David Haye – Mark De Mori (16/1/2015)

O2 Arena, Londres, Reino Unido. Peso Pesado.


Tras un larguísimo periodo de inactividad, concretamente 42 meses, el excampeón unificado crucero y excampeón pesado David Haye retornaba a los cuadriláteros enfrentando a un modesto Mark de Mori como toma de contacto y como una esencial pelea de rodaje. Pero no mostrando ni un atisbo de baja forma por falta de actividad y saliendo muy agresivo para lograr un contundente triunfo, el púgil británico haría valer sus superiores recursos para lograr una rápida victoria. En un inicio De Mori se desplazaría por el ring tratando de eludir la presión de su rival, aunque un veloz Haye conectaría sin dificultades el jab y el 1-2 junto a unos eventuales hooks arriba y abajo cuando logró sobrepasar la defensa dinámica de su rival. El australiano estaba cumpliendo con la peores expectativas y prácticamente sólo impactaría en lo poco que se prolongó la pelea un swing diestro que su oponente bloquearía antes de alcanzarlo con un contundente jab. 

Muy pronto, el local anotaría un potente 1-2 seguido por hooks zurdos arriba y abajo, golpes que junto a varios ganchos al cuerpo harían que De Mori comenzase a fijarse preparando su derrota, que parecía inevitable y tan sólo aplazada por los errores de Haye debido a su precipitación en el ataque. Así, después de que el visitante saliese una vez de las cuerdas con un fallido croché zurdo, «Haymaker» lo volvería a poner de espaldas al ensogado con un 1-2 enlazado con cruzado zurdo y hook abajo, obligando a su hostigado rival a cerrarse totalmente para tratar de resistir. Calmadamente el excampeón esperaría el momento oportuno hasta que su adversario abrió la guardia y se atrevió a lanzar un tímido jab, que inmediatamente fue contestado por una fugaz y brutal derecha recta que, junto a varios hooks de ambas manos, llevaron a De Mori a la lona sin respuesta y al árbitro a decretar el KO.


Tal y como se preveía, los números engañosamente buenos del record de De Mori (adquiridos contra rivales muy modestos en su gran mayoría) y un posicionamiento excesivo por parte de la WBA (10º) no pudieron evitar que Haye lograse una victoria rápida y un retorno triunfal ante su público. Aunque muchos, justificadamente, señalarán que De Mori no es prueba suficiente para conocer el rendimiento futuro de David «Haymaker» Haye 27(25KO)-2(1), lo cierto es que éste lució muy bien en las pocas acciones que le dio tiempo a ofrecer, superando bastante las expectativas en cuanto a potencia y velocidad, por lo que se puede esperar que el británico pueda dar una adecuada imagen en más ambiciosos retos. Con todo, y a pesar de que parece en un gran estado de forma y preparado para intentar un asalto al mundial a medio-largo plazo, el combate por uno de los cinturones se debería aplazar y no ser el siguiente, tal y como pretende un sobreconfiado Haye. 


En cualquier caso, la búsqueda por parte de los campeones de grandes victorias que les lleven a un número 1 todavía accesible, así como sus obligaciones mandatorias podrían, afortunadamente para el excampeón británico, obligar a que Haye dispute algunos duros y adecuados tests que le pongan a punto para tan elevado objetivo y llamen la atención de los actuales titulares. Aunque, del mismo modo, sería un error enfrentar, como se rumorea, a un púgil sin título como el temible y prometedor Anthony Joshua, que en la siguiente actualización se situará como número 1 en dos organismos además de 2º en otro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *