Chisora-Pulev por EBU pesado, Brähmer-Oosthuizen cancelado, WBA ordena Uchiyama-Fortuna

Los planes parecían claros para Anthony Joshua en los próximos meses, siendo considerado por muchos un hecho su choque ordenado ante Dereck Chisora 25(17KO)-5(2) por el título EBU, que se esperaba que se concretase en su anunciada próxima pelea del 9 de abril. Con todo, finalmente, Joshua se medirá a otro oponente en esta fecha, puesto que Chisora rechazó las ofertas económicas hechas por la promotora Matchroom Boxing, algo que llevó a dicha compañía a no apurar las negociaciones ni recurrir a subasta, sino sólo a retirarse de la pugna por el cetro de campeón de Europa (demostrando escasa voluntad por realizarla). En cualquier caso, Chisora permanece como aspirante al título vacante, por lo que el organismo que regula el boxeo europeo ha buscado al siguiente púgil ranqueado disponible para situarlo como coaspirante.


Éste es el búlgaro Kubrat Pulev 22(12KO)-1(1), que ya habría aceptado la oferta sellando la disputa del enfrentamiento. Y es que cabe mencionar que tanto Chisora como Pulev son manejados por Sauerland Event, por lo que la EBU ya ha anunciado que espera la fecha designada por la compañía alemana para la realización del choque. Así, y si bien el Chisora-Pulev será algo menos interesante para muchos que el posible cruce de británicos Chisora-Joshua, se confirma la disputa de un interesantísimo combate que alzará a la cumbre de los rankings al vencedor. Ambos llegarán a este enfrentamiento necesitados de una gran victoria tras superar varias peleas de rodaje que les recuperaron tras derrotas antes del límite decisivas en 2014: Chisora ante Fury y Pulev ante Klitschko.



El titular del artículo publicado por Rodney Berman en la página web de su compañía, la sudafricana Golden Gloves, resume con dureza la situación por la que pasa el en otro tiempo insigne prospecto semipesado Tommy Oosthuizen: «Tommy está acabado como peleador». Pese a lo contundente de la frase, Berman tiene motivos para su enfado, puesto que a las numerosas cancelaciones de peleas pactadas debido a la falta de profesionalidad del mencionado púgil ahora se suma una más y de mayor gravedad. 


El próximo combate del titular regular WBA Jürgen Brähmer 47(35KO)-2 del 12 de marzo contra Oosthuizen 25(14KO)-0-2 ha debido ser cancelado,ya que el retador ha señalado que no esta en forma para afrontarlo, dejando una vez más en una muy mala posición a la compañía Golden Gloves, que había apostado fuerte por su púgil en numerosas ocasiones. Según señala el mismo Berman, el top 10 Oosthuizen tendría algunas adicciones que le han llevado a esta situación crítica, en la cual su entrenador (que señala haberlo ayudado a salir incluso de embrollos con la justicia) ha decidido dejarlo también. 


Así, y dejando al margen la incógnita que supone el futuro del invicto púgil de 27 años Oosthuizen, habrá que aguardar las próximas negociaciones que Brähmer tratará de establecer con un nuevo oponente del top mundial para comprobar si la fecha del 12 de marzo sigue en pie o si se necesita aplazar su siguiente combate.



Antes de finalizar este artículo, y para no concluir con una mala noticia, hay que mencionar que hace tan sólo un par de días la WBA ordenó a Takashi Uchiyama 24(20KO)-0-1, supercampeón del peso superpluma, que iniciase las negociaciones para contender de forma mandatoria con el campeón regular Javier Fortuna 29(21KO)-0-1. Ambas partes tiene 30 días para llegar a un acuerdo para concretar un excelente combate entre dos de los mejores púgiles de la división. 


Si bien esta defensa obligatoria trunca los planes del japonés para batirse a Nicholas Walters, esto se produce como consecuencia del cumplimiento de sus requerimientos como monarca, una noticia excepcional llegando de la WBA. Pese a que parece lo lógico que se le exijan defensas mandatorias, en el largo reinado de Uchiyama la Asociación se ha mostrado numerosas veces excesivamente flexible con sus ordenes mandatorias, estancando la división, algo que ahora parece solucionar a la par que sigue reduciendo cinturones. 


Todavía resta por conocer si en el futuro se volverán a designar campeones regulares o interinos, pero en el lapso de unas pocas semanas la WBA ha ordenado y estructurado sus divisiones más que en muchos meses pasados, poniendo las bases para reducir los monarcas a uno en el peso pesado, el peso mínimo, el peso gallo, en el peso ligero y ahora en el superpluma. Así, y aunque no lo parezca, al fin y afortunadamente, la Asociación está cumpliendo el deseo de los críticos y los aficionados y está regresando a la cordura.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios