Naoya Inoue – Warlito Parrenas (29/12/2015)

Ariake Colosseum, Tokio, Japón.

En juego el cinturón mundial WBO del peso supermosca.


El esperado retorno del temible noqueador Inoue se produjo, dejando en su primera y única pelea de 2015 un nuevo recital de eléctrico y demoledor boxeo que llevó finalmente a un breve desenlace del encuentro. Entrando y saliendo con suma facilidad y excepcional velocidad, Inoue no tardó en alcanzar con mucha claridad a su oponente y enrojecer su rostro, impactando espectaculares combinaciones de directo de derecha al cuerpo-directo zurdo a la cabeza-uppercut de izquierda o repitiendo su mano adelantada en gancho con suma soltura. Deslizándose por el ring eludiendo los ataques de su oponente y controlando las acciones con su acertado jab, no sería encerrado tampoco en las cuerdas en la única arremetida agresiva de Parrenas, que igualmente fue esquivada por un Inoue que reanudó sus ofensivas golpeando con ganchos diestros al cuerpo o combinando hook zurdo-hook diestro y uppercut zurdo repetido para culminar una plástica serie.

Con el primer round, de absoluto dominio del japonés, concluido, todo parecía indicar que el campeón no tendría demasiados problemas para mantener fuera del combate a su adversario y terminar, más pronto que tarde, por derribarlo. Pero ni tan siquiera se tuvo que esperar a una prolongación del castigo, porque ya en el primer minuto del segundo asalto Inoue sorprendería al aspirante con un hook zurdo cuando éste se encontraba muy cerca y desprevenido. Sabiendo que había estremecido con el gancho a su oponente, «Monster» lanzaría una serie de golpes que no harían clara diana, como tampoco lo hizo un posterior combo hook zurdo-hook diestro-directo de derecha que, impactando en los guantes del tocado filipino, terminó por lanzarlo a la lona. Entonces se hizo obvio que el enfrentamiento estaba decidido, algo que sería confirmado en la reanudación por un ataque un tanto precipitado del local que, a pesar de recibir alguna tenue contra, impactaría un nuevo gancho zurdo, una derecha y más hooks de mano adelantada para derribar a su oponente y llevar la pelea al KO Técnico.

Sin acusar ni un ápice la prolongada falta de ring, Naoya Inoue 9(8KO)-0 retornó a lo grande, haciendo una cómoda defensa de su cetro WBO supermosca ante el primer retador mandatorio de los dos a los que deberá hacer frente, un Parrenas 24(21KO)-7(5)-1 que simplemente fue arrollado por el que puede ser considerado como uno de los 3 mejores boxeadores de las divisiones de peso más bajas. Muchos alegarán que el filipino, a pesar de su buen record, no tiene un gran encaje y que ni siquiera merecía esta oportunidad al haber sumado un empate ante David Carmona que debió ser un triunfo de éste último púgil. Aún así, Inoue se muestra a un nivel verdaderamente excelente y, por su pegada y su magnífica técnica y recursos, son muy pocos los boxeadores que podrían plantarle cara de forma prolongada o al menos ofrecer unos pocos rounds de gran intensidad y dificultad. El siguiente en intentarlo debería de ser el segundo retador mandatorio, el arriba citado Carmona, un buen púgil que del mismo modo parece encaminado a sufrir un destino similar al de su anterior rival Parrenas. Así, sólo cabe esperar (más allá de la capacidad de sorpresa de Carmona) que Inoue cumpla como sus obligaciones como monarca, se ruede lo que considere necesario y busque entonces unos duelos antes los mejores boxeadores mosca y supermosca que son, al fin y al cabo, los verdaderos retos que le quedan y los que todos los críticos y aficionados quieren ver.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios