Confirmado oficialmente el campeonato pesado Martin-Joshua

En este fin de semana han tenido lugar cuatro confirmaciones oficiales de peleas mundialistas. En dos de los casos simplemente se certificó lo que ya se sabía desde hacia semanas, puesto que había sido confirmado extraoficialmente por partes implicadas en las negociaciones. Así, a la primera defensa mandatoria del campeón supermosca IBF McJoe Arroyo 17(8KO)-0 ante Jerwin Ancajas 24(16KO)-1-1 el 16 de abril, interesante duelo en el cual el magnífico retador tendrá muchas oportunidades de triunfo, se unió la confirmación de la sensacional unificación del peso crucero entre los campeones WBO e IBF, respectivamente Denis Lebedev 28(21KO)-2(1) y Víctor Ramírez 22(17KO)-2, un choque que tendrá lugar el 30 de abril y que puede ser el inicio de una unificación total de la división, algo que pretenden varios boxeadores de la élite.


Más sorprendentes que estas dos confirmaciones, dado que ambas ya se daban por hechas desde enero, han sido los anuncios de los siguientes rivales del campeón WBC mosca Román «Chocolatito» González 44(38KO)-0 y del campeón IBF pesado Charles Martin. En el primer caso, la sorpresa fue un tanto negativa, puesto que entre los diversos grandes nombres que se han barajado desde finales del pasado año como siguientes rivales potenciales del nicaragüense, y habiéndose dado por hecho desde diversos medios un muy interesante encuentro contra el habilidosísimo mexicano «Churritos» Hernández, finalmente el rival elegido para el 23 de abril será McWilliams Arroyo 16(14KO)-2, hermano gemelo del arriba citado McJoe. Este oro mundial como amateur, cayó derrotado, aunque con cierta polémica, en su primer mundial profesional ante el tramposo tailandés Ruenroeng, por lo que ante un rival infinitamente más exigente como el campeón González, las posibilidades de triunfo que se le dan son bastante pocas, motivo que ha llevado a que se produzcan algunas críticas contra el invicto noqueador por su elección de rival.

En cualquier caso, y aunque no deja de ser un combate muy interesante, no ha sido la elección de González ni de lejos tan arriesgada como la del titular del peso pesado Charles Martin 23(21KO)-0-1, puesto que dicho monarca ha elegido para su primera defensa nada menos que a uno de los tres retadores mundiales más difíciles de toda la división y al mayor prospecto, el temible Anthony Joshua 15(15KO)-0, a quien se enfrentará como visitante el 9 de abril en el O2 Arena de Londres, Reino Unido. Este extraordinario combate del peso pesado, que acompañará esta temporada a otros magníficos duelos que harán renacer la división, ha tenido una materialización inesperadamente rápida motivada por los intereses de ambos.


Por un lado, Charles Martin necesita, después de haber adquirido su título con nulo brillo y por lesión de su rival, una victoria contundente ante un gran oponente para tratar de demostrar que está listo para cualquier reto, que su encumbramiento no ha sido casual y que puede reinar prolongadamente. Para una primera defensa voluntaria se rumorearon como oponentes Artur Szpilka, Chris Arreola y Dominic Breazeale, pero con el primero operado por lesión, el segundo fuera por positivo en control antidopaje y el tercero habiendo dado una pésima imagen ante un desafortunado Amir Mansour, Martin decidió avanzar un duelo que se consideraba inevitable ante Joshua.


Y es que Joshua, tras batir a Dillian Whyte espectacularmente y fallar las negociaciones para un combate por el título EBU ante Dereck Chisora, quedó colocado como posible contendiente en una eliminatoria final IBF contra el durísimo Carlos Takam. De este modo, y si ganaba a Takam, a finales de año Joshua podría enfrentarse del mismo modo a Martin, por lo que ambos habrían decidido saltarse la espera y batirse directamente. En un inicio Joshua señaló que pretendía disputar el mundial en 2017 o finales de 2016 y después de haber superado alguna dura prueba antes, aunque dijo que si le llegaba la oportunidad mundialista antes no dudaría en aceptarla, algo que finalmente es lo que ha sucedido. Contando que era realmente complicada y arriesgada la eliminatoria ante Takam y llegándole la oferta mundial por el que se puede considerar como el monarca pesado absoluto más asequible que ha habido en más de una década, la decisión de Joshua lejos de parecer precipitada parece un gran acierto.


Así, Joshua partirá como abrumador favorito para coronarse en el Reino Unido y ante su público, siendo una tremenda sorpresa si Martin, el campeón, lograse retener su cinto, por paradójico que esto resulte. En cualquier caso, el Joshua-Martin es un sensacional combate que junto a los arriba señalados convertirá el mes de abril en realmente interesante, emocionante y magnífico para el boxeo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *