Charles Martin – Anthony Joshua (9/4/2016)

O2 Arena, Londres, Reino Unido.

Campeonato mundial IBF del peso pesado.


Si bien Martin merece crédito por la valentía de realizar como primer puesta en juego de su cinturón una defensa voluntaria ante el mayor prospecto de la categoría, además enfrentándolo como visitante, lo cierto es que Joshua con un rápido y contundente triunfo demostró el grado de casual que tuvo la coronación de «Prince Charles». Y es que este púgil sólo había batido a rivales de nivel medio hasta que recibió una inesperada oportunidad voluntaria como coaspirante al título arrebatado a Fury por la IBF, campeonato en el cual venció después de que su rival, Vyacheslav Glazkov, abandonase por una grave lesión en la rodilla. Así, con un record inflado y sobrevalorado por muchos críticos, Martin sucumbió ante un Joshua que ha recibido una buena preparación como profesional precedida por una gran experiencia como amateur, modalidad en la que llegó a ser oro olímpico.

Por lo que se refiere al desarrollo de la pugna, ésta se iniciaría con un habitual tanteo con el jab por parte de ambos contendientes, aunque pronto Joshua empezaría a probar suerte con su derecha recta, aislada o en 1-2, tanto al cuerpo como al rostro. El zurdo Martin, que giraba hacia su izquierda y se mantenía activo de piernas, podría minimizar el efecto de estos golpes inicialmente por su desplazamiento, pero era inevitable pensar, contando que su actitud ofensiva era muy baja (sólo lanzando tímidamente algún directo), que era cuestión de tiempo que el 100% de victorias antes del límite de su rival se pusiese de manifiesto de forma decisiva. En cualquier caso, parecía que el knockout llegaría en el cuarto o quinto asalto, cuando Joshua desplegase todo su potencial ofensivo, aunque no sería necesario esperar tanto.


En el segundo episodio, y después de anotar un hook de izquierda, Joshua alcanzaría a la contra con una terrible derecha directa a Martin cuando éste lanzaba su jab, golpe que provocaría que el monarca cayese a la lona. Aunque el visitante se alzaría y aguantaría unos segundos en pie, el tiempo que Joshua tardó en buscar el momento adecuado, una nueva derecha recta en circunstancias similares a las del primer knockdown conllevaría una nueva caída del estadounidense. Martin, que se mostraba afectado, tardó en alzarse hasta que el árbitro había pronunciado el número 8 de la cuenta, de modo que el tercer hombre detuvo el combate y decretó la victoria por KO de Anthony Joshua 16(16KO)-0, coronándose éste campeón mundial por primera vez en su carrera.


Es cierto que el árbitro podría haberse mostrado algo más flexible y haber permitido que el campeón continuase combatiendo, pero siendo rigurosos con el reglamento esta decisión ni fue injusta ni fue equivocada. Además, no resultaba necesario castigar de más a Martin 23(21KO)-1(1)-1, que afectado por las dos caídas vería su lentitud natural decisivamente agravada, exponiéndose a golpes muy peligrosos, sobre todo en la categoría máxima. Sea como sea, Joshua, que sólo una vez en sus 16 peleas ha superado el tercer episodio (ante Dillian Whyte), con este triunfo cumplía las previsiones que se hacían respecto a su carrera desde prácticamente su debut, pronósticos que fueron cada vez más apoyados y razonadamente sustentados con cada abrumadora victoria que conseguía. De todos modos, aunque ahora mismo Joshua, de sensacional condición física, demoledora pegada y buenos recursos tácticos, ha surgido como casi una figura imbatible que muchos consideran un futuro icono como Mike Tyson, siendo sinceros y justos de momento Joshua no se ha enfrentado a ningún oponente de la élite, a la que no pertenecía Martin pese a su condición de titular. Cabe recordar también que un Whyte que ni siquiera era top 15 estremeció a Joshua y con un poco de acierto lo podría haber llegado a noquear.


Es por eso que ahora comienzan las peleas verdaderamente exigentes y trascendentales en las que el magnífico Joshua deberá demostrar toda su capacidad, porque, pese a su juventud y potencial, todavía es en cierto modo una incógnita si sus cualidades serán suficientes, por ejemplo, para batir al ganador de la interesantísima eliminatoria Joseph Parker vs. Carlos Takam, ni que decir tiene para afrontar una unificación que ya se rumorea. De momento, y sin mirar tan lejos en el calendario, se sabe que Joshua regresará a los rings el 9 de julio contra un rival por confirmar, en un combate que se podría producir en el Wembley Arena, estadio con capacidad para 80.000 personas y utilizado para las mayores ocasiones boxísticas en el Reino Unido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *