Denis Lebedev – Víctor Ramírez (21/5/2016)

Megasport Arena, Moscú, Rusia.

Unificación de coronas WBA e IBF del peso crucero.


Finalmente, aunque se esperaba incluso que pudiese llegar a ser uno de los combates más contendidos de la temporada en la división, la unificación de títulos del peso crucero estuvo infinitamente menos disputada de lo que se preveía, ya que sólo se prolongó durante un par de rounds y dejó un indiscutible ganador, que se convirtió a consecuencia de ello en número 1 de la categoría.


Aunque Ramírez arrancó con una elevada agresividad, arremetiendo contra su oponente buscando sorprenderlo, Lebedev usaría su buen juego de piernas para desplazarse hacia los lados, abrir el ring y disipar la presión, algo que no evitaría que una derecha corta le alcanzase mal posicionado y le desequilibrase ligeramente. Pese a ello, y si bien el argentino intentó con empeño conectar directos y ganchos, el zurdo Lebedev terminaría por frenar su empuje con el jab, el cruzado diestro, el directo y con un durísimo uppercut de izquierda. De todos modos, aunque la claridad de golpeo del local era mucho mayor, no era de esperar que el enfrentamiento llegase a su fin unos instantes después, ya en el segundo episodio.

Cuando restaban 2:16 para la conclusión del round, Lebedev impactaría una combinación cruzado diestro-uppercut zurdo estremeciendo al campeón IBF, que sería llevado contra una de las esquinas tras recibir un nuevo cruzado enlazado con uppercut y varios ganchos zurdos. Pocos instantes después un uppercut de izquierda seguido por una serie de hooks derribarían a Ramírez, que respondería a la cuenta aunque no estaba en condiciones de recuperarse. Así, en la reanudación los curvos de Lebedev no tardarían en desbordarlo de nuevo, pareciendo que Ramírez llegó a tocar la lona con los guantes, aunque el árbitro no realizó cuenta de protección. De hecho, el tercer hombre no intervendría tampoco cuando el visitante se dio la vuelta y quedó de espaldas a su oponente tras recibir potentes golpes, esperando además Steve Smoger desmedidamente a detener las acciones cuando sin respuesta Ramírez recibía repetidos ganchos zurdos.


Al final, Lebedev dejó algo de espacio a su oponente, que con los brazos bajos evidenciaba que no podía seguir, momento que el árbitro, que parecía temer intervenir y llevarse un golpe, aprovechó para saltar entre los boxeadores y decretar el KO Técnico. Nuevamente Steve Smoger pareció no estar a la altura, realizando un pésimo arbitraje en el que permitió que se prolongase muy excesivamente el castigo sin respuesta que recibía Ramírez, defecto inadmisible que en la carrera de este árbitro se ha repetido demasiadas veces sin que ninguna comisión u organismo emprenda acciones contra él. Dejando al margen la carencia de criterio o empatía del tercer hombre para intervenir (en anteriores peleas ha dejado incluso que púgiles rotos recibiesen puños durante más de diez segundos), lo cierto es que el resultado fue inesperadamente contundente, siendo la cuestión si fue Lebedev el que se mostró arrollador o si por el contrario Ramírez 22(17KO)-3(1)-1 no estaba en buenas condiciones. Dado que el ruso boxeo como es habitual en él, todo parece apuntar a que fue el visitante quien no rindió a su máximo nivel, pudiendo haber padecido algún tipo de dificultad que condicionase su actuación, puesto que en anteriores contiendas resistió golpes más potentes casi sin inmutarse ni interrumpir su presión.


En cualquier caso, Denis Lebedev 29(22KO)-2(1), es ahora el número 1 del peso crucero y después de periodos de gran dificultad se abre ante él una formidable recta final en su carrera. Y es que después de haber sumado una derrota muy polémica de forma dividida ante Marco Huck y un knockout ante el dopado Guillermo Jones (fue suspendido tras el combate), Lebedev ha sostenido una carrera perfecta en la que ha sumado victorias sumamente solventes tanto contra púgiles modestos como ante los oponentes de la élite. Si en los próximos años el formidable Lebedev logra seguir imponiéndose podría dejar su nombre entre los más elevados de la historia de la categoría, aunque de momento deberá centrarse en sus defensas mandatorias, la primera ante Beibut Shumenov (WBA) en septiembre y la segunda poco después ante Murat Gassiev (IBF), combate que sería seguido por un duelo obligatorio ante el durísimo Yunier Dorticos, retos de enorme envergadura y que serán una formidable oportunidad para que apunte su nombre en la élite libra por libra.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios