Ana Laura Esteche – Farida El Hadrati (1/4/2016)

Zénith d’Auvergne, Cournon-d’Auvergne, Francia.

Campeonato mundial WBA femenino del peso superligero.


Un breve tanteo durante el primer asalto, en el que los jabs de El Hadrati precedieron contraataques con el gancho y el directo, dio paso a unos intercambios de golpes tan desordenados como peligrosos, cruces que serían una tónica general durante todo el enfrentamiento. En cualquier caso, entre las numerosas entradas en clinch que también condicionaron e hicieron deslucida la pelea, la francesa lograría eventualmente hacerse los suficientes espacios para entrar y salir con el 1-2 o para establecer el jab ante una Esteche más lenta y con dificultades para desplegar su boxeo, que recibía también contragolpes en cruzado diestro. Aunque la presión de la campeona era notable, sus golpes claros eran muy poco cuantiosos, dedicando mucho esfuerzo a intentar pegar con el hook cuando ambas se encontraban en un agarre.

A pesar de que en los dos primeros asaltos El Hadrati estaba consiguiendo ventaja, un knockdown en el tercer episodio igualaría las tarjetas, caída que fue protestada por la aspirante pero que fue clara, ya que visitó la lona tras recibir un hook diestro. Este incidente espolearía a la argentina, que vio la posibilidad de ganar antes del límite, por lo que, tanto al final del tercer episodio como ya en el cuarto, intensificaría su ofensiva y conectaría fuertes uppercuts. Con todo, tras unos instantes para reorganizarse, El Hadrati recuperaría el orden en su boxeo, conseguiría hacerse de nuevo espacios y haría valer sus directos para neutralizar a su oponente. Así se inició un periodo de dominio sostenido de la invicta retadora, que mostrándose mucho más ortodoxa y precisa (y haciendo gala de un gran estado de forma), utilizaría con acierto la derecha aislada, el 1-2 o el 1-2-1 para amenazar con desdibujar seriamente a la titular mundial, a la que alcanzaría también al contragolpe y se impondría por velocidad en los cruces.


La visitante seguiría conectando peligrosas manos aisladas en gancho zurdo o en directo, pero llegando éstas de forma discontinua y no pudiendo cortar el ring de la manera necesaria, debería esperar al séptimo episodio para buscar la reacción. En el mencionado round «La Monita» superaría los combos de rectos de la retadora con un buen trabajo con sus potentes curvos, que impactaría en uppercut diestro, gancho también de mano derecha y hook zurdo al hígado. A pesar de ello, El Hadrati tiraría de tenacidad en el octavo round para no dejar escapar el control, siendo tanta su voluntad que incluso cuando erraba un 1-2 avanzando lanzaba otro seguidamente de forma muy arriesgada con tal de conectar golpes. Cabe mencionar que El Hadrati realizó numerosas irregularidades en los continuos clinches que debieron haberle valido el descuento de un punto, algo que se hizo flagrante cuando empujó con su antebrazo el cuello de su oponente.


De todos modos, aunque ella no sufrió penalización, sí la recibió en el noveno round una Esteche que también había cruzado el límite del reglamento bastantes veces durante las incesantes entradas en clinch que embarraron el enfrentamiento. Amenazada con la derrota tanto por el transcurso de las acciones como por el descuento de un punto, Esteche se volcaría más en el ataque en lo que restaba de combate, recibiendo certeras contras en directo en el noveno episodio a causa de su sobreexposición pero logrando anotarse el décimo asalto a base de un buen uso de los hooks. Terminados los diez rounds del campeonato femenino, los jueces tuvieron la responsabilidad de puntuar el choque, igualado en líneas generales por la imprecisión en los intercambios de ambas y por unas constantes entradas en clinch que no permitían progresar a ninguna de las dos. De todos modos, El Hadrati 9(5KO)-0-1 pareció merecer la victoria por su superior claridad de golpeo y por un mayor número de golpes conectados, pero los jueces no lo vieron así, y con unas controvertidas cartulinas de doble 94-94, empate, y un mucho más justo 97-91 a favor de El Hadrati, se llegaba a un empate por decisión mayoritaria.


Las tablas servían a Ana Laura Esteche 11(2KO)-4-3 para retener por segunda vez su cinturón, aunque tanto su actuación (que dejó mucho que desear) como sus resultados recientes dejan entrever una obvia crisis. Si bien Esteche se impuso con amplio margen en las tarjetas para capturar su título ante Mónica Acosta, ante la rusa Svetlana Kulakova sumó un empate también muy polémico, que fue seguido por una victoria dividida (controvertida también) ante Fernanda Alegre y una derrota mayoritaria ante Adela Peralta, aunque sin el título en juego. Así, queda muy claro que Esteche necesita un cambio de rumbo en su preparación y planteamiento táctico si no quiere terminar por perder su cinturón mundial.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios