Andre Berto – Victor Ortiz II (30/4/2016)

StubHub Center, Carson, Estados Unidos. Peso Welter.


Tras un primer asalto marcado por la inactividad y en el que ambos se limitaron casi exclusivamente a medirse con el jab, Ortiz comenzaría a desplegar su mejor boxeo a partir del segundo episodio. Quizás condicionado por el hecho de que en el round inicial había sufrido un preocupante corte a causa de un choque de cabezas, «Vicious» aumentaría su agresividad y acompañaría su desplazamiento en torno al centro del ring (dominado por Berto) lanzando el 1-2 y el hook de izquierda abierto enlazado con un afilado jab, golpes que llegaron claros contra su oponente. Por su lado, Berto comenzaba a mostrarse, como tantas otras veces, excesivamente expectante, falto de recursos y un tanto desdibujado tácticamente.

Así, todavía en el segundo episodio, Ortiz (que recurría al cruzado diestro para abrir la guardia de su rival) se desplazaría lateralmente en una dirección y en otra hasta que encontró el hueco para impactar un directo zurdo aislado que lanzó sobre la lona al púgil de origen haitiano. Afortunadamente para Berto el round terminó segundos después, de modo que su adversario no pudo explotar la brecha hallada. De todos modos, el dominio de Ortiz se hizo más firme todavía en el tercer episodio, en el que anotaría nuevamente el 1-2 y el directo zurdo aislado empezando a descolocar seriamente a un Berto que, perdido, lanzaba el directo y el gancho zurdo sin hacer diana.


A pesar de que las esquivas y las entradas y salidas del dinámico Ortiz completaban su acertada actuación, en la que parecía estar encaminado a la victoria, una súbita mano aislada a la contra cambiaría el signo de la pelea. Al entrar expuesto detrás de un jab, Ortiz sería alcanzado por un uppercut diestro que le estremeció y lo derribó, knockdown del que se alzaría muy tocado sólo para ser hostigado por Berto con rectos y ganchos zurdos hasta que nuevamente cayó a la lona. Por segunda vez Ortiz se alzó pero, con la mirada perdida, no respondería a las preguntas del árbitro, que decretaría el final de las acciones. Por ello, en un giro de los acontecimientos, Andre Berto 31(24KO)-4(1), que había sido dominado por un Ortiz mucho mejor técnica y tácticamente, conectaba una mano solitaria que al igual que le sucedió ante Josesito López le sirve para apuntalar inmerecidamente su carrera.


Y es que enfrentado al citado púgil, a Berto le sucedió algo muy similar, cediendo los rounds inactivo de manos y sin capacidad de respuesta hasta que un error de López le abrió la puerta a un knockout técnico en el sexto episodio. En cualquier caso, la pelea demostró que los expertos que afirmaban que Berto era algo así como un candidato al top libra por libra y que se impondría por un superior boxeo se equivocaban, mientras que un Ortiz que afirmó que lograría reivindicarse como un púgil inmerecidamente infravalorado sólo tuvo éxito parcial, puesto que, si bien su actuación fue en líneas generales mejor, de nada le sirve esto si es noqueado en el cuarto episodio del enfrentamiento. De este modo, Ortiz 31(24KO)-6(5)-2 ve entrar su carrera en un punto crítico en el que ha sumado derrotas antes del límite ante los cuatro últimos púgiles destacados a los que se ha medido, por lo que no es posible saber si tendrá la moral suficiente como para buscar una nueva reorganización. Por su parte Berto, aunque algunos afirmarán que las victorias son victorias mientras se consigan de forma reglamentaria, no cabe duda de que muy difícilmente está capacitado para vencer a un boxeador en buena racha, con su encaje intacto y perteneciente a la élite de la categoría, duelo al que seguramente se verá lanzado en los próximos meses tras esta crucial victoria.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios