El 21 de mayo el excampeón pesado David Haye peleará contra invicto Gjergjaj

Si la jornada del 21 de mayo no estaba ya suficientemente interesante y cargada de buenos combates, sobre todo para la categoría del peso pesado, con la disputa del excelente campeonato WBC entre Deontay Wilder y Alexander Povetkin, además de la eliminatoria final IBF entre Joseph Parker y Carlos Takam, el excampeón David «Hayemaker» Haye 27(25KO)-2(1) ha elegido también está misma fecha para su segunda pelea desde su retorno a los rings. Así, completando una importante jornada para la división, Haye se medirá en el O2 Arena de Londres, Reino Unido, al invicto púgil kosovar residente en Suiza Arnold «The Cobra» Gjergjaj 29(21KO)-0 (35º WBC), combate que parece ser una clara declaración de intenciones del británico. 

Y es que al enfrentarse a un clasificado en el Consejo el mismo día en que se pone en juego el cinturón de dicho organismo en un duelo trascendental, Haye (que es 7º en este mismo ranking por detrás de cuatro púgiles no elegibles para el campeonato o eliminatoria) demuestra que pretende acercarse a un combate con el ganador del Wilder-Povetkin a la vez que le envía una advertencia. 

Dejando de lado las repercusiones, sería extraño que se produjese en su próxima pelea otro resultado que no fuese una rápida victoria antes del límite de David Haye, ya que Gjergjaj, a pesar de su gran altura de 1,96 m. (6′ 5″) y su potente pegada, es un boxeador bastante asequible y que necesita una enorme evolución para estar al nivel de la élite de la categoría. Como muestra de ello sólo es necesario recordar los enormes apuros pasados por éste púgil (que llegó a ser derribado y estuvo cerca de perder por KO Técnico) para lograr una victoria controvertida ante un Denis Bakhtov mucho más bajo y que cuenta como su única arma sus experiencia, adquirida al sumar continuas derrotas ante aspirantes del top 15. 

Link al análisis del combate Gjergjaj-Bakhtov


De este modo, un Haye que demostró enorme velocidad y gran contundencia en su triunfo en un round ante Mark de Mori, pelea que puso fin a tres años y medio de inactividad del excampeón crucero y pesado, parece encaminado a batir solventemente a un boxeador notablemente más exigente que su último rival pero con una importante lentitud y problemas para mantener la continuidad combativa.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios