Rances Barthelemy – Antonio DeMarco (21/6/2015)

MGM Grand, Las Vegas, Estados Unidos. Peso Superligero.


Desafortunadamente el combate Barthelemy-DeMarco ha sido la última pelea del excampeón mundial mexicano, que anunció ayer que abandonaba el boxeo profesional tras once años de carrera. Éste último enfrentamiento no fue un buen combate de despedida, puesto que la victoria del cubano Barthelemy fue muy amplia.

En casi todo momento el excampeón superpluma controló la distancia con su rival, pudiendo anotar con cierta facilidad y claridad una izquierda directa sola o en 1-2 que pronto neutralizó al bravo DeMarco. Las ofensivas del mexicano solían ser evitadas con ágiles pasos atrás de un Barthelemy que aprovechaba bien tanto sus oportunidades de ataque como de contraataque para anotar su mano izquierda recta. Con este mismo golpe se anotaría incluso, en el cuarto round, un knockdown, caída que de todas formas no tuvo mayores consecuencias físicas para DeMarco, que quizás pudo ver seriamente afectadas sus esperanzas de éxito.


De todas formas, DeMarco, cuyo coraje ha destacado durante su carrera, no se rendiría y continuaría persiguiendo a un dinámico Barthelemy que conseguía golpear no sólo con el directo en desplazamiento, sino que aprovechaba el momento adecuado para conectar breves combinaciones de ganchos al cuerpo o el rostro. El mexicano impactaría algunas buenas manos aisladas en directo o en hook de mano adelantada, pero dichos puños eran demasiado poco frecuentes como para condicionar el curso del combate o del asalto. Incluso en los momentos en los que la presión de DeMarco se mostraba efectiva y llevaba a las cuerdas a Barthelemy, éste lograba encontrar los huecos para salir, no sin antes anotar su gancho.


Principalmente gracias a su gran manejo de la distancia y de los tiempos de ataque, Barthelemy fue haciéndose con cada asalto, aunque en el noveno round sería acertadamente descontado de un punto por su tercer golpe bajo en el combate. Poco afectaría a las cartulinas de los jueces, que con triples puntuaciones de 99-89 y por decisión unánime daban la victoria a un Rances Barthelemy 23(13KO)-0 que mantenía su record invicto y volvía a demostrar que también en el peso ligero puede rendir a un excelente nivel. Aunque su tendencia al boxeo en larga con riesgos medidos puede hacer que sea mal valorado por muchos críticos y aficionados, lo cierto es que su técnica le sitúa en la élite de la división y con grandes posibilidades de ser campeón en un segundo peso en muy poco tiempo. De momento es el púgil mejor ranqueado en la lista IBF del peso ligero tras el rival mandatorio Shafikov, que en julio se medirá al campeón Bey. Es probable que poco después de este enfrentamiento la Federación pueda ordenar una eliminatoria ente Barthelemy y el siguiente boxeador en la lista que no tenga compromisos contraídos, que actualmente es el excampeón Miguel Vázquez.


Respecto a Antonio DeMarco 31(23KO)-5(2)-1, nunca es descartable que un boxeador vuelva a los rings tras un prolongado tiempo de descanso y reflexión (algo que está muy de actualidad con los rumores de retorno de Margarito y De la Hoya, entre otros). Pero de no ser así, y contando que esta retirada es definitiva, parece un acierto siempre que el púgil no encuentre la motivación necesaria para seguir viviendo una vida tan sacrificada, y tantas veces ingrata, como la del boxeador. Sea como fuere, para la historia del boxeo quedan los combates de «Tony» DeMarco, entre los cuales quizás destaca por encima de todos su victoria por KO Técnico ante Jorge Linares en el onceavo asalto de un enfrentamiento en el que iba muy por detrás en las cartulinas, muestra de la bravura y tenacidad de éste púgil mexicano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *