Anthony Dirrell – Caleb Truax (29/4/2016)

Trump Taj Mahal, Atlantic City, Estados Unidos. Peso Supermedio.

Después de las malas actuaciones de los campeones mundiales Badou Jack y James DeGale resulta inevitable que muchos se pregunten ahora con más fuerza qué esperanza le queda a la división supermedia de regresar a la brillante época pasada. Pues bien, actualmente esta expectativa a corto plazo es baja, contando que la mayoría de los top 15 son bastante mediocres y que en la WBA el monarca es un Felix Sturm de peor rendimiento reciente que los anteriores púgiles citados y que podría ser incluso suspendido por dopaje. Con todo, quedan un puñado de esperanzas para devolver parcialmente el interés a la categoría, perspectivas que, de forma simplificada, pasan por tres nombres: el campeón WBO Gilberto Ramírez, el excampeón WBA Fedor Chudinov, el retador mandatorio WBC Callum Smith y el también extitular mundial del Consejo Anthony Dirrell, que el pasado viernes ofreció una actuación verdaderamente excelente. Y es que, dejando de lado la posible pérdida de  encaje de Truax tras su dura derrota ante Daniel Jacobs, Dirrell se mostró sumamente solvente para deshacerse de su complicadísimo rival en algo más de un minuto. 


Tras un tanteo de ambos contendientes con el jab, golpe con el cual Dirrell pareció ser más efectivo, «The Dog» probaría suerte con la combinación hook diestro al cuerpo enlazada con hook zurdo al rostro, puños que precederían una tenue contra en derecha recta. Pocos instantes después, y con Truax habiendo anotado un directo al cuerpo y otro al rostro encadenado con gancho de izquierda, Dirrell impactaba un certero 1-2 en el mentón que arrojaría contra las cuerdas a su oponente. Así, tras dos hooks zurdos y una derecha directa, rematados por otro recto cuando Truax 26(16KO)-3(2)-2 intentaba huir, Dirrell se anotaría el primer knockdown del choque y pondría las bases de la conclusión, que llegaría en la reanudación: un nuevo directo, seguido por un 1-2 y un gancho de izquierda derribarían por segunda vez a «Golden» y obligarían al árbitro a detener las acciones.


Por ello, Anthony Dirrell 29(23KO)-1-1, que nuevamente dio una voltereta en el aire hacia atrás al consumar su triunfo, demostraba estar listo para cualquier reto en la división y para intentar reclamar el cinturón que perdió hace un año. Porque, más allá del factor sorpresa, Dirrell hizo valer una sensacional velocidad de manos combinada con un buen equilibrio y una gran puntería para hacer parecer muy sencillo un combate que podría haber sido verdaderamente exigente. En virtud de su abrumadora actuación, Dirrell ha surgido de nuevo como uno de los nombres más destacados del peso supermedio y como uno de los púgiles en mejores condiciones para asaltar el cinturón mundial, al cual quedará muy cercano por la WBC (lista en la que era 3º antes de esta victoria). Sin duda, muchos podrán argumentar lógicamente que Dirrell no puede ser una alternativa real al reinado de Jack cuando este mismo púgil le arrebató el cinturón. De todas formas, hay que recordar que esta derrota fue muy controvertida y que el estadounidense mereció retener su título a pesar de las desacertadas cartulinas de dos de los jueces, factor al que se debe añadir la nula evolución en su boxeo por parte del sueco-gambiano.


Es por esto que Dirrell tiene una incuestionable oportunidad de volver a reinar, aunque para poder demostrar sus capacidades en un mundial debería tener que esperar todavía durante mucho tiempo, ya que después de la unificación de coronas Jack-DeGale, Callum Smith accederá al mundial de forma mandatoria. Aun así, si DeGale gana y, como pretende, asciende al peso semipesado, es posible que Smith y Dirrell sean designados coaspirantes al cetro vacante del Consejo.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios