Takashi Miura – Francisco Vargas (21/11/2015)

Mandalay Bay, Las Vegas, Estados Unidos. 

En juego el cinturón mundial WBC del peso superpluma.


Uniéndose a otros candidatos a mejor combate del año como el Fonfara-Cleverly, el Huck-Glowacki o el Martínez-Salido, el Miura-Vargas fue una espectacular y emocionante pelea entre dos de los mejores superplumas actuales, un duelo durísimo e intenso en el que ambos contendientes debieron superar caídas y las potentísimas manos de su contrincante. El retador mandatorio Vargas iniciaría la pelea de excelente forma y demostrando su voluntad de hacerse con el título mundial. Girando hacia su izquierda para evitar la poderosa mano zurda del campeón, el mexicano tomaría rápido control de la pelea con el jab y el directo diestro, logrando todavía en el primer round poner en serios apuros a un Miura al que estremeció con un hook diestro seguido por una rápida series de curvos y rectos. A pesar de que se tuvo que agarrar para pasar el mal momento y recibió fuertes uppercuts en corta, el titular mundial reanudaría su presión en el segundo round, episodio en el que se producirían intensos intercambios de golpes en los cuales Vargas saldría mejor parado por una sensacional combinación de velocidad, precisión y potencia, materializada en ganchos diestros, cruzados zurdos y uppercuts.

Si bien Miura encontraba dificultades notables tanto en la larga, firmemente dominada por su rival, como en la corta, en la que progresaba algo más, a base de insistencia y valentía lograría en el tercer asalto igualar todavía más las acciones con un repetido directo zurdo y fortísimos ganchos encadenados. Pero todavía la mejor respuesta del japonés estaba por llegar, y es que en el cuarto episodio gracias a su demoledor recto zurdo lograría tumbar al resistente Vargas, que afectado y con un serio corte se pondría de pie y debería agarrarse para superar los últimos instantes del ya casi terminado round. Mucho se equivocaba Miura si pensaba que en el quinto asalto podría desbordar a Vargas, que trató por todos los medios de contragolpear con hook y uppercut la fuerte presión del campeón, que se anotó el round con terribles directos de izquierda y cruzados con esta misma mano. De todos modos, Vargas pareció en el siguiente round más restablecido, variando las trayectorias e impactando de igual forma el directo, el hook zurdo abajo, el hook diestro arriba o el uppercut de mano adelantada.


El séptimo episodio dejaría igualada la pelea tanto en las acciones como en las puntuaciones, puesto que Vargas parecía más efectivo en el boxeo con espacios aunque Miura lograba entrar en la corta bajo su directo zurdo, conectando en una distancia más próxima menos golpes pero quizás decisivamente más potentes. De nuevo el octavo asalto dejaría descarnados e igualados intercambios de golpes, pero cerca del final Vargas sería nuevamente estremecido por el formidable directo zurdo de Miura, puño que le llevó hacia las cuerdas afectado y le obligó a entrar en clinch para pasar el apuro. Así, pareció que el campeón podría estar muy cerca de la victoria, pero Vargas sólo necesitó unos segundos del noveno round para truncar ese objetivo. Con una derecha directa seguida por un uppercut y un cruzado, ambos zurdos, precedería un magnífico 1-2 que arrojaría sobre la lona a Miura, que tuvo enormes dificultades para ponerse en pie. «El Bandido» no desaprovechó la oportunidad, y con una multitud de rápidos directos y curvos intercalados por los desesperados agarres de Miura llevaría finalmente al árbitro a detener la pelea, consiguiendo así Francisco Vargas 23(17KO)-0-1 no sólo un brillante y trabajado triunfo por KO Técnico en el noveno round, sino también el cinturón mundial WBC del peso superpluma.


Aunque verdaderamente fue una pelea sensacional, según apuntó el manager de Vargas no se producirá una revancha inmediata, deseada por los aficionados y los críticos, ya que desde el equipo del mexicano consideran que una actitud carente de respeto de Miura no le hace merecedor de dicha oportunidad, que señalan que deberá ganarse de forma mandatoria. Si bien algunos expertos consideran que Miura dominaba la pelea hasta el noveno round, lo cierto es que el encuentro estaba sumamente igualado tanto en las tarjetas como en las acciones y Vargas había ofrecido un excelente boxeo durante los primeros rounds y había superado la caída de forma impresionante, plantando cara en todo momento. Por ello y debido a que su boxeo es más versátil que el del japonés, algo que fue clave en la victoria de Vargas, el nuevo campeón se alza como un rival formidable que partiría como favorito en un eventual segundo cruce ante Miura 29(22KO)-3(2)-2, quien añade siempre un enorme factor de riesgo por su enorme pegada. En cualquier caso, el nuevo titular, que ahora entrará en un largo periodo de defensa voluntaria, parece un candidato principal a ofrecer magníficas peleas en los próximos años y ya apunta a un posible duelo contra Rocky Martínez u Orlando Salido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *