Manuel Charr – Mairis Briedis (22/8/2015)

Ahmat Arena, Grozny, Rusia. Peso Pesado.

Con más de 30 libras (más de 14 Kg.) de diferencia entre ambos contendientes y una apreciable ventaja en altura también para el exretador mundial Charr, para el peso crucero Briedis se planteaba delante de él un reto muy complicado. Pero el invicto letón utilizaría las herramientas a su alcance para neutralizar de forma perfecta, o casi, estas desventajas y ofrecer una brillante actuación. Así, a base de astucia, velocidad, dinamismo y habilidad se haría dueño del encuentro. Con un continuo desplazamiento, atacando en cambios de altura y trayectoria, realizando buenas esquivas y con un gran uso del boxeo hacia atrás y a la contra, Briedis iniciaría el encuentro mostrándose intratable. Por su parte un Charr que le perseguía portando la guardia muy cerrada, poco más podía hacer que tratar de lanzar algún jab, 1-2 o gancho al cuerpo que, siendo la mayoría de ellos errados, no llegaban a incomodar a su ágil de piernas rival.

En cambio Briedis conectaba golpes con relativa frecuencia, siendo un considerable número de ellos puños de poder. Cambiando el giro para atacar con el gancho abajo seguido del  cruzado, combinando en corta uppercuts y hooks, amagando con el directo para conectar su cruzado de mano adelantada o simplemente atacando desde el ángulo con el croché diestro, anularía rápidamente al «Diamond Boy». Ante un rival que en ningún momento se dejaba encerrar contra las cuerdas Charr, por su menor velocidad, no podía hacer valer su potencia de pegada y superior peso por lo que, un tanto falto de recursos, se limitaría a impactar algún sólido jab aislado, siendo blanco fácil de las espectaculares combinaciones de su rival, que conectaba seguidamente con la mano derecha cruzado y uppercut, encadenándolos con hook de izquierda arriba cerrado con jab.

Si bien en el tercer y cuarto asalto Charr sería algo más efectivo impactando algún hook más y un directo diestro bastante claro, quitándose además algunas de las manos del púgil letón, un Briedis que seguía haciendo valer su elusivo boxeo y su terrible precisión neutralizaba la creciente presión del púgil alemán con entradas en clinch. Fruto de ellas Charr se mostraría algo frustrado y cerraría el cuarto asalto golpeando a su rival cuando el árbitro había ordenado que se separasen. En dicho episodio Briedis había impactado fortísimos uppercuts combinados con gancho y un seco directo diestro a la contra que habían estremecido ligerísimamente al rocoso Charr. De todas formas ninguno de esos golpes hacía presagiar el brusco desenlace del encuentro en el quinto episodio: entrando Charr con un jab era contragolpeado por un brutal uppercut de derecha seguido por un hook zurdo que le derrumbaban sobre la lona de forma espeluznante.

Sin alegrarse o celebrar la impresionante victoria por KO en cinco asaltos, un considerado y elegante Mairis Briedis 17(14KO)-0 se mantendría muy preocupado por el estado de su derrotado rival y permanecería a su lado hasta que se alzó y llegó el momento de la proclamación. Con ello Briedis firmaba ya una excelente actuación, en la cual pese a combatir en un peso que no es el suyo y ante un rival más alto y pesado (desplazándose además a Rusia, prácticamente segunda casa de Charr), lo anularía con un excelente uso de la técnica y de la estrategia, alterando ángulos, cambiando giros, variando alturas y no dejándose llevar al terreno de su oponente, en el que de todas formas salía victorioso. Para algunos la esencia del boxeo reside en la capacidad del púgil para sacar todo el provecho a sus armas (potencia, velocidad, resistencia o cualquier otra) sean cuales sean, para conseguir una amplia y definitiva victoria. Pues bien, esto es lo que hizo Briedis.

Este resultado conllevará que Charr verá muy afectada su ya tocada consideración en el peso pesado, siendo bastante difícil que se le den grandes oportunidades. En cualquier caso es joven, sobre todo para una categoría con tantos veteranos como el peso pesado, y siempre podrá volver a conseguir algunas buenas victorias y quién sabe si volver al top 15, aunque necesitará para ello un replanteamiento en su carrera. Por su parte Briedis debería experimentar un notable ascenso en las listas y, lo que es más importante, evidencia que es uno de los grandes aspirantes a título mundial en el disputado peso crucero.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios