El campeón pesado Joshua realizará primera defensa ante Breazeale

Muchos esperaban que, después de que derrotase con suma facilidad al flojo campeón Charles Martin para proclamarse monarca por primera vez en su carrera, el británico Anthony Joshua 16(16KO)-0 elegiría para su primera defensa un oponente de la élite que demostrase que es la brillante figura de la división máxima que desde muchos sectores se afirma que es. Esto se veía reforzado por el hecho de que su promotor, Eddie Hearn, señaló como posible que Joshua encabezase una gran velada el 9 de julio en el estadio de Wembley, lugar reservado para las mayores ocasiones boxísticas. Del mismo modo, una pelea difícil resultaba necesaria si Joshua pretendía encarar, como afirmaba, un duelo trascendental a finales de año ante David Haye o Tyson Fury. En cualquier caso, las expectativas se diluyeron pronto.


Primero se cambió la fecha del 9 de julio, dado que al coincidir con el Fury-Klitschko II (que se disputará en el Reino Unido también), se reducían las posibilidades de éxito del evento a la vez que se partía la atención de los medios y el interés de los aficionados. Esta modificación en la fecha conllevó que se descartase el estadio de Wembley y que el posible oponente de Joshua ya no fuese un púgil de la élite sino un simple top 15 exigente. Con todo, esto finalmente ha terminado desembocando en una primera defensa casi tan sencilla como su pelea ante Martin y con la misma espectacularidad potencial. Y es que Joshua peleará de nuevo en el O2 Arena de Londres, el día 25 de junio ante el más asequible de los tres oponentes que se barajaban para esta defensa, el estadounidense Dominic «Trouble» Breazeale 17(15KO)-0.


Dicho boxeador fue olímpico y campeón nacional como amateur y posee una altura ligeramente superior a la del gigante Joshua (1,98 m., 6’6″ Joshua, 2,01 m., 6’7″  Breazeale), además de un record imbatido con 88% de victorias antes del límite. De todas formas, la brillantez mostrada por Breazeale ante los púgiles modestos no se replicó en sus primeras pruebas realmente exigentes, mostrando terribles fallos defensivos ante Yasmany Consuegra (al que ganó aun así en tres asaltos), logrando una controvertidísima victoria unánime ante Fred Kassi (al que muchos vieron ganar) y finalmente venciendo por abandono a un Amir Mansour que dominaba el combate y que incluso lo derribó antes de tener que abandonar por una desafortunada lesión en la lengua.

Por todo ello, Joshua no se verá ante la prueba de fuego que se esperaba el 25 de junio, sino que simplemente parece destinado, como ya hiciera ante Martin, a noquear fácilmente a un púgil sin excesivo encaje y pésima defensa, todo ello a la vez agranda su record y su estela de éxitos ante un boxeador considerado anteriormente como el mayor prospecto estadounidense del peso pesado pero que ahora es visto como una gran decepción. 


En el semifondo del evento, y en lo que es casi una eliminatoria extraoficial, los pesos supermedios británicos George Groves 23(18KO)-3(2) y Martin Murray 32(15KO)-3(1)-1 se batirán por el acceso al mundial en el último cuarto del año.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios