Resumen de la velada completa del Usyk-Rodríguez

En los eventos organizados por K2 Promotions en Ucrania y televisados por Inter no existe el fenómeno de los combates no retransmitidos como sucede en muchos otros lugares, especialmente en Estados Unidos, donde habitualmente se quedan fuera de grabación peleas muy interesantes. Así, y siendo emitidas las peleas desde la apertura y habiendo tenido la oportunidad de visualizarlos de forma conjunta, se puede realizar un resumen completo de lo que en el evento del Usyk-Rodríguez aconteció.


Con el bonito Sport Palace de Kiev todavía vacío, el extop 3 WBO del peso superwelter y actual 5º clasificado Oleksandr Spyrko 20(16KO)-0 abrió la velada afrontando un sencillo combate de rodaje para preparar un ambicioso 2016. Su rival fue un modesto y muy veterano Zoran Didanovic 17(8KO)-28(20) en malas condiciones que, a pesar de lograr sorprender eventualmente a su joven rival a base de experiencia y algún inesperado directo, se vería totalmente sobrepasado por la elevada velocidad del invicto ucraniano, que entrando y saliendo desarbolaría a su adversario con el jab, el doble jab y sobretodo el directo de derecha. Con este último golpe repetido sumaría un primer knockdown, tras el cual pondría fin al combate en la reanudación con un KO en el segundo episodio causado por un nuevo recto rematado con uppercut zurdo.

Mejor entrada presentaba ya el estadio cuando algo más tarde, y después de un combate de la AIBA, salió a combatir el excampeón de Europa del peso supermedio Max Bursak 32(15KO)-4(2). Llegando a esta pelea tras ser derrotado de forma competida en un decisivo combate ante el prospecto Zac Dunn, Bursak afrontaba una pelea para recuperar la moral y regresar a la senda de la victoria, enfrentándose para ello a un joven Giorgi Beroshvili 22(15KO)-8(5)-2 que ofrecería mucha voluntad en el primer round y conectaría potentes ganchos. Con todo, tras el flojo inicio, Bursak salió fuerte en el segundo asalto conectando terribles ganchos zurdos cuyo sonido al impactar estallaba en el aire. Poco resistiría el intenso trabajo al cuerpo el púgil georgiano que, tras un hook zurdo repetido arriba y abajo, vería quebrada su resistencia y caería a la lona sin poder responder a la cuenta en el segundo round. 

A continuación saldría a combatir el prospecto kazajo Bekman Soylybayev 7(3KO)-0, un peso superpluma con una buena carrera amateur que para muchos está llamado a alcanzar los mayores combates en la división. A pesar de las grandes expectativas que genera, poco brillo mostró ante el experimentadísimo georgiano Kakhaber Avetisian 42(24KO)-33(9)-1 que, por su gran bagaje y un esporádico buen uso de su superior alcance, evitaría que Soylbayev despuntase tanto en la distancia corta como en la larga. Si Avetisian hubiese cruzado de forma habitual su derecha directa habría hecho sufrir bastante a su rival, pero el kazajo, finalmente, haría valer su mejor técnica para, combinando curvos de forma variada y conectando contras precisas en directo y hook diestro, conseguir una victoria a los puntos unánime excesivamente amplia (triple 80-72). Aún así, Soylybayev, que tiene toda la carrera por delante, deberá trabajar mucho para cumplir con las esperanzas puestas en él.


Mayores expectativas genera aún el peso superligero plata olímpico Denys Berinchyk 3(2KO)-0, que salió seguidamente al ring para combatir vestido de soldado romano. Éste púgil un tanto extravagante y polémico, que incluso llegó a levantar las risas del público por sus gestos cuando desechaba las ordenes del árbitro, se midió al extitular de la Unión Europea Gyorgy Mizsei Jr. 22(13KO)-17(7), un rival cuyas principales virtudes son su elevada altura y su gran experiencia ante rivales de nivel como Marsili, Mathews o Flanagan. Ante un rival de estas características el todavía inexperto como profesional Berinchyk dio una muy buena actuación pero no excelente. Las dificultades por superar la envergadura de su rival se prolongaron poco tiempo y el ucraniano acortaría la distancia con facilidad gracias a su gran manejo del ring. Así, con un gran 1-2 y un buen y sostenido trabajo con los ganchos arriba y abajo quebraría la resistencia del húngaro en el cuarto round, episodio en el que derribaría a su rival cuatro veces. A pesar de que el knockout parecía inminente y que Mizsei cayó de nuevo a la lona en el sexto round, el visitante logró milagrosamente terminar los seis asaltos a los que estaba pactado el duelo, en el que se impuso Berinchyk con cartulinas máximas (60-50 triple).

Finalmente, y después de un nuevo combate de la AIBA, en el semifondo pelearía otro destacado prospecto como el peso pluma Oleg Malinovsky 17(5KO)-0, 29º WBC, que disputó el encuentro más exigente de su carrera ante un Aldimar Silva Santos 19(12KO)-10(5) que en su última pelea había sumado una controvertida derrota dividida ante el excampeón Gradovich, al que muchos piensan que Silva se impuso. Malinovsky fue el púgil que mejor imagen dio en el evento después de Usyk, puesto que mostrándose ordenado y veloz amenazaría varias veces en los primeros compases de pelea con derribar con su 1-2 a su durísimo rival. En cualquier caso, Silva lo encajó todo y siguió presionando, incluso conectando buenos ganchos a pesar de que Malinovsky lo sobrepasaba con numerosos rectos y curvos abiertos. Posteriormente, los apuros de Silva se agravarían con el local presionando más intensamente, trabajando sin arriesgar y sin fallos. De todos modos, Silva nunca llegaría a ceder y conseguiría conectar potentes y peligrosos directos zurdos y ganchos de mano adelantada. Estando en la grada el por muchos considerado como mejor saltador de pértiga de la historia Sergey Bubka y el campeón WBO pluma Vasyl Lomachenko, Malinovsky cerraría bien su combate, a pesar del cansancio, con un boxeo variado y con potentes ganchos al rostro y directos, logrando una amplia victoria unánime de 100-91 doble y 100-90.


A continuación y cerrando el evento combatiría Oleskandr Usyk, que afianzó sus aspiraciones mundialistas a corto término derrotando a un Pedro Rodríguez mucho más exigente de lo esperado.

Link al análisis del Usyk-Rodríguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *