Mariusz Wach – Konstantin Airich (19/6/2015)

Hala Widowiskowo, Ostrowiec, Polonia. Peso Pesado.


En su cuarto combate tras su regreso después de dos años de inactividad, el polaco Wach demostró que ha comenzado a tomar la forma adecuada, mostrándose ya mucho más rápido y activo, algo que le permitió conseguir una amplia victoria ante el rival más exigente que ha enfrentado desde su retorno.


Como siempre, Wach basó toda su pelea en su gran ventaja en cuanto altura y envergadura. Así los primeros rounds fueron a parar a su cuenta con un constante jab y doble jab que evitaba las entradas de su oponente. Airich, pese a ser un púgil modesto, no se rendiría y trataría de arremeter contra su rival con el directo zurdo casi en salto o agachándose para pasar la mano adelantada de su rival, pero su volumen de golpes era mucho menor al de un Wach que ya en el segundo asalto comenzó a sacar su mano derecha en directo.

A partir del tercer round el púgil local pasaría a buscar repetidamente el 1-2, combinación que conectaría con claridad y que iría menoscabando rápidamente a un Airich que seguía mostrando una buena actitud, pero que tenía muy difícil la victoria. Amagando el jab Airich conseguía conectar seguidamente el gancho diestro al rostro, mano que anotó con potencia y en varias ocasiones. De todas formas, y exceptuando algún otro jab y directo aislado, el visitante erraba la mayoría de sus ataques, ya que Wach podía eludir sus ofensivas con un paso atrás y estirando su brazo adelantado.


Finalmente el golpeo en 1-2 de Wach empezó a afectar determinantemente a Airich en la parte final del quinto asalto, round cerrado con uppercut y hook del boxeador polaco. Pero sería en el sexto asalto, y después de que Airich tirase el protector bucal por tercera vez en la pelea, que una derecha directa dejaría notablemente tocado al visitante y llevaría a su esquina a lanzar la toalla, consiguiendo Mariusz «The Viking» Wach 31(17KO)-1 una nueva victoria que le debería permitir acercarse un paso más al top 15 del Consejo desde su posición de 29 en dicho ranking. 


En cualquier caso, aunque Wach ofreció un boxeo más fluido y batió a un púgil que le hizo trabajar, las pruebas pasadas desde su regreso han sido notablemente asequibles, por lo que no podrá demostrar que puede optar con garantías de éxito a los grandes combates si no supera una dura prueba antes. Varios escalones por encima del nivel afrontado hasta ahora, podría batirse a rivales directos en el ranking como Hubeaux o Gerber, entre otros, que si bien no pueden ser considerados entre la élite de la división serían tests notables, a la vez que interesantes, en los cuales tendría posibilidades de victoria. Si continuase enfrentándose a rivales asequibles podría llegar insuficientemente preparado a las grandes peleas y, al igual que le pasase contra Klitschko, caer ampliamente ante el primer rival de nivel al que se enfrente. 

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios