Mayerlin Rivas – Galina Koleva Ivanova (10/10/2015)

El Poliedro, Caracas, Venezuela.

En juego el cinturón mundial femenino WBA del peso gallo.


Desde principio hasta el final la campeona Rivas fue, en líneas generales, la dominadora de un encuentro que se desarrolló en gran parte táctico y con pocos intercambios de golpes en corta, algo que se vio condicionado por la agilidad de ambas y por la posición diestra de la local y la guardia zurda de la visitante. Rivas arrancaría de forma muy sólida, entrando y saliendo con velocidad para anotar el jab y el directo al cuerpo, todo ello mientras acertadamente giraba hacia la mano derecha de su contrincante evitando su peligrosa zurda. Así, y acompañada de buenas esquivas (algunas bastante espectaculares) y oportunos pasos laterales para salir de la línea de ataque, la venezolana plantearía inicialmente considerables dificultades a Ivanova para establecer su recto de izquierda. 

Con todo, la púgil búlgara no tardaría en entrar en la pelea y, aunque no tendría una gran frecuencia de golpeo ni una elevada precisión, se mostraría también difícil de alcanzar por sus oportunos pasos atrás y una dispar respuesta con los directos sumada a alguna combinación de ganchos. Aun así, Rivas seguía conectando los puños más claros por round, haciendo valer cerca del ecuador de la pelea combinaciones de derecha directa con curvo de izquierda y empezando a conectar el gancho zurdo al cuerpo. Su ventaja aumentaría en la mitad del enfrentamiento, ya que con una adecuada utilización de su superior velocidad de piernas y manos pudo desbordar momentáneamente a su contrincante con series de rectos, cruzados zurdos enlazados con uppercut y combos de hooks.

De todos modos, aunque la aspirante tuvo que correr el ring para eludir la presión y finalmente fue conducida a las cuerdas en el sexto round, reaccionaría en el séptimo para no ser desdibujada totalmente, para lo cual hizo valer con insistencia sus directos. Pronto la hábil Rivas compensaría los buenos directos de Ivanova con el cruzado de izquierda, en ocasiones combinado con el directo, para llegar al último episodio con una ventaja considerable en las cartulinas. Por ello, la retadora y extitular interina se lanzaría con todo lo que le quedaba en un décimo round en el que trató de conectar ganchos y rectos a la desesperada, aunque Rivas no perdió el control y cerró bien el enfrentamiento con un buen uso de los rectos. Con el encuentro terminado, los jueces dieron tarjetas de 99-91 y doble 98-93  que por decisión unánime convertían en ganadora a la campeona Mayerlin «La Monita» Rivas 13(9KO)-3-1, que retenía por segunda ocasión su cinturón WBA del peso gallo.


La veteranía de Ivanova 16(2KO)-11-4 se hizo notar en todas las fases de la pelea, ofreciendo todas las dificultades que estuvieron en su mano tanto al ataque como a la defensa. Pero, sin que la aspirante pudiese plantear un combate en una distancia más corta que hubiese podido ser más beneficiosa para ella, la mucho más técnica y agil Rivas utilizó su mejor boxeo para superarla con solvencia en la distancia media-larga, en la que hizo valer de forma decisiva una diferencia de velocidad de piernas y manos claramente apreciable. Así, con precisos golpes aislados y más contundentes combinaciones, la campeona ofreció una buen actuación para retener su cinturón. Por ello la puntuación de Bastión Boxeo es de 98-92 a favor de Rivas. Con esta defensa mandatoria (dado que Ivanova era la titular interina) resuelta de forma exitosa, para Rivas se abre un largo periodo de defensa voluntaria. De momento, y respecto a posibles futuras oponentes obligatorias, las mejor posicionadas en el último ranking son la mexicana Jessica González, la estadounidense Noemi Bosques y la japonesa Kimika Miyoshi.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios