Errol Spence Jr. – Chris Algieri (16/4/2016)

Barclays Center, Nueva York, Estados Unidos. Peso Welter.


Muy posiblemente el combate Spence-Algieri fue la certificación de que el primero de ambos está llamado a ser una figura destacada, puede que incluso una estrella, en la división welter en los próximos años. Y es que, ofreciendo una actuación solidísima, consiguió una victoria rápida, contundente y casi abrumadora ante un excampeón mundial con considerable experiencia ante la élite como Algieri, que había sumado sus dos únicas derrotas anteriores ante Manny Pacquiao y Amir Khan, en ambos casos a los puntos. Pero en esta ocasión Spence no le dejó consumir  ni siquiera la mitad de los asaltos a los que estaba programado el choque.

Después de un tanteo inicial con directos por parte de los dos contendientes, Spence, sabiendo que la principal arma de su oponente era la velocidad, optaría por iniciar un elevado trabajo con hooks al cuerpo, que conectaría con mucha potencia tanto aislados como en breve combinación. Quizás sorprendido por la agresividad y la habilidad para acortar la distancia de su rival, o afectado por algunos de los ganchos al hígado, Algieri sería rápidamente conducido contra las cuerdas, donde «The Truth» vería facilitado su demoledor desempeño con los golpes curvos. Estos instantes en los que el exmonarca era conducido de espaldas a las cuerdas eran breves y salteados, pero aun así, viendo la insuficiente respuesta ofrecida por Algieri y la brutal pegada de Spence, no cabía duda de que este hostigamiento terminaría más pronto que tarde teniendo decisivos resultados.

En el tercer episodio, con la pelea comenzando a ponerse bastante complicada, Algieri trataría de igualar las acciones por frecuencia de golpeo, probando con unas desordenadas arremetidas semiagachado que tuvieron muy pocas repercusiones positivas para él y que incluso terminaron por exponerlo peligrosamente. Así, Spence, que resistió inamovible el empeño de su oponente, pronto pudo contraatacar con un terrible despliegue ofensivo, que terminaría por llevar de nuevo a las cuerdas a un Algieri que recibiría hooks realmente potentes. Puede que si el neoyorquino hubiese optado desde el inicio por un boxeo más lineal hubiese logrado aplazar el desenlace, pero no pudiendo ya conseguir espacios su derrota resultaba inevitable.

En el cuarto episodio dos hooks de izquierda precedidos por un uppercut con esta misma mano llevarían a la lona a Algieri, aunque aguantaría el round hasta el final por la precaución de Spence, que sabiendo que el trabajo estaba hecho esperó con cautela el momento para seguir conectado directos y ganchos. Sería así finalmente en el quinto episodio cuando las acciones concluirían: al quedar expuesto tras un nuevo ataque fallido, Algieri encajaría un directo zurdo que le derribaría, aunque sería un segundo knockdown, causado por una serie de rectos y hooks culminada con gancho zurdo arriba, el que pondría fin a la pelea. El árbitro, acertadamente, dio el KO Técnico sin realizar cuenta en la segunda y aparatosa caída, puesto que el dominio de Spence era total y no era necesario prolongar peligrosamente el castigo de Algieri 21(8KO)-3(1), cuyas posibilidades de éxito eran ya nulas. Así, con este brillante triunfo, Errol Spence Jr. 20(17KO)-0 lograba su vigésima victoria, establecía su porcentaje de knockouts en el 85% y conseguía el mayor triunfo de toda su carrera.

Si la actuación de Spence resultó espectacular no es, por ejemplo, porque hiciese valer sensacionales esquivas o realizase plásticos ataques saliendo por un ángulo, algo que no hizo al igual que tampoco mostró ningún detalle técnico especialmente vistoso, sino porque su boxeo no tuvo a penas brechas, realizando un trabajo de demolición convencional pero con una precisión, velocidad de manos y contundencia combinada muy poco común en las 147 libras. Por ello, y estando virtualmente posicionado como el número 1 en la IBF, Spence ha surgido como el máximo aspirante mundial de la división, apuntando a un combate ante el campeón de la Federación Kell Brook, sensacional y trascendental duelo de invictos cuyo ganador podría salir siendo considerado como el número 1 de la categoría welter y, por lo tanto, como un top 5 libra por libra.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios