Ramón García – Juan Hernández (15/8/2015)

Estadio Alberto Vega Chávez, Guamúchil, México.

En juego el título WBC Internacional del peso minimosca.


El excampeón mundial García ofrecería al inicio de su contienda con el joven Hernández un buen boxeo dinámico, impactando con claridad su directo zurdo a la vez que eludía la gran mayoría de los ganchos al rostro lanzados por su rival, que si conseguía conectar los hooks al cuerpo y algún uppeícut en corta. En el segundo episodio «Churritos» Hernández tendría algo más de acierto en sus acciones y su considerable presión sería premiada conectando directos diestros y su gancho de mano adelantada, manteniéndose de todas formas el combate igualado por los rectos del zurdo García. Este golpe sería determinante en el siguiente round, asalto en el cual el «Príncipe» lo conectaría con enorme dureza y en repetidas ocasiones.

A pesar de esta momentánea ventaja del excampeón y de que su rival padecía una creciente inflamación en torno a su ojo derecho, Hernández comenzó hacia la mitad del encuentro (pactado a ocho rounds) a intensificar sus acciones y a llevar el combate a la distancia corta en la medida de lo posible. Aunque no lo conseguía con la frecuencia que hubiese sido necesaria, su buen trabajo con los ganchos en variadas trayectorias, destacando su hook diestro al cuerpo y su gancho zurdo al rostro, comenzaron a romper el enfrentamiento a su favor ante un García que iba a menos. El punto de inflexión y cambió de tendencia definitivo llegaría en el sexto episodio, con Hernández estremeciendo a su rival con un duro directo que en los asaltos finales utilizaría de forma más habitual y con mayor efectividad.


En cualquier caso Hernández no podría brillar en estos últimos rounds, ya que la pelea se embarraría notablemente con numerosas entradas en clinch, acciones que llevaron en el séptimo episodio a que García recibiese el descuento de un punto, puesto que al no soltarle su oponente en un agarre optaría frustrado por empujarlo y tirarlo a la lona. No fue esta la única acción cuestionable del excampeón, ya que de los numerosos choques de cabezas del encuentro alguno no pareció totalmente involuntario. Con García buscando un golpe definitivo y Hernández mostrándose rápido de piernas y contragolpeando con los directos, el tañido de la campana anunciaría el final del encuentro, momento que aprovechó García para dar un toque con su guante en la parte trasera de la cabeza de Hernández,  acción protestada por el púgil y por el público.


Muchos fueron los que vieron en este gesto la frustración de un García 20(17KO)-7(2)-1 que iba a sumar la tercera derrota consecutiva y con ella volvía a alejarse nuevamente de una oportunidad mundialista. Y es que los jueces por amplia decisión unánime dieron la victoria a Juan «Churritos» Hernández 28(19KO)-3(2), que por este triunfo obtenía el título WBC Internacional del peso minimosca y con él conseguía situarse a tan solo un paso del que sería su segundo combate por campeonato mundial, en esta ocasión por el cetro minimosca y ante su compatriota Pedro Guevara. 

García, al igual que había hecho en sus anteriores peleas, no ofreció un combate calificable totalmente de mala actuación, sino que tuvo acciones notables y por ciertos momentos pareció tomar el control del combate. Pero su excesivo aprecio por el cruce de golpes le llevó nuevamente a descuidar una táctica elusiva, apoyada en su directo zurdo, que le estaba dando buenos resultados. Así, un Hernández que buscaba el combate en corta pudo alcanzar esa distancia, que le permitió conectar con dureza y claridad las manos que inicialmente erraba, tomando una ventaja en las cartulinas que se fue agrandando hasta conseguir una amplia victoria.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios