Saúl Juárez – Adrián Hernández (8/8/2015)

Arena Coliseo, Ciudad de México, México. Peso Mosca.


Tan solo tres meses después del primer cruce entre Juárez y Hernández, saldado con victoria de Juárez por KO Técnico en el último asalto a consecuencia de un corte por golpe, ambos volvían a enfrenatarse de nuevo para dirimir dudas, enfrentamiento que se desarrollaría de igual forma disputado y emocionante. Juárez arrancaría ofreciendo un bueno boxeo dinámico que, apoyado en un insistente jab y en un efectivo uso de los ganchos, le valdría para hacerse con el asalto inicial. De todas formas Hernández amenazaba constante con golpes de poder que no tardarían en causar estragos, ya que tan pronto como en el segundo round impactaría un brutal gancho diestro al rostro, seguido por nuevos golpes de esta mano, que terminarían por hacer caer sobre la lona a su rival. No podría «El Confesor» poner punto y final al encuentro en la reanudación pero, con su rival en recuperación durante los siguientes rounds, seguiría conectando contundentes golpes en hook que le pusieron por delante en las cartulinas de los jueces.


Pese a los problemas de Juárez, éste no optó por correr el ring inmediatamente y así buscar su más efectiva táctica en la distancia larga, sino que de forma más habitual de lo que era adecuado se quedaba próximo a su rival para conectar certeros contragolpes, destacando sus cruzados de mano diestra. Si bien este planteamiento le dio resultado, el peligro de los fuertes ganchos de Hernández seguía estando muy presente y seguía cobrándose su precio, por lo que Juárez, cada vez más repuesto de la caída, comenzaría hacia la mitad del encuentro a reanudar su dinámico boxeo de apertura de ángulos y sus ataques entrando y saliendo. En base a esto, y pese a que los rounds se desarrollaban igualados, Juárez comenzó a acortar distancia en las cartulinas y a tomar el control del combate. 


Llegado al octavo asalto Hernández pareció acusar desgate, por lo que por primera vez en la pelea comenzaría a retroceder. Así el control de Juárez se fue ensanchando, a la vez que seguía impactando su magnífico cruzado diestro, el jab y los ganchos en variación de trayectorias. Pese a ello Hernández no llegó a ceder y daría batalla hasta el final, impactando en el último asalto todavía un durísimo gancho zurdo. Con el combate concluido los jueces tuvieron la difícil tarea de puntuar el disputado combate, que estuvo tan parejo que dejó un resultado de decisión dividida. Pero con tarjetas de 96-94 y 96-93 a su favor y una contraria de 93-96, Saúl «Baby» Juárez 22(12KO)-4(1) se hacia con una trabajada pero merecida victoria. La puntuación de Bastión Boxeo es de 96-93 a favor de Juárez.

El encuentro, que en líneas generales puede ser considerado un choque de estilos, estuvo marcado por el avance constante de un tenaz Hernández 30(19KO)-5(4)-1 que conectaría durante la pelea las manos más potentes, aunque un Juárez con buen desplazamiento y que se mostró habilidoso sabría aguantar, pese a las dificultades iniciales, las arremetidas de su contrincante. Para ello pudo apoyarse en su gran contraataque y su precisión, aspectos fundamentales de su victoria que le sirvieron, al igual que la frecuencia de golpeo, para decantar a su cuenta rounds muy igualados. Con una nuevo triunfo consecutivo sobre Hernández, parece que Juárez ha dado por concluido su competencia con el mencionado púgil, aunque el fallo dividido puede abrir un posible nuevo enfrentamiento de ambos en el futuro. De momento no piensa en ello el «Baby» Juárez, puesto que se ha hecho público que solicitará a la WBC una oportunidad mundialista contra el campeón del peso minimosca, su compatriota Pedro Guevara.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *