Adonis Stevenson – Thomas Williams Jr. (29/7/2016)

Centre Videotron, Ciudad de Quebec, Canadá.

Campeonato mundial WBC del peso semipesado.


Sabiendo que su rival era mucho más exigente que los enfrentados en sus últimas peleas, Stevenson no dejó lugar a la duda y se mostraría activo desde el inicio con su directo zurdo, golpe que impactaba aislado o en 1-2 con enorme dureza. Williams trataba de responder con sus directos y de realizar esquivas de cintura pero. manteniéndose un tanto rígido en cuanto al uso de sus piernas, no tardó en ser alcanzado por un izquierdazo descendente que lo derribó sobre la lona. Aguantando como pudo hasta el final del asalto, Williams conseguiría ya en el segundo round recomponerse y, aunque Stevenson controlaba bastante bien las acciones e insistía con su 1-2, el aspirante lograría acortar la distancia valientemente, impactar tres buenos directos y algunas combinaciones de hooks que dañaron un tanto a Stevenson.

Habiendo demostrado ambos capacidad para romper la resistencia de su oponente, la pugna en el tercer asalto sería durante algunos instantes menos intensa, pero de pronto dejaría durísimos golpes y grandes alternativas. Si bien Williams conectó un fuerte uppercut sería estremecido por un terrible directo de Stevenson, que igualmente debería soportar contragolpes muy peligrosos en uppercut y hook que le movieron un tanto. Tras este contendido round ambos parecieron llegar a la conclusión de que el cuarto episodio era el momento para decantar el choque, de modo que intercambiaron golpes con elevado ritmo, conectando ganchos y uppercuts en considerable número y con notable claridad. Con todo, aunque estas acciones se mantuvieron aparentemente igualadas, Stevenson por su mayor pegada salía inevitablemente reforzado, algo en lo que jugó un papel muy importante su gran uso de la mano izquierda repetida arriba y abajo.


Así, Williams terminó por sufrir desgaste, materializado en entradas en clinch, que no evitaron que poco después una nueva izquierda, seguida por gancho diestro y uppercut, lo estremeciese. Éste sería el principio del fin, puesto que unos instantes más tardes, Stevenson atacaría con un hook al cuerpo seguido por un doble jab que llevó contras las cuerdas a Williams, que sería alcanzado por un brutal hook de izquierda al mentón que lo lanzó a la lona sin que pudiese responder a la completa cuenta del árbitro. Por ello, Adonis «Superman» Stevenson 28(23KO)-1(1) conseguía una espectacular victoria por KO en el cuarto asalto de una pelea corta pero emocionante de la que inevitablemente saldrá muy reforzado. Y es que, aunque muchos pueden alegar que Williams 20(14KO)-2(2) no es un boxeador de la élite del peso semipesado y que su victoria ante Edwin Rodríguez tuvo una cierta carga de azar, lo cierto es que el estadounidense es un boxeador muy exigente y peligroso, algo que demostró durante la pugna, por lo que no se puede valorar de menos esta importante victoria de Stevenson.


En cualquier caso, a pesar de que el triunfo del haitiano-canadiense fue brillante y le permite recuperar parte de la atención perdida en los últimos dos años, todavía no puede compensar la ventaja que Kovalev le saca en cuanto a hegemonía en la división, menos aún si el ruso logra batir en noviembre a Ward (quien igualmente sería número 1 indiscutible semipesado si vence a Kovalev). Por ello, y sin que se vea en el horizonte la concreción de un Kovalev-Stevenson o de un Ward-Stevenson, al monarca WBC sólo le queda de momento centrarse en su exigente defensa mandatoria ante Eleider Álvarez, púgil al que se medirá a finales de año y que por sus excelentes golpes aislados y su control del ring parece una prueba dificilísima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *