Confirmados el 20 de julio mundiales Ioka-Lara y Wake Guzmán

Ha sido hecho oficial que el día 20 de julio en una misma velada, que tendrá lugar en el EDION Arena de Osaka, Japón, se disputarán dos peleas mundialistas, una por el cinturón regular WBA supermosca y otra por el absoluto IBF del peso supergallo vacante, duelos no equivalentes en cuanto al nivel de sus participantes ni a las expectativas que pueden generar.


En el primero de los enfrentamientos citados, el japonés Kazuto Ioka 19(11KO)-1 tratará de realizar la tercera defensa de su cinturón ante el retador voluntario Keyvin Lara 18(6KO)-1-1, boxeador que afrontará la mayor pelea de toda su trayectoria. En juego no sólo estará la corona regular supermosca, sino que, en principio, el ganador debería quedar muy cerca de un combate ante Juan Francisco «El Gallo» Estrada, supercampeón WBA que recibirá en los próximos meses la orden de defensa mandatoria y el inicio de la reducción de campeones en la categoría, en la cual la Asociación cuenta con tres titulares actualmente. Es por ello que tampoco se debe descartar que el campeón regular primero reciba la orden de defender ante el titular interino Stamp Kiatniwat, mientras se deja mayor margen a Estrada para que dispute un combate excepcional.


En el choque Ioka-Lara, el primero, que llega de batir en once asaltos a Juan Carlos Reveco, que tiene una experiencia infinitamente superior ante rivales de la élite y que ha sido monarca también en el peso mínimo y en el minimosca, partirá como abrumador favorito. Con todo, es más que probable que el nicaragüense Lara ofrezca una voluntariosa actuación que exija a Ioka trabajar intensamente para obtener el triunfo. Lara, de 21 años, sumó su única derrota en su primera pelea y de forma dividida, manteniéndose desde entonces invicto y obteniendo algunas buenas victorias en el circuito nacional, en el que ha desarrollado casi toda su carrera.

Respecto al otro combate, el Wake-Guzmán, se presenta muchísimo más interesante e intenso, al menos sobre el papel. Y es que en su primer campeonato, ambos púgiles, que son sumamente competentes, pelearán llenos de coraje y ambición por una corona vacante que les llevará a enormes peleas. Aunque el interés de la categoría supergallo de anteriores años ha oscilado bastante recientemente y en parte algunos de los mejores boxeadores de la división han ascendido o apuntan al peso pluma, todavía restan un gran número de sensacionales púgiles y oportunidades para cualquier monarca. Así, de esta lucha por el acceso a la cumbre se puede esperar mucho, tanto desde el punto de vista deportivo como desde el concerniente a las consecuencias.


Cabe recordar que en un inicio Shingo Wake 20(12KO)-4-2 era el mandatorio de Carl Frampton, pero como este dejó vacante su cinto para ascender al peso pluma, el japonés se convirtió en coaspirante al cetro vacante junto a un Jonathan Guzmán 21(21KO)-0 que venció una semieliminatoria ante Daniel Rosas en su última pelea en abril.


Sin que haya un claro favorito, quizás el dominicano parezca más capacitado para imponerse por cualidades técnicas y por su demoledora pegada, aunque habiendo disputado una única pelea ante un oponente de nivel alto, llevará desventaja ante Wake, que fue campeón continental OPBF con cinco defensas y que cuenta con dos grandes victorias ante el tailandés Mike Tawatchai y ante el imbatido prospecto Yukinori Oguni, entre otros rivales muy exigentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *