Román González – Brian Viloria (17/10/2015)

Madison Square Garden, Nueva York, Estados Unidos.

En juego el cinturón mundial WBC del peso mosca.


Los dos primeros asaltos del enfrentamiento serían en los cuales Viloria saldría con más intensidad y emparejaría más las acciones, tratando de combinar ganchos al cuerpo y rostro del invicto campeón para buscar sorprenderlo por ritmo de combate y volumen de golpes. A pesar de esta voluntad ofensiva del boxeador hawaiano, que también repetía su mano izquierda en gancho arriba y abajo y conectaba el uppercut de derecha, González no tardaría en responder golpe por golpe, lanzando puños en trayectorias similares a las de su contrincante pero añadiendo una poderosa derecha directa. Quizás confiado de más por haber tenido éxito parcial en el arranque, Viloria cometería el error de intercambiar golpes con su peligrosísimo rival en el tercer episodio, algo que el noqueador González no tardó en aprovechar para conectar un terrible gancho diestro a la contra que derribó al aspirante sobre la lona. En ese momento, y a pesar de que Viloria se levantó con cierta facilidad, el «Chocolatito» explotaría todo su repertorio ofensivo, haciéndose de forma definitiva con el control del combate.

Aunque en la reanudación, el nicaragüense combinaría con enorme velocidad curvos y rectos y anotaría series de uppercuts, Viloria de forma sorprendente pudo encajar los golpes, e incluso en el cuarto asalto realizaría arremetidas con sus directos, demostrando que todavía le restaban energías para combatir. Con todo, el despliegue de golpes de González era ya incontenible, impactando su temible derecha directa y sosteniendo ataques constantes en los que entraba con velocidad fulgurante y encadenando media docena de golpes en tan solo un instante. Además de su arrojo y rapidez de manos, el campeón contaba con brillantes recursos para salir airoso y marcar la diferencia en el intercambio de golpes, girando alrededor de su oponente mientras impactaba sus curvos en la distancia más corta y evitando los puños de su oponente con buenas esquivas.

El extitular mundial Viloria, alcanzada la mitad del encuentro, todavía respondía de la mejor manera que podía, conectando algún buen directo en corta y ganchos zurdos con habilidad, algo sorprendente contado la cantidad de castigo recibido que se sumaba a la caída del tercer round. Aunque el «Hawaiian Punch» estaba demostrando gran encaje y valentía, aguantado combos de directos y ganchos potentísimos, finalmente en el octavo asalto estuvo cerca de ser desbordado cuando momentáneamente fue encerrado contra las cuerdas. Si bien pudo salir de esta mala situación y alcanzar el noveno round, en este episodio González realizaría su ofensiva final y, llevando por dos veces de espaldas al ensogado al retador y descargando contra él series de rectos, obligaría al árbitro a detener el enfrentamiento. Con este triunfo por KO Técnico en el noveno round, «El Chocolatito» González 44(38KO)-0 retenía por tercera vez su cinturón del Consejo, mantenía su record invicto y dejaba su porcentaje de knockouts en el 86%.


Deshaciéndose con tremenda soltura y fluidez de un rival considerado por muchos como el mejor retador de la actualidad, un excampeón como Brian Viloria 36(22KO)-5(2) que incluso fue titular unificado, González daba mayores motivos a aún a sus seguidores y a muchos críticos para afianzarlo en el número 1 libra por libra. Y es que su ritmo combativo, su velocidad de manos y volumen de golpes, su potencia de pegada y sus recursos ofensivos le hacen un boxeador casi imbatible que además ofrece peleas espectaculares, por lo que ha establecido una hegemonía casi incuestionable en las divisiones de peso más bajas. De todos modos, esta consideración de número 1 de todo el circuito boxístico no es ni de lejos definitiva ni unánime, ya que muchos otros apoyan a boxeadores como Andre Ward o Gennady Golovkin, junto a algunos otros más, para esta posición extraoficial honoraria. 


En cualquier caso, y más allá de estas discusiones, lo innegable es que en el peso mosca solamente un combate de revancha con el titular unificado Juan Francisco «El Gallo» Estrada es un reto a la altura del nicaragüense González. El «Chocolatito» lo sabe, y buscará para el próximo año este interesantísimo cruce, que de forma decisiva la televisión HBO estaría pensando en apoyar. Antes, según se apunta, González podría realizar una nueva defensa como semifondo de la siguiente pelea de Golovkin, que se producirá a principios de la próxima temporada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *