Lucian Bute – Andrea Di Luisa (15/8/2015)

Bell Centre, Montreal, Canadá. Peso Semipesado.


Los prácticamente 19 meses de inactividad de Bute a penas se hicieron notar en su regreso, combate en el que consiguió una rápida y solvente victoria que le permite mantener intactas sus renovadas aspiraciones mundialistas en la división semipesada. Mostrándose bastante ágil de piernas a la vez que giraba constante hacia su izquierda, sobrepasaría con cierta facilidad la defensa de su rival con el jab, su izquierda al cuerpo y al rostro, además de un cruzado diestro que llegaba con potencia. Ante un rival que actuaba de forma tan dinámica Di Luisa, un tanto falto de iniciativa, trataría de establecer su derecha directa y conectar esporádicos ganchos al cuerpo que, sin ser demasiado efectivos, no evitarían que Bute siguiese sorprendiendo con su recto zurdo desde los ángulos. 


El púgil italiano se mostraría algo más activo en el segundo round, en el cual pudo enlazar combinaciones breves de sus peligrosos ganchos y establecer con cierta mayor soltura su directo en la distancia media. De todas formas, Bute no cedería ni un ápice, sino que cruzando rectos con su rival lo seguiría sobrepasando con variación de altura y eventualmente con su contundente 1-2. Es más, se mantenía tan firme que al final del tercer episodio estaría cerca de desarbolar a su oponente con un durísimo hook zurdo al rostro. Este sería el primer aviso de la llegada inminente de la conclusión, que se produciría en un cuarto asalto en el que Di Luisa comenzaría mostrándose nuevamente voluntarioso e insistiendo con sus ganchos. 

Esta búsqueda de los hooks en corta por parte del excampeón de la Unión Europea, pensando que podría de ese modo contrarrestar la velocidad de Bute y hacer valer a su vez su notable pegada, le supondría un knockdown: tras lanzar algunos rectos y tratar de meterse en la distancia corta sería alcanzado repetidamente por un fortísimo gancho zurdo de Bute que le llevaría al lona. Di Luisa se alzaría, pero en la reanudación directos y hooks de ambas manos por parte del boxeador rumano llevarían a la esquina del visitante a lanzar la toalla. Por ello Lucian Bute 32(25KO)-2(1) conseguía regresar a los cuadriláteros con una sólida victoria por KO Técnico en cuatro asaltos, en un encuentro en el que se mostró certero tanto al ataque como al contragolpe y en el que supo mantenerse fuera del alcance en la distancia media y rápido de manos en la corta.

Tras el error en cuanto a la elección de rival en su primer regreso a los rings, enfrentándose en enero de 2014 a un Jean Pascal en un gran momento de forma, en esta ocasión el equipo de Bute acertó al elegirle un oponente no tan exigente y contra el que no tuviese que jugarse sus aspiraciones, sino un púgil voluntarioso que le hiciese trabajar y le permitiese rodarse. De todas formas un Di Luisa cuyo mejor rival había sido el excampeón de Europa Rebrasse (ante el que cayó en siete asaltos) no pudo encajar los puños de Bute, que por la contundencia en su triunfo ha llevado a señalar a algunos que está listo para la élite de la división. No parece esta todavía la mejor opción en el aspecto deportivo para el excampeón mundial del peso supermedio (aunque quizás sí la mejor opción económica), sino que debería plantearse, en el mayor de los casos, enfrentarse en su próxima pelea a un rival de la parte baja del top 15 o un púgil en buen estado próximo a la parte alta de las listas. Porque de lo contrario, si se enfrentase a uno de los mejores púgiles de la división inmediatamente, podría de nuevo sumar una dura derrota que le hiciese plantearse un retirada que probablemente sería ya definitiva.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios