Eddie Ramírez – Jessie Román (9/7/2016)

Sun National Bank Center, Trenton, Estados Unidos. Peso Welter.


Desde un inicio bastante igualado, el enfrentamiento se iría decantando gradualmente hacia un solo lado, estando el prospecto Ramírez muy cerca de la victoria antes del límite en el tramo final. Con todo, el comienzo fue elevadamente contendido, con ambos boxeadores intercambiando hooks durante un breve periodo antes de que Ramírez tomase un control parcial. Y es que, apoyándose en un excelente jab, y aumentando su intensidad ofensiva, el púgil imbatido descargaría fuertes ganchos zurdos y presionaría a su rival, que contestaría estos ataques con potentes y precisos contragolpes aislados en hook de izquierda y directo. 

Los contraataques de Román serían un verdadero problema para Ramírez durante los tres primeros asaltos, puesto que, si bien este último lograba realizar ágiles esquivas de cintura y tomar la iniciativa para conectar precisos directos y hooks, siempre llegaban por parte de su rival ganchos diestros, uppercuts de esta misma mano o cualquier otro golpe que rompían su continuidad ofensiva. Aun así, Ramírez, por velocidad, claridad en el golpeo, habilidad para encontrar los huecos defensivos, así como por su mayor frecuencia, conseguía anotarse casi todos los asaltos, logrando, alcanzado el cuarto episodio, comenzar a desbordar repetidamente con sus fluidas combinaciones, que conducían a las cuerdas a Román.


De esta forma, con el paso de los asaltos, los hooks de izquierda repetidos arriba y abajo, el 1-2, las combinaciones gancho-directo y un doble o triple jab, le permitieron dominar firmemente las acciones, aunque no podía descuidarse por los eventuales ataques de su adversario, que enlazaba series arriba y abajo. Román trataría, dado su acierto en el sexto episodio, de buscar unos intercambios en el séptimo y en el octavo round que rompiesen la pugna, pero finalmente sería él quien saldría desgastado de estas acciones, certificándose casi la victoria de Ramírez. Éste en el noveno asalto aprovecharía el cansancio de su rival, que casi no tiraba puños, para acelerar sus ataques y llevar contra el ensogado a Román, que incluso llegó a estar cerca de la derrota por KO Técnico.


A pesar de estos apuros antes de la conclusión, Román tiraría de coraje y terminaría por salir de la presión, no sin probar también algún último ataque a la desesperada para tratar de capturar el triunfo que ya se le había escapado. Terminados los 10 asaltos, los jueces dieron cartulinas de 99-91 y doble 98-92 que por decisión unánime otorgaron la victoria a Eddie Ramírez 14(9KO)-0, que se imponía en su primer test de notable dureza. Como se esperaba, Román 20(9KO)-3 ofreció dificultades y generó trabajo al prometedor púgil, aunque finalmente la superior técnica de éste y su capacidad para enlazar acciones ofensivas terminaron por garantizarle el éxito. En cualquier caso, no se pueden pasar por alto los enormes fallos defensivos de Ramírez mientras sostenía una ofensiva, algo que le costó recibir durísimos contragolpes y en gran número que en un duelo decisivo ante un rival de la cumbre podrían costarle carísimos. Así, aunque Ramírez evoluciona muy bien y su boxeo es bastante bueno, todavía le queda foguearse con un puñado de combates a 10 rounds para poder estar listo para verdaderas pruebas de fuego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *