Resultados de los mejores combates del sábado (14/11/2015)

Nuevamente su oponente, Frank «Notorious» Galarza 17(11KO)-1(1)-2, partía como favorito para lograr la victoria, pero una vez más el invicto Jarrett «Swift» Hurd 17(11KO)-0 superaba la dura prueba a la que era sometido y conseguía imponerse por KO Técnico en el sexto asalto. De esta forma, Galarza perdía su record invicto mientras que Hurd lo mantenía, logrando a la vez la mayor victoria de su carrera, que es lo suficientemente notable como para llamar la atención y poder situarlo entre los prospectos destacados del peso superwelter. En las próximas actualizaciones de los rankings Hurd debería ser incluido, al menos en la WBC, pero lo más importantes es que dicho púgil disputará importantes peleas en los siguientes meses que podrían certificar su ascenso a la cumbre.


El excampeón mundial del peso pesado Berman «B. WARE» Stiverne 25(21KO)-2(1)-1 se topó en esta ocasión con la buena versión del sumamente imprevisible e irregular Derric Rossy 30(14KO)-11(5), que lo derribó en el primer round y ofreció dura resistencia para terminar ajustando las cartulinas. Con todo, Stiverne terminó mucho mejor el combate que su rival, obteniendo la victoria por decisión unánime y tarjetas de 95-94 y doble 96-93. En cualquier caso, y a pesar de la victoria, la imagen de Stiverne no se ve reforzada en el inicio de su nueva andadura hacia el mundial sino todo lo contrario, aunque al no caer derrotado mantiene en pie sus aspiraciones a un próximo combate contra un top 15.


El joven prospecto ucraniano Umar Salamov 14(11KO)-0 se mostró solvente y se impuso al experimentado y exigente Doudou Ngumbu 34(13KO)-8(1), al que derrotó por decisión unánime de los jueces y cartulinas de 119-111 y doble 118-110. Por ello, Salamov pasaba un test crucial a su progreso, que como recompensa tiene además la entrada en el top 10 WBO y posiblemente en el top 15 de algún otro organismo. Quizás el ucraniano esté varios pasos por detrás de la mayor promesa de la división, Artur Beterbiev, pero se acerca o supera a otros como Bivol o Mekhontsev, siendo un púgil a tener bastante en cuenta para un futuro asalto mundial.


La campeona mundial WBO superpluma Ramona Kühne 24(9KO)-1(1) retuvo su cinturón por séptima vez al batir a la joven aspirante Erika Kalderas 11(4KO)-1(1) por KO Técnico en cuatro asaltos. La muy superior experiencia de la titular se impuso ante una prospecta a la que todavía le resta mucho bagaje que adquirir. Dado que en todas sus defensas su superioridad ha sido casi total, Kühne debería observar la posibilidad de la unificación de coronas porque, dejando de lado esta opción y a un par de aspirante más, sino su reinado podría prolongarse durante mucho tiempo sin sobresaltos pero sin brillo.


El duelo de jóvenes mexicanos entre Abner «Jaeger» López 23(19KO)-5(1) y Daniel «Tocado» Echevarria 19(17KO)-1 se desarrolló tal y como se esperaba, con una constante y emocionante batalla que llevó a ambos púgiles a la lona, aunque finalmente fue Echevarria el que terminó por imponerse por KO Técnico en el octavo round. De esa forma se reponía de la derrota sumada en su último combate de forma ajustada ante Jorge Páez, encaminándose así mismo a la aparición en los rankings.


Certificando un asalto mundial en la próxima temporada, el minimosca mexicano Juan «Churritos» Hernández 29(20KO)-3(2) batió al filipino Raymond «Tornado» Tabugon 17(7KO)-4(1)-1 por KO Técnico en cinco asaltos. Sus sólidas actuaciones recientes demuestran que difícilmente podría estar más preparado para el mundial aunque, si bien el trabajo previo parece estar hecho, sólo el combate contra el titular mundial evidenciará si tiene el suficiente nivel para ser campeón. Por su actual posicionamiento Hernández está más próximo al campeonato por la WBC, en la cual el campeón es Pedro Guevara. 


Por decisión unánime y puntuaciones de 117-111, 117-110 y 115-112, el peso medio Nick «Bang Bang» Blackwell 18(8KO)-3(1)-1 batió a Jack Arnfield 19(4KO)-1 para hacerse con el título británico y poder afianzarse en el top 15 WBC. Después de sumar derrotas ante los retadores mundiales Martin Murray y Billy Joe Saunders y ante el extitular de Europa Max Bursak (contra los dos últimos de forma muy ajustada), Blackwell se descolgó de las clasificaciones, pero con siete peleas sin sumar una derrota y rindiendo a un buen nivel, parece que ha adquirido la experiencia y ha consolidado su boxeo como para aspirar de nuevo a choques decisivos.


Sólo a los puntos por decisión dividida Daniel «Bad Boy» 20(12KO)-2(1)-1 pudo imponerse a Roberto «Escorpión» Pucheta 9(5KO)-7-1 que ofreció una más que meritoria actuación. Las tarjetas finales fueron de doble 96-94 a favor de Rosas y un 95-96 a favor de Pucheta. Aunque por escaso margen, la victoria le sirve a Rosas para mantener su objetivo mundialista en el peso supermosca, pero aún así deberá superar su rendimiento si quiere tener posibilidades no sólo en el combate por el título sino en choques previos cruciales para poder alcanzarlo.


El prospecto alemán del peso pesado Tom Schwarz 15(10KO)-0 se hizo con el título WBO juvenil, y por lo tanto entrará en el top 15, al batir a Ilja Mezencev 10(10KO)-1(1) por KO en el séptimo episodio. Lo cierto es que hasta la fecha la oposición que ha superado no es la más difícil posible, aunque valorando que lleva dos temporadas como profesional, que tiene 21 años y casi 2 metros (6′ 5,5″) de altura, parece una de las figuras emergentes a tener en cuenta en la división.


Finalmente cabe mencionar una nueva victoria del excampeón mundial IBF supergallo, el español Kiko «La Sensación» Martínez 34(25KO)-6(2), que superó a Everth Briceño 35(26KO)-13(2)-2 a los puntos por decisión unánime. Así, con dos triunfos consecutivos, Martínez recuperará parte de la moral perdida por la derrota ante Quigg, a la vez que realiza un rodaje hacia una próxima gran pelea que, estando 8º WBC antes de esta victoria, no debería tardar en alcanzar.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios