Edith Soledad Matthysse – Jelena Mrdjenovich II (11/3/2016)

Shaw Conference Center, Edmonton, Canadá.

En juego los títulos mundiales femeninos WBA y WBC del peso pluma.


En lo que se refiere a la táctica empleada por ambas, el Matthysse-Mrdjenovich II se pareció mucho al primer enfrentamiento, puesto que nuevamente se produjo un claro choque de estilos, aunque desde el punto de vista del desarrollo práctico sí hubieron algunas diferencias notables. Aun así, durante la primera mitad el campeonato transcurriría del mismo modo, con la argentina dominando gracias a su superior técnica y a un bien ejecutado boxeo dinámico. Sus clarísimos cruzados diestros abiertos y sus derechas rectas, que impactaba con enorme soltura y sencillez tanto al ataque como al contragolpe, volvieron a ser demasiado inicialmente para el boxeo frontal de Mrdjenovich, que no podía quitarse de ningún modo los puños diestros de su rival y que avanzaba con poco acierto ofensivo y defensivo.

Aunque el control de las acciones y de los episodios estaba claramente del lado de Matthysse, y lo estaría hasta pasado el ecuador del encuentro, la canadiense no carecía de peligro y haría valer eventualmente su gancho zurdo con mucha contundencia en eventuales cruces de golpes, sobre todo en los intervalos entre ataques de su oponente. En cualquier caso, los aciertos de Mrdjenovich en esos momentos no llegaron a pasar de un amago de reacción, puesto que los incesantes 1-2, directos diestros aislados o ganchos y uppercuts de mano adelantada de la campeona unificada siguieron desdibujando a la boxeadora local, que por momentos sólo podría conectar sus golpes en embarradas entradas en clinch.


Si bien hasta el momento la falta de variedad y de recursos de Mrdjenovich le estaba pasando clara factura, a partir del sexto episodio la excampeona comenzaría a llevar la pelea a su terreno, pudiendo mantenerse durante más tiempo en la distancia corta para hacer valer su gran potencia de pegada, materializada en firmes directos y ganchos de izquierda. Puede que por su elevada movilidad y actividad del inicio o por los insistentes ganchos al cuerpo recibidos, la visitante empezaría a ver disminuidos tanto su dinamismo como su velocidad, algo que no tardaría en aprovechar su contrincante, que presionaría fuerte e incluso llegaría a hostigar por momentos. A pesar de no poder desplegar su boxeo con tanta eficacia al encontrarse sin espacios, Matthysse se mostraría valiente, tratando de no ceder usando su directo a la contra y plantando cara en intercambios intensos pero salteados.


De este modo la doble titular unificada pudo resistir los envites de su adversaria hasta que, aprovechando un corte de Mrdjenovich en su pómulo izquierdo, pudo pasar al ataque y anotarse un noveno episodio que debería haberle asegurado la victoria. Con todo, la excampeona todavía podría ajustar las cartulinas cuando, en el décimo asalto, se anotó un inesperado knockdown al derribar a su oponente con un gancho zurdo impactado en un cruce, caída que no evitaría que Matthysse terminase en buenas condiciones y respondiendo de forma adecuada. Por ello, a pesar del knockdown, cuando se llegó al final del combate parecía que la argentina podría capturar el triunfo en virtud de su dominio de la primera etapa del combate y su desigual resistencia en la segunda mitad. La puntuación de Bastión Boxeo es de 95-94 a favor de Edith Matthysse 14(1KO)-8-1. Pero no vieron así los jueces el enfrentamiento que con doble 96-93 y un sumamente desmedido 97-92 dieron la victoria de forma más que cuestionable a Jelena Mrdjenovich 36(19KO)-10-1, que si se comporta de forma justa le debería dar una opción de revancha a Matthysse para cerrar una magnífica trilogía en la división pluma femenina. 


Dejando al margen que el corte sufrido por la canadiense podría haber llevado a la detención de las acciones antes del inicio del noveno asalto y que las cartulinas no parecieron adecuadas, resulta innegable que Mrdjenovich no sacó provecho de la experiencia del primer duelo, ya que siguió cometiendo los mismos errores estratégicos, no se mostró efectiva cortando el ring hasta demasiado tarde y volvió a verse martilleada por la derecha de su rival sin ponerle remedio. Así, Mrdjenovich no parece en las mejores condiciones para poder encarar un choque con la demoledora Amanda Serrano, campeona WBO que pretende unificar coronas con la monarca IBF Jennifer Han antes de enfrentar a la doble titular unificada WBC y WBA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *