Fedor Papazov – Xolani Mcotheli (14/5/2016)

Arena Riga, Riga, Letonia. Peso Ligero.


Después de sumar derrotas decisivas ante Petr Petrov y Miguel Ángel González, la carrera del ruso de buen bagaje amateur Papazov ha sufrido un notable retroceso y ya no son tan optimistas las perspectivas sobre su futuro ahora que se ha alejado de las listas mundiales. Con todo, a pesar de la mala racha sus cualidades son innegables, por lo que, como primer paso para reanudar su asalto hacia el mundial, Papazov se enfrentaba en pelea de recuperación al sudafricano Mcotheli, púgil sobre el papel relativamente asequible (ya que había perdido recientemente ante el veterano excampeón Mzonke Fana) pero que ofreció un combate más que disputado.

Y es que en el inicio Papazov tuvo enormes dificultades por la sorprendente destreza y movilidad de Mcotheli, que deslizándose por el exterior del ring con enorme soltura mientras realizaba precisas y plásticas esquivas complicaba muchísimo que su rival pudiese acortar la distancia de forma efectiva o que pudiese conectar sus puños. El sudafricano, además, conectaba con cierta frecuencia directos con ambas manos junto a algunos peligrosos curvos en uppercut y hook, estando condicionados tanto sus movimientos como su golpeo por una tremenda velocidad. A causa de ello, Papazov tuvo que tirar de tenacidad y voluntad para perseguir a su oponente y tratar de desgastarlo con golpes aislados. De todos modos, con el paso del tiempo inevitablemente Mcotheli disminuiría su desplazamiento, de modo que tras mucho esfuerzo Papazov lograría encontrar el camino para su derecha directa y para algunos durísimos hooks al rostro con ambas manos.

Así, a partir del cuarto asalto su acierto aumentó de forma  considerable, aunque de igualmente siguió fallando un apreciable número de golpes a la vez que su adversario lo frustraba con su elusivo boxeo y sus contragolpes con el directo enlazado con esquivas con las piernas o la cintura. En cualquier caso, el encaje de Mcotheli puede ser uno de sus principales puntos débiles y el motivo por el que su carrera no ha despuntado pese a sus habilidades, puesto que los directos y hooks de Papazov comenzaron a menoscabarlo de forma clara. A pesar de ello, al intentar el ruso conectar un directo cuando su contrincante retrocedía tras lanzar un recto al cuerpo, Mcotheli impactaría una derecha a la contra que derribaría a Papazov, aunque el árbitro erróneamente no realizó cuenta al estimar que había sido un resbalón. Si bien no fue contabilizada como knockdown, la caída molestó a Papazov, por lo que aceleraría sus pasos en la reanudación e conectaría una brutal derecha directa que estremeció a Mcotheli, que caería empujado cuando trataba de agarrarse.


De todos modos, restaban unos segundos para el final de round, por lo que en la reanudación Papazov alcanzaría a su contrincante con un nuevo directo de gran dureza y varios hooks, destacando uno de izquierda al hígado, que finalmente derribaron a Mcotheli cuando éste intentaba correr de espaldas para alejarse del peligro. Tras este knockdown se terminó el asalto, pero era obvio que el desenlace era inminente, y éste llegaría en el sexto round. Sin poder utilizar su sensacional movilidad, Mcotheli sería alcanzado por manos de poder de Papazov, que al fin podía hacer valer su excelente boxeo en la distancia media-corta.  Por ello, después de que el africano fuese arrollado por ganchos de su rival, el árbitro, al no ver respuesta, acertadamente decidió intervenir y detener el enfrentamiento. 


Con este KO Técnico, Fedor Papazov 17(11KO)-2 conseguía un triunfo importante por dos motivos: porque lograba recomponerse tras sufrir mucho en los primeros rounds y visitar la lona, y porque tras pasar por dificultades en su carrera conseguía regresar a la senda de la victoria con una buena actuación que le cargará de moral. Y es que si bien al inicio fue desdibujado, tiene gran mérito haber podido reorganizarse y tenazmente haber podido batir con golpes de poder a un púgil como Xolani Mcotheli 13(10KO)-4(3), que no fue un simple rodaje y que posee una calidad muy superior a las que su record podría sugerir o se le podía intuir sobre el papel. Así, quizás Papazov no pueda aparecer en los rankings tras este triunfo y quizás en el futuro vuelva a caer ante los rivales del top por su falta de recursos, especialmente defensivos, aunque no cabe duda de que afrontará los próximos retos en buenas condiciones y que sus futuros oponentes deberán trabajar enormemente para conseguir la victoria.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios