En unas horas Menayothin defenderá su cinturón mundial WBC ante Odaira

Una de las señas de identidad de Wanheng Menayothin 40(15KO)-0 (al igual que de la mayoría de boxeadores tailandeses) es su elevadísima frecuencia de peleas, que ni siquiera ahora que es campeón se ve excesivamente reducida. Así, si Menayothin disputó cuatro combates en 2015, tres de ellos defensas de su cinturón mundial WBC mínimo, este jueves 3 de marzo, en la ciudad tailandesa de Nakhon Ratchasima (Khorat), volverá a subirse a un cuadrilátero para buscar la cuarta defensa de un título ganado en noviembre de 2014. En principio Menayothin pretendía volver en el mes de enero o febrero para resolver su defensa mandatoria, aunque el aplazamiento en la disputa de la eliminatoria final para elegir a su oponente le ha llevado a realizar un descanso de cuatro meses, periodo de tiempo entre peleas sumamente breve pero que es el máximo que el monarca mínimo llega a tomarse.


En cualquier caso, el mejor de lo actuales boxeadores tailandeses, además del campeón más sólido y completo de dicha nacionalidad, tras vencer por KO Técnico en nueve asaltos a Young Gil Bae el pasado noviembre, realizará en unas horas otra pelea de rodaje y defensa voluntaria ante el japonés Go Odaira 12(1KO)-4(1), boxeador con números en su record poco espectaculares pero que puede ser considerado de la élite de la categoría. Y es que desde el año 2010 Odaira sólo ha caído derrotado ante el excelente excampeón unificado Katsunari Takayama en siete asaltos, logrando en otros 11 combates en el circuito nacional 9 victorias y 2 empates que le han valido para ser monarca japonés con dos defensas. Así, Menayothin, que partirá de todos modos como claro favorito, puede esperar la pelea más exigente desde que se hiciera con su cinturón batiendo al mexicano Oswaldo Novoa.


Precisamente éste púgil y su compatriota Saúl Juárez serán los candidatos a convertirse en retadores mandatorios de Menayothin, puesto que ha sido confirmado que Novoa y Juárez pelearán en eliminatoria final WBC el 19 de marzo, combate que será una revancha del desafortunado duelo que ambos sostuvieron en diciembre de 2015 y que fue concluido en el primer asalto a causa de un cabezazo involuntario que provocó un serio corte en torno del ojo derecho de Novoa. De este modo, si Menayothin supera su combate ante Odaira deberá medirse ineludiblemente, en una dificilísima prueba a su continuidad como campeón, al vencedor del interesantísimo cruce Novoa-Juárez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *