Carlos Ruiz – Sebastián Díaz (1/7/2016)

El Plaza Condesa, Ciudad de México, México

En juego el título WBO Latino del peso superpluma.


El Ruiz-Díaz fue una interesante pelea que dejó un resultado controvertido, puesto que el segundo de ambos, que entró al ring lejos de ser considerado como favorito, ofreció una buena actuación y pareció merecer la victoria con cierta amplitud. Desde el inicio el zurdo Díaz mostraría gran peligro, acertando con el 1-2 y sobre todo con una mano izquierda lanzada aislada tanto en directo como en abierto cruzado. Dado que Ruiz esperaba para conectar a la contra el uppercut y el hook, se produjeron algunos breves pero intensos cruces de golpes, aunque éstos no fueron siempre decisivos para decidir al ganador del asalto. Al contrario, estando las acciones en la distancia media-larga era cuando se producían los golpes más claros y los ataques más importantes, siendo mayoritariamente realizados por un Díaz que por su superior envergadura dominaba con ese tipo de boxeo.


Por su parte «Fino» Ruiz estaba excesivamente expectante, de modo que sus potentes pero muy eventuales manos en 1-2 y hook zurdo eran insuficientes como para ajustar las acciones. Además, éste realizaba un escaso movimiento de cintura y de cabeza, por lo que daba facilidades a un Díaz muy preciso atacando desde lejos. Así, a medida de que la pelea consumía más minutos, Díaz comenzó a soltarse y a boxear con mayor firmeza, realizando entradas y salidas y algunas buenas esquivas que certificaron una sólida actuación. Pese a ello, algunos amenazantes contragolpes de Ruiz en hook diestro hacia el ecuador incomodaron un tanto a su oponente, que cedió ligeramente la iniciativa. De este modo, el favorito logró desplegar mejor sus ofensivas y conectar un seco jab y un duro uppercut.

Con todo, una vez que Díaz pudo reaccionar y compensar su bajo acierto momentáneo, en la recta final del encuentro optaría por un boxeo más dinámico, más alejado del centro del ring y escogiendo mucho más los golpes para no tomar riesgo, algo que le sirvió, ante un Ruiz con una escasa frecuencia de golpeo, para cerrar bien la contienda y parecer asegurarse el triunfo. Cabe mencionar que en el último round Díaz visitaría la lona tras recibir un gancho, aunque el árbitro estimó que había resbalado, no realizando cuenta. Sea como sea, aún no contabilizando el knockdown, los jueces inesperadamente no le dieron el triunfo a Sebastián Díaz 12(10KO)-2(1)-1, sino que dieron un polémico empate que le servía a Carlos «Fino» Ruiz 15(5KO)-2-1 para retener su título Latino WBO y no desmoronarse en el top 15 superpluma de dicho organismo. Las cartulinas fueron de 97-93 a favor de Díaz, 94-96 a favor de Ruiz y 95-95, siendo la puntuación de Bastión Boxeo de 97-93 a favor de Díaz.


Quizás la guardia zurda de su adversario (combinada con un largo alcance) generó más dificultades de las previstas a Ruiz, aunque no es demasiado cuestionable que tiene varios defectos defensivos que en futuras peleas ante rivales pertenecientes al top 15 podrían pasarle factura y no poder ser compensados por sus grandes cualidades. En cambio, Díaz, aunque le faltó capacidad para ser decisivo, salió muy fortalecido de esta pugna a pesar del injusto empate, ya que demuestró gran proyección y superiores aptitudes de las que su record no demasiado brillante podría reflejar para quienes no lo conocieran. En cualquier caso, teniendo Ruiz 23 años y Díaz 22, nada es definitivo en las carreras de ambos púgiles y ningún resultado es trascendentalmente negativo, por lo que deberán seguir trabajando para consolidar su progreso y mejorar los puntos más flojos de su boxeo, teniendo en cuenta que en el futuro ambos podrían generar grandes peleas y capturar buenos resultados en la división.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *