Ordenan a Fury subasta con Glazkov, podría dejar vacante su cinto IBF

Tan sólo han pasado cuatro días desde que el británico Tyson Fury 25(18KO)-0 se proclamase campeón mundial unificado del peso pesado destronando al número 1 Klitschko y sorprendiendo al mundo, pero aún así su situación como monarca ya es muy compleja, habiendo surgido múltiples escenarios que han sembrado en poco tiempo una gran confusión. Los hechos, de difícil seguimiento, son los siguientes:

Dado que ha pasado un año desde la última defensa mandatoria en la división por parte de la IBF (Klitschko-Pulev en noviembre de 2014), dicho organismo ordenó el pasado lunes el inicio de las negociaciones entre Fury y el retador mandatorio Vyaschelsav Glazkov 21(13KO)-0-1, que batió en eliminatoria final a Steve Cunningham. En principio las negociaciones se deberían haber alargado durante un mes, teniendo de ese modo Fury el suficiente margen para conocer si Wladimir Klitschko hacia uso de la cláusula de revancha que poseía el contrato de su enfrentamiento. Cabe mencionar que Klitschko tiene hasta enero para emitir una decisión. Pero la promotora de Glazkov, Main Events (dirigida por la estratega Kathy Duva), ha renunciado a la negociación con Fury, pidiendo por el contrario la celebración inmediata de una subasta, algo perfectamente legal que los estatutos de la Federación permiten. Tal y como Duva ha señalado, esto ha sido realizado para asegurar la posición de Glazkov en un pronto asalto mundial y evitar que Fury pudiese pedir antes a la IBF una defensa voluntaria para medirse de nuevo a Klitschko.


De este modo el 11 de diciembre Fury y Glazkov están llamados a una subasta que no tendrá lugar, pero que deja en mala posición al británico, que probablemente dejará de ser triple monarca. Y es que si Fury aceptase la disputa de la defensa mandatoria (algo que no hará) y Klitschko hiciese uso de la cláusula de revancha, el campeón cometería un incumplimiento de contrato, algo mucho más grave que el hecho de ignorar una orden de defensa obligatoria, ya que podría suponer en contra suya acciones legales. Así, es muy posible que Fury se vea obligado a dejar vacante el cinturón de la Federación para poder enfrentar a Klitshcko.


El problema principal de todo este asunto es que todavía no se sabe si Klitschko quiere combatir contra él de nuevo o no, aunque parece mas que probable que si, del mismo modo que no se sabe si Glazkov peleará por el cinturón mundial IBF. Es necesario recordar que Glazkov lleva semanas negociando un combate para el 16 de enero con el campeón mundial WBC Deontay Wilder, a quien finalmente podría llegar a medirse haciendo que Fury dejase vacante su cinturón en balde. Esto es asi porque Main Events ha intentado asegurar maquiavélicamente, y lo ha logrado, un asalto mundial inmediato para Glazkov en breve, siendo indiferente si es por la IBF o la WBC. Resumidamente, en el peor de los casos posibles y en el más grotesco, Fury se podría ver obligado a dejar vacante su cinturón de la Federación en diciembre por la acción de la compañia de Glazkov, que Glazkov finalmente pelease por el cinturón del Consejo y que Klitschko no optase por disputar la revancha. De todos modos, esto es simplemente una especulación llevada al extremo para mostrar el grado de absurdo al que se lleva al boxeo desde los despachos.


Lo más posible es que Fury y Klitschko pacten una revancha para mediados de año y que Glazkov se enfrente a Wilder en enero. De no lograr enfrentar a Wilder, Glazkov se mediría por el cinturón vacante a Charles Martin, boxeador que le sigue en el ranking. Por otro lado, si Glazkov enfrentase a Wilder, la pelea por el cinturón vacante IBF del peso pesado la podría disputar Martin (si gana el 12 de diciembre a Breazeale) ante Steve Cunningham (Erkan Teper está mejor ranqueado pero lesionado), aunque habrá que aguardar a la próxima actualización del ranking de la Federación para comprobar si son ascendidos otros posibles candidatos como Artur Szpilka.

Este complejo y desafortunado asunto simplemente pone de manifiesto una vez más que el fin de la era Klitschko ha llegado, terminando para bien o para mal con la triple unificación, la monotonía y la simplicidad en el devenir de la división.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios