Soliman-N’Dam eliminatoria IBF del peso medio, segunda oportunidad para ambos

Normalmente los organismos estipulan eliminatorias con menor frecuencia de lo que sería adecuado y no llevan una misma política en todas las divisiones, designando en muchas ocasiones a los retadores de forma directa, a veces de manera cuestionable. De hecho, en la WBA ni siquiera se crean eliminatorias, sino que el opaco método de titulares interinos sustituye esta opción, algo que se materializa de facto en que los campeones interinos tardan mucho más de un año en alcanzar duelos mandatorios contra los campeones regulares, si es que logran llegar a ellos. Esto tiene una clara excepción, puesto que la IBF utiliza el sistema de eliminatorias de forma clara y homogénea en todas las divisiones (excluyendo contados casos), de tal modo que sólo mirando a los rankings se puede intuir el cruce eliminatorio que finalmente se decretará. Una vez estipulado, el púgil conforme a sus mejores intereses podrá rechazar la opción, pero esta justa oportunidad no le faltará.

En cualquier caso, este afán eliminatorio a veces se lleva a un nivel de excesiva previsión (emulado con menos atino todavía por otros organismos eventualmente), decretando duelos que llevan al vencedor a la posición de alcanzar una eliminatoria final, sistema que en ocasiones en lugar de clarificar confunde a críticos y aficionados. Hace tan solo unos días la IBF ha decretado una de estas eliminatorias, que llevará al vencedor a posicionarse como número 2 del ranking, aunque en esta caso particular el movimiento no carece totalmente de sentido. En dicha eliminatoria, que no es final pero si oficial, se enfrentarán el veterano excampeón mundial australiano Sam Soliman 44(18KO)-13(1) y el doble retador Hassan N’Dam 31(18KO)-2, dos púgiles que más allá de sus limitaciones siempre ofrecen esfuerzo y competidos combates. Ambos ya han llegado a un acuerdo para medirse el 21 de noviembre en París, Francia, en un enfrentamiento muy interesante en el peso medio que se dibuja como una merecida segunda oportunidad para ambos. Y es que son las características de sus recientes derrotas las que han llevado a la Federación a crear una eliminatoria a modo de semifinal.

De un lado Soliman perdió su título de campeón en octubre boxeando literalmente cojo contra Jermain Taylor, dejando una gran muestra de voluntad y coraje llegando a consumir todos los asaltos del cruce. Posteriormente, en su última pelea caería de forma controvertida, por no decir manifiestamente injusta, por decisión dividida ante el invicto Dominic Wade. Aunque estas dos derrotas hubiesen llevado a los demás organismos a desplomar a Soliman de sus listas, la IBF ha tenido en cuenta las condiciones especiales en que se produjeron para darle esta semifinal, en la que se tendrá que ganar el puesto si quiere acercarse a la eliminatoria final y no descolgarse. Por el otro lado encontramos a un N’Dam que perdió en un durísimo y espectacular combate por el cetro IBF vacante ante David Lemieux, púgil al que llegó a desestabilizar en algunos momentos a pesar de haber sufrido N’Dam cuatro knockdowns, llegando también a consumir los doce asaltos. En otros organismos tras perder en combate por el cetro vacante N’Dam podría incluso haber desaparecido del top 15, pero con acierto la Federación lo mantuvo.


Así, sin llegar a ser duros ni beneficiarlos de forma excesiva, ambos disputarán una pelea que llevará al vencedor a mantenerse en la pelea por el cinto, no pudiendo afirmar el perdedor que se ha visto perjudicado por las decisiones de los despachos. Aunque todavía no ha sido anunciado el rival, el vencedor del Soliman-N’Dam alcanzará en 2016 una eliminatoria final.


Al margen del citado combate, hay que recordar que ya hay una eliminatoria final para este 2015 que se producirá el 17 de octubre entre Tureano Johnson y Eamonn O’Kane, duelo que formará parte de la velada en la que Golovkin unificará coronas contra Lemieux, debiendo los vencedores de ambos cruces enfrentarse el próximo año de forma mandatoria. Aun así, los planes para que el nuevo titular unificado se mida al ganador del Cotto-Canelo Álvarez y posteriormente el vencedor de ambos combates se enfrente a Andy Lee, dejando a un único campeón en la categoría, podrían aplazar el asalto titular del ganador del Johnson-O’Kane muchos meses. Por ello, en este punto, es bastante difícil que la nueva eliminatoria que no es final aclare la ya complejísima situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *