Demetrius Andrade – Willie Nelson (11/6/2016)

Turning Stone Resort & Casino, Verona, Estados Unidos.

Eliminatoria final WBC del peso superwelter (Torneo WBC)


Si el desarrollo del Provodnikov-Molina estuvo muy lejos de ser el esperado, el duelo de semifondo de este mismo evento tuvo también un devenir poco previsible. Y es que, en lugar de optar ambos por un ritmo pausado, las acciones se sucedieron con elevada frecuencia, lográndose además una espectacularidad mucho mayor de la esperada. Por último, Nelson, que hacia menos de un año había logrado una formidable victoria ante el imbatido Tony Harrison, ofreció una flojísima actuación, siendo totalmente superado en cada ámbito por el gran boxeo de Andrade.

La pelea no pudo comenzar mejor para el excampeón mundial, que tras llegar bien con su 1-2, estremecer a su oponente con un combo de hooks y hostigarlo con nuevos ganchos en las cuerdas, alcanzaría a la contra con un curvo diestro a su oponente y lo derribaría aparatosamente. Tras este primer asalto quedó claro que la victoria de Andrade antes del límite podría producirse en breve, pero éste prefirió no tomar riesgos innecesarios y aprovechó para explotar la neutralización total de Nelson que, aunque presionaba, a penas conectaba golpes, mostrándose sin recursos y excesivamente centrado en mantener su guardia cerrada. Por su parte, Andrade podía boxear cómodamente, anotando con total sencillez su directo zurdo al ataque o a la contra o impactando combinaciones rápidas y breves, como por ejemplo, doble hook zurdo arriba-hook diestro abajo o ganchos de ambas manos abajo-uppercut-directo. 


Esta solvencia ofensiva era facilitada por los convenientes cambios en la dirección del giro realizados por «Boo Boo», que igualmente solía rotar hacia la izquierda de su rival para aprovechar su condición de zurdo y perjudicar a su diestro contrincante. Con todo, Nelson esporádicamente reaccionaría, como cuando en el tercer asalto conectó un brutal uppercut diestro que sacudió la cabeza de su oponente, demostrando que no estaba batido. En cualquier caso, a pesar de estos ataques sumamente aislados, Andrade dominaba ampliamente la contienda a través de su precisión y su elevado dinamismo, que le permitía eludir fácilmente la presión y que incluso le valía para dejar detalles de calidad, como ataques explotando los ángulos, uppercuts seguidos por ágiles esquivas o hooks diestros sucedidos por giros.


Con Andrade conociendo perfectamente los puntos débiles de su oponente y con Nelson condicionado por la caída inicial, la pelea estaba rota. Así, los voluntariosos pero inefectivos intentos de «The Great» no fueron ni mucho menos suficiente, por lo que sólo logró embarrar un tanto el duelo con sus intentos de entrar en corta siendo detenidos por clinches. En el último tramo, la reacción de Nelson se hizo algo más consistente aunque Andrade supo utilizar bien los puños aislados o efectivas series al final de cada round para compensar el esfuerzo, logrando además desgastar a su rival, que en el onceavo episodio sufriría un knockdown. Con dos directos seguidos por un hook diestro Andrade pondría por segunda vez en la lona a Nelson, algo que llevó al desenlace en el doceavo episodio, en el que una combinación uppercut-directo-hook diestro llevó al tapiz nuevamente al desdibujado boxeador y al árbitro a detener las acciones.


Con esta dominadora y brillante actuación, Demetrius «Boo Boo» Andrade 23(16KO)-0 no sólo se imponía sin complicaciones a un peligrosísimo rival como Willie Nelson 25(15KO)-3(1)-1 sino que evidenciaba que sus posibilidades de coronarse ante Jermell Charlo son elevadísimas. Hay que recordar que este campeón WBC superwelter sólo adquirió su título con una especie de lucky punch que resolvió por KO Técnico una pelea que ya había perdido a los puntos, todo ello ante un John Jackson de calidad un peldaño por debajo del nivel de la élite. Por ello, parece evidente que Andrade podrá imponerse con su formidable precisión, excelente uso de las piernas y exactitud en la ejecución táctica. Con todo, aunque ahora Andrade ya es retador mandatorio y está listo para asaltar el mundial en este mismo momento, probablemente deberá esperar hasta 2017 para disputarlo, ya que es segundo retador de un Charlo que deberá cumplir primero con otra defensa obligatoria, la que le enfrentará, según la reformada estructura del torneo WBC, a Charles Hatley.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios