En unas horas mundiales Wake-Guzmán e Ioka-Lara en Japón

En el EDION Arena de Osaka, Japón, y organizada por Ioka Promotions, este miércoles 20 de julio tendrá lugar una velada que contará con dos campeonatos mundiales, uno mosca y otro supergallo, en los que boxeadores locales tratarán de elevarse con una victoria a enormes peleas.

Quien tiene la posibilidad de elevarse a un mayor combate es el campeón mundial regular WBA del peso mosca Kazuto Ioka 19(11KO)-1, que de vencer su duelo recibirá la orden mandatoria de medirse al supercampeón Juan Francisco Estrada, según ha anunciado la propia Asociación. Así, teniendo a su alcance la posibilidad de enfrentar en unos meses a uno de los dos mejores púgiles de la categoría, Ioka no podrá permitirse un fallo y es de esperar que ofrezca una gran actuación para lograr una solvente victoria. Y es que, por otro lado, su rival no representa un gran riesgo, siendo este aspirante el nicaragüense Keyvin Lara 18(6KO)-1-1, de sólo 21 años y con una enorme desventaja en experiencia combatiendo ante rivales del máximo nivel. Por ello, teniendo quizás como su mayor victoria la obtenida ante su compatriota Yader Cardoza, es de esperar que Lara se vea sobrepasado con cierta sencillez, a pesar de su voluntad, por un Ioka campeón en tres divisiones distintas y que alcanzará este choque tras batir por KO Técnico en el onceavo asalto al destacado extitular Juan Carlos Reveco.


Mucho más complicado es el reto que deberá afrontar el otro púgil japonés que combatirá en un mundial en el evento, un Shingo Wake 20(12KO)-4-2 que enfrentará a un terrible noqueador como el dominicano Jonathan Guzmán 21(21KO)-0, invicto y con 100% de sus victorias por knockout. Ambos combatirán por el cetro IBF supergallo dejado vacante por Carl Frampton para poder enfrentar en el peso pluma a Leo Santa Cruz. Quien gane el título inevitablemente debería acceder a grandes encuentros, ya que, al margen de posibles pactos con los componentes de la élite de la división, deberán defender su cinturón en un ranking encabezado por Albert Pagara y Scott Quigg entre otros peligrosos boxeadores. Sea como sea, y volviendo a la pelea, resulta obvio que Guzmán es el favorito para imponerse, no sólo por su elevadísimo porcentaje de knockouts, sino también por sus buenas cualidades técnicas, demostradas en su espectacular victoria de abril ante Daniel Rosas. Con todo, tampoco deberá confiarse de más ante un Wake muy sólido, que fue campeón continental asiático con cinco defensas, que se impuso en eliminatoria al fogueado Mike Tawatchai (también llamado Pipat Chaiporn) y que le arrebató su record invicto al top 5 WBC Yukinori Oguni. Aun así, aunque por habilidades la pugna puede parecer más o menos igualada, la pegada de Guzmán le da un ventaja que parece que será decisiva.


Acompañando la realización de los mundiales Ioka-Lara y Wake-Guzmán tendrán lugar dos interesantes peleas como el campeonato continental asiático (OPBF) del peso gallo entre el japonés Takahiro Yamamoto 17(14KO)-4 y el filipino Rex Wao 11(9KO)-2 y un duelo por la corona nacional japonesa del peso superwelter entre el veterano, 4º WBO, Yuki Nonaka 29(9KO)-8(1)-3 y el joven Ryosuke Maruki 12(7KO)-3-1.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *