundencia.


Si bien en el cuarto episodio la presión de «Dandy» había sido muy notable, López neutralizó en rounds posteriores esta acometividad con buenos contragolpes, aunque en el séptimo episodio un puño al hígado lanzado por Puente dejaría tocado a su rival y le haría pasar unos momentos de apuros de espalda a las cuerdas. Con todo, tanto en ese mismo episodio como en los que le siguieron, López respondería las aguerridas ofensivas de su contrincante y lo alcanzaría con efectivos contraataques. Además éste conseguiría sobreponerse algo mejor, con precisión y ritmo, al desgaste que ambos empezaron a padecer de forma preocupante en el inicio del tramo final. De todos modos, Puente se rehizo, y empujado por las ganas de conseguir la victoria, alcanzaría la distancia corta y conseguiría en el décimo y onceavo asalto llegar con potentes curvos, uno de los cuales, en concreto un hook zurdo, llegó a estremecer ligeramente a su adversario.

Por último, los breves apuros pasados anteriormente por López no fueron suficientes para neutralizarlo, de modo que todavía cerraría el combate ofreciendo buenas acciones ofensivas en el doceavo round. Tal y como ya se sabía, puesto que se habían ido anunciado por megafonía las tarjetas parciales de los jueces, como es normativa en la WBC, Jairo «Doberman» López 20(13KO)-6(2) se hizo con la victoria a los puntos de forma unánime con cartulinas acertadas de 117-112, 117-111 y 116-113. No se puede negar que el empeño puesto en el combate por parte de Puente 24(11KO)-3(1) fue grande y que enfrente a quien enfrente por su combatividad y resistencia es un púgil tremendamente complicado. Aun así, López, continuando con su recuperación, utilizó su mejor técnica, su ventaja física y grandes cantidades de coraje para conseguir una convincente victoria a la vez que lograba el título WBC Continental de la Américas [la web del Consejo confirma que es este el cinturón disputado, aunque en algunos lugares se anunció erróneamente que estaba en juego el título WBC Internacional], que le dará acceso al ranking ligero de dicho organismo. Además, lograba un triunfo muy importante desde el punto de vista moral y muy conveniente teniendo en cuenta su preparación, de modo que, cuando a finales de año se vuelva a subir a un ring, afrontará en grandes condiciones la que podría ser una prueba decisiva para su futuro.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios