Breves: Haye pelea en mayo, eliminatoria Joshua-Takam, ordenan Payano-McDonnell, Flanagan-Mathews aplazado, Wlodarczyk regresa, etc.

Una vez más, noticias importantes se han acumulado a mediados de esta semana preparando la temporada alta de boxeo, sucediéndose las confirmaciones junto a los rumores y a las negociaciones avanzadas. Así abordamos un resumen de las más trascendentales:


El excampeón mundial crucero y pesado David «Hayemaker» Haye 27(25KO)-2(1), que regresó a los rings el pasado 16 de enero tres años y medio después de su último combate, sigue firme en su intención de volver a alzarse a la disputa de un campeonato y de combatir en los mayores encuentros posibles. Así, cuatro meses después de haber arrollado en un round a Mark de Mori, Haye ya tiene fecha y sede para su siguiente combate, que se producirá el 21 de mayo en el O2 Arena de Londres, Reino Unido. Si bien todavía no se conoce quien será su rival, es de esperar que éste suponga una prueba más que decente y mucho más exigente que De Mori, sobre todo, contando que Haye pretende cerrar la temporada con una tercera pelea ante un rival de la élite. En cualquier caso, parece que el duelo de mayo no será, como deseaba, contra un rival del top 5, así que sus posibilidades de éxito se mantendrán altas a la espera de conocer al rival.


Quién seguro que no será el oponente de Haye, afortunadamente para éste (que buscaba enfrentarlo), será el prospecto pesado Anthony Joshua 15(15KO)-0, que después de su siguiente encuentro, que se disputará el 9 de abril ante un rival por confirmar en el recinto arriba citado del O2 Arena, podría verse alzado, de ganar, a una eliminatoria final IBF. Y es que según ha revelado la Federación a los medios, si la sanción a Teper por dopaje no se altera, Joshua, 5º, y el camerunés Carlos Takam 33(25KO)-2(1)-1, 6º, boxeador que le sigue en los rankings, recibirán la orden de enfrentarse en una eliminatoria para decidir el primer retador mandatorio del nuevo campeón Charles Martin. De ese modo, el calendario para Joshua podría ser medirse a Chisora en abril por el cinturón EBU y posteriormente batirse en la segunda mitad del año al durísimo Takam, que ofreció una complicada pelea al mismo Povetkin y que supondría un formidable test para el invicto británico, que se encuentra en una temporada decisiva para su carrera.


En un principio, teniendo en cuenta los precedentes de los últimos años, de nefasto recuerdo, no parecía muy creíble la afirmación del nuevo presidente WBA Gilberto Mendoza, que señaló que pensaba reducir en gran medida el número de campeones en su organismo. Pero parece que semana tras semana, la Asociación lucha por deshacer los enredos creados en su pasado reciente, esfuerzo loable que se debe reconocer y apoyar, aunque no es conveniente celebrarlo antes de que se culmine el proceso ni sobrevalorarlo, ya que la WBA, al fin y al cabo, simplemente está cumpliendo con lo debido y nada más. En cualquier caso, después de suprimir la posición de supercampeón en el peso welter y superwelter, la configuración del torneo pesado y poner las bases para dejar un sólo campeón en el peso mínimo, ahora el turno le ha llegado al peso gallo. La Asociación ordenó ayer que el supercampeón Juan Carlos Payano 17(8KO)-0 inicie las negociaciones para enfrentar al retador mandatorio Jamie McDonnell 27(12KO)-2-1, campeón regular, teniendo ambos 30 días para pactar un duelo que reducirá de tres a dos los titulares en dicha categoría. Además, hay que valorar que el ganador seguramente reciba la orden de medirse al titular interino en breve, así que la WBA sigue en la buen dirección, una noticia muy positiva.


Añadiendo involuntariamente más leña al fuego, que no era ya pequeño, el campeón mundial WBO del peso ligero Terry «Turbo» Flanagan 29(12KO)-0 se ha visto obligado a aplazar por lesión el combate de revancha ante su compatriota Derry «Dirty» Mathews 38(20KO)-9(7)-2, que ahora tiene como fecha confirmada la del 12 de marzo y como sede la del Echo Arena, Liverpool, ciudad de nacimiento y residencia del aspirante. El motivo para este movimiento de la fecha es una lesión en los tendones de uno de los pies del monarca, que caracteriza su boxeo por la velocidad de sus desplazamientos. En cualquier caso, Mathews, que se quiere desquitar de la derrota de 2012 en la que incluso cayó a la lona, no ha tardado en señalar que el aplazamiento se debe al miedo del campeón por combatir contra él, además en su ciudad. Así, se suma tensión y atención de los aficionados locales a un encuentro que ya de por si había generado notable interés en las ciudades de ambos contendientes.


Cabe mencionar también el retorno del excampeón mundial crucero Krzsysztof Wlodarczyk 49(35KO)-3-1, que se ha mantenido inactivo desde que perdió su cinturón WBC ante Drozd en septiembre de 2014. En un principio se iba a enfrentar a Shumenov en diciembre de 2015 en combate por el título interino que éste posee, aunque el kazajo se retiró del combate a última hora, señalando muchos (debido a su trayectoria controvertida) que había cancelado el choque por simple estrategia. En cualquier caso, Wlodarczyk se quedó sin su pugna de retorno, por lo que ahora ésta parece que se concretará ante otro rival en el mes de marzo, momento en el que regresará a su Polonia natal para combatir después de haberlo hecho por última vez en 2012. De nuevo, el rival todavía no se conoce, pero debería ser un púgil de relativa exigencia para afianzar sus aspiraciones mundiales a medio plazo y posiblemente ranqueado, al igual que él, por la WBA. Respecto al campeón de dicho organismo, Denis Lebedev, hay que señalar que según ha trascendido esta semana habría iniciado negociaciones para una unificación con el campeón IBF Víctor Ramírez para mediados de año.


También cabe destacar de esta semana la confirmación de las fechas para los siguientes combates de dos destacados prospectos, uno estadounidense del peso supermedio y otro semipesado y ucraniano. El primero de ambos es el top 3 Jesse Hart 19(16KO)-0, que volverá a un ensogado el 18 de marzo, fecha en la que se batirá a un oponente por confirmar pero que será con seguridad el más exigente de su carrera hasta la fecha. Y es que, debido a que defenderá su título menor USBA (asociada a la IBF) en dicha pelea, cuyo ranking cuenta con buenos púgiles en la parte alta, Hart aprovechará la ocasión para dar un paso decisivo y posicionarse cerca de ser el retador mandatorio WBO en 2017, puesto que le disputará el prospecto danés Patrick Nielsen. Por otro lado, y en cuanto al prometedor púgil ucraniano Oleksandr Gvozdyk 8(6KO)-0, bronce olímpico y actual 20º WBC del peso semipesado, tras disputar una última pelea de rodaje el 13 de febrero ante un oponente por certificar, se batirá el 9 de abril (en la cartelera del Bradley-Pacquiao III) al exretador mundial Nadjib Mohammedi 37(23KO)-4(3) que, más allá de su pobre actuación ante el terrible Kovalev, es un boxeador duro y competente que cuadriplicará en combates disputados a su oponente. Así, Gvozdyk tendrá una inmejorable oportunidad en una gran cartelera para dar un paso al frente y presentar su candidatura en la élite del interesantísimo peso semipesado.


Finalmente, antes de cerrar el artículo hay que mencionar unos cuantos rumores que podrían verse confirmados en las próximas semanas, siendo éstos la primera defensa de Nonito Donaire ante Zsolt Bedak el 23 de abril, el tercer enfrentamiento Donnie Nietes vs. Moisés Fuentes el 21 de mayo, la realización del Abner Mares vs. Fernando Montiel en marzo, un posible choque entre Ruslan Provodnikov y Adrián Granados o las especulaciones sobre un cruce con mundial en juego entre Cotto y Márquez (el segundo de los cuales ha señalado que disputará dos y no una pelea antes de retirarse) o un segundo duelo Cotto-Canelo en el mes de junio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *