Román Martínez – Orlando Salido (12/9/2015)

MGM Grand, Las Vegas, Estados Unidos.

En juego el título mundial WBO del peso superpluma.


La esperada revancha entre Martínez y Salido se produjo al fin, dejando nuevamente una espectacular e intensa pelea que simplemente por desarrollo y resultado abrió el camino a un tercer cruce entre ambos. Tan solo habían transcurrido unos segundos desde el tañido inicial y ya llegaban los primeros golpes de poder, siendo el primer round anotado a la cuenta de Martínez por un buen boxeo dinámico. Apoyándose en ataques en jab y 1-2 y contragolpes con hooks, su velocidad de manos y piernas dificultó momentáneamente la férrea voluntad de Salido por llevar el encuentro a la distancia corta. De todas formas, si al final del primer asalto ya conectó algunas manos aisladas en gancho y directo, en el segundo episodio el mexicano consiguió llevar la pelea a su terreno, acortando la distancia de forma eficaz y obligando a su rival a intercambiar golpes con él, ámbito en el que Salido se muestra intratable. Pese a que el excampeón salía mejor parado y comenzaba a anotar un considerable número de hooks de gran dureza, su rival todavía podría hacerse el suficiente espacio como para reestablecer su boxeo durante algunos instantes.

Estando el combate igualado en las puntuaciones y en las acciones se entraba en un crucial tercer asalto. Con Salido arrojado al ataque combinando ganchos y con Martínez realizando fortísimos contragolpes, llegaba un discutible knockdown a favor de «Siri»: estando uno de sus pies pisado, «Rocky» caería a la lona al tratar de evitar un gancho al cuerpo. El árbitro aparentemente de forma errónea realizó una cuenta, pero esta caída sería rápidamente compensada, puesto que al tratar Salido de buscar el desenlace con una última ofensiva recibía una combinación de rectos que le obligaban a poner la rodilla en la lona. Así, se igualaban en knockdowns los contendientes, terminando poco tiempo después este crucial asalto sin que Martínez, pese a su voluntad, pudiese explotar la caída. Aún así, alcanzado el cuarto asalto todavía impactaría un potentísimo 1-2 que desestabilizaría a Salido, pero que en esta ocasión el aspirante pudo encajar de forma admirable. Y no sólo pudo aguantarlo sino que mantuvo su ofensiva avanzando através de las contras del campeón.


Quizás empezando a acusar el desgaste de tan dura pelea, «Rocky» comenzaría a disminuir crucialmente su desplazamiento, permitiendo por ello que Salido llevase definitivamente el enfrentamiento a la distancia corta. Por ello los asaltos se fueron consumiendo uno tras otro en un constante batallar de ambos boxeadores, que durante gran parte de los asaltos combatían enardecidamente cabeza con cabeza, anotando ambos fortísimos puños. En cualquier caso un terrible peleador como Salido casi siempre salía mejor parado de los incesantes cruces de golpes, siendo ello básicamente debido a su mayor velocidad en la combinación de golpes y a su superior frecuencia, mientras que Martínez elegía bastante más los puños que lanzaba. El excampeón fue de este modo recuperando la distancia, y no sólo eso, sino también poniéndose por delante, algo que era palpable no sólo en las acciones más efectivas de Salido sino en el desgaste del puertorriqueño, que por varias veces se vio estremecido por los ganchos de su oponente.


En la recta final del encuentro Salido se mostró también un tanto cansado (algo inevitable con ese ritmo combativo) por lo que los intercambios se igualaron un tanto, volviéndose también más desesperados. Pese a ello, y a que Martínez pudo en algunos instantes volver a mantener la distancia con su tenaz oponente, Salido certificaría una gran actuación anotándose el último asalto. Correspondía entonces a los jueces decidir el ganador, pero no lo hubo, porque con tarjetas de 115-113 a favor de «Rocky» Martínez 29(17KO)-2(1)-3, 113-115 a favor de Orlando Salido 42(29KO)-13(5)-3 y 114-114 se llegaba a un resultado de empate por decisión dividida. Estas puntuaciones han levantado una gran polémica, puesto que lo cierto es que, a pesar de la gran igualdad del encuentro, Salido pareció merecer la victoria. Aunque la caída a su favor no deber de ser contabilizada, a partir del quinto asalto se mostró sumamente contundente y efectivo, ofreciendo combinaciones (algunas realmente impresionantes) veloces y potentes que le permitieron marcar la diferencia ante un Martínez también batallador pero que por instantes cedió al empuje. Por ello y sin contar el knockdown a su favor, la puntuación de Bastión Boxeo es de 113-114 a favor de Salido.


Teniendo en cuenta la polémica, lo disputado del encuentro y el deseo de ambos boxeadores, que al terminar el combate se mostraron a favor de una tercera pelea, parece evidente que en unos meses se producirá un Martínez-Salido III, en el que al fin se dirima la propiedad del cinturón mundial WBO superpluma (retenido por Martínez a causa del empate) y se decida también la competencia entre ambos. Sin duda, el público y los críticos no rechazaran la idea de una nueva espectacular batalla entre ambos, siendo las dos ya disputadas consideradas como candidatas a combate del año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *