Erickson Lubin – Daniel Sandoval (18/6/2016)

UIC Pavilion, Chicago, Estados Unidos. Peso Superwelter.


Después de haber realizado 14 primeras peleas casi perfectas y haberse situado como uno de los púgiles con mayor proyección del peso superwelter, restaba por conocer si Lubin podría rendir al mismo nivel ante su primer rival de calidad media-alta, un Daniel Sandoval que sin estar sosteniendo la más brillante de las carreras contaba con una racha de 19 victorias en 20 peleas y con un 92% de sus victorias siendo resueltas antes del límite. Pues bien, ante éste, Lubin ofreció su mejor boxeo y replicó nuevamente una de sus rápidas y contundentes victorias, todo ello a la vez que demostraba enormes cualidades.

Nada más comenzar, Sandoval arremetería contra su oponente, siendo alcanzado a la contra por un fuerte directo de izquierda del zurdo Lubin, que dejó bien claro lo difícil que iba a ser batirlo. El estadounidense no se apoyaría exclusivamente en su excelente capacidad al contragolpe, sino que atacaría con su directo al cuerpo y rostro, con el 1-2 y con combinaciones de hooks derecha arriba-izquierda abajo. Además, Lubin se mostraría sumamente difícil de alcanzar, utilizando perfectamente su largo alcance, realizando esquivas y bloqueos, además de desvíos. La simple voluntad de Sandoval no era suficiente para compensar el gran boxeo desplegado por su rival, aunque en el segundo episodio intensificaría sus acciones y conectaría hooks toscos pero en buen número para incomodar un tanto a Lubin, que se vio obligado a hacer valer un sensacional jab para frenar a su tenaz rival. 


De todos modos, «The Hammer» contestaría los ganchos de su contrincante con sus propios hooks, contragolpearía con contundencia con directo y uppercut y finalmente terminaría por llevar contras las cuerdas a Sandoval, al que alcanzaría con una serie de curvos. Pese a esto, no parecía que Lubin pudiese poner punto y final al choque en el tercer round como terminó por suceder, ya que el mexicano realizó un buen boxeo en ese asalto. Girando hacia su izquierda para evitar los zurdazos de su rival, jabeando un tanto y lanzando el 1-2 y hooks en la distancia media, Sandoval se benefició del insuficiente trabajo desarrollado por Lubin, que sólo se apoyaba en este round en potentes golpes aislados. Con todo, en un abrir y cerrar de ojos, Lubin, de tan solo 20 años, rompería el combate. 


Un hook zurdo seguido por un directo y nuevos ganchos llevó a Sandoval contra las cuerdas, donde recibiría hooks arriba y abajo, uppercuts y directos en rápida combinación por parte de un Lubin que controlaba bien tanto sus tiempos como los posibles contragolpes de su oponente. Con un fuerte hook diestro en un cruce cuando su adversario trataba de responder, Erisckon «The Hammer» Lubin 15(11KO)-0 estremecería a Sandoval y obligaría al árbitro a intervenir decretando el KO Técnico. Por ello, la gran promesa del peso superwelter lograba en su mayor test hasta la fecha una solidísima victoria que sólo hace que apuntalar las enormes perspectivas que su carrera genera. Eso no quiere decir que el jovencísimo Lubin no cometiese fallos, que si lo hizo, por ejemplo al perder durante algunos instantes el ritmo de la pelea cuando Sandoval 38(35KO)-4(2) reaccionó en la distancia media. Pero lo importante es que las cualidades mostradas superaron por mucho a los defectos, ofreciendo un boxeo mucho más completo de lo que le correspondería por edad y número de peleas disputadas. 


Aunque todavía tiene margen de mejora y deberá pulir algunos aspectos, la carrera de Lubin está siendo conducida de manera muy adecuada, por lo que sus próximos tests, necesariamente más exigentes tras esta victoria en tres asaltos, le servirán para terminar de evolucionar su boxeo a la vez que se sitúa al alcance de la eliminatoria final WBC de 2017, ranking en el que ya empieza a luchar por el acceso al top 3.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *