Gennady Golovkin – Dominic Wade (23/4/2016)

The Forum, Inglewood, Estados Unidos.

En juego los cinturones mundial WBA e IBF del peso medio además de interino WBC.


Probablemente estos fueron los 2.000.000 de dólares (bolsa recibida por su combate de ayer) más fáciles que el kazajo Golovkin ha ganado en toda su carrera deportiva, ya que, como señalamos en la previa, el encuentro sólo se prolongó lo que el número 1 del peso medio deseó, que en este caso resultó ser dos asaltos. La abismal diferencia entre ambos boxeadores, obvia desde que se confirmó el enfrentamiento, se materializó en todo momento y los voluntariosos ataques de Wade, excesivamente pronto hostigado y desbordado, no hicieron más que darle algo de entretenimiento a un duelo que se sabía decidido desde antes del tañido inicial. 


Aprovechando que tiene unos brazos larguísimos (1,89 cm o 6′ 2″ de envergadura), Wade iniciaría la contienda apoyándose en su jab aunque, ante la avalancha ofensiva de su rival, pronto abandonaría su directo de mano adelantada y centraría todos sus esfuerzos en buscar el contragolpe con cruzado zurdo, hook de esta misma mano, directo o incluso uppercut. Con todo, estos puños eran poco precisos, siendo varios de ellos también esquivados por Golovkin, mientras que los restantes a penas parecía sentirlos. Al contrario, el doble monarca unificado seguiría constante acortando la distancia con su oponente y buscando manos de poder, sobre todo en directo diestro y gancho de mano adelantada. Cuando restaban unos instantes para el fin del primer episodio, Golovkin anotaría un curvo diestro de trayectoria descendente que derribaría sobre la lona a su rival y pondría de manifiesto que no se iban a prolongar mucho más las acciones.


Aunque en el segundo episodio Wade trataría de resistir el ímpetu de su oponente lanzando hooks, que Golovkin no se preocupaba por eludir o bloquear, pronto se produciría una segunda caída del retador cuando, tras encajar un jab a la contra, recibiría un uppercut zurdo seguido por un cruzado diestro que le impactó en el hombro ayudando a desestabilizarlo. Finalmente, después de la reanudación, una derecha recta de «GGG» pondría de nuevo en la lona a Wade, que trataría de levantarse aunque vería detenida la pelea por el árbitro.

De este modo, Gennady Golovkin 35(32KO)-0 ponía fin rápidamente a un encuentro que no debería haber tenido lugar, puesto que la Federación se mostró enormemente ineficiente o incluso irregular al establecer como retador mandatorio a un púgil lejano al nivel de la élite e incluso al del top 15. Sea como sea, y dejando de lado el hecho de que la IBF ha sido acusada repetidas veces de elaborar de forma muy poco adecuada sus rankings, lo cierto es que son muy pocos los que podrían ofrecer una contendida pelea a Golovkin durante un buen número de asaltos. Y es que este boxeador suma 22 victorias consecutivas antes del límite (todas desde julio de 2008), posee un 91% de triunfos por knockout, está invicto desde su debut hace casi una década y cuenta con 16 defensas de su cinto WBA. Estos impresionantes números, combinados con sus abrumadoras actuaciones recientes, hacen inevitable que se le considere mayoritariamente como un top 3 libra por libra, posición que podría ser más alta si lograse enfrentar a otra estrella. Golovkin lo sabe y, cansado ya de verse esquivado incontables ocasiones (algo a lo que ha contribuido corruptamente la WBC), afirmó tras la pelea dirigiéndose al campeón del Consejo del peso medio «Canelo» Álvarez: «Dame mi cinturón, dame mi cinturón. Vamos a pelear.»


Cabe recordar que Golovkin es titular interino WBC y retador mandatorio de Álvarez, por lo que si éste retiene su cinturón ante Amir Khan estará obligado a enfrentar al kazajo, del mismo que Khan deberá hacerlo si vence al mexicano. Con todo, son muchos los que creen que el poseedor del cinturón absoluto en unas semanas dejará su título vacante y que Golovkin terminará por adquirir este cetro sin tener que pelear por él, de modo que la opción de una última y cuádruple unificación de coronas ante Billy Joe Saunders, campeón WBO medio, no debe ser descartada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *