Leo Santa Cruz – Abner Mares (29/8/2015)

Staples Center, Los Angeles, Estados Unidos.

En juego el título de supercampeón WBA del peso pluma.

Con el tañido de la campana Mares se lanzaría sobre su rival tratando de llevar el combate a la distancia corta, pudiendo así conectar combinaciones de curvos que anulasen la efectividad de Santa Cruz con los rectos. El «Terremoto» aceptaría la pelea propuesta por su oponente, por lo que con intensos intercambios de golpes se desarrollarían los episodios iniciales, siendo Mares quien parecía tener la ventaja en dichos asaltos por su superior frecuencia y precisión. Con uppercuts y ganchos, entre los que destacaba un potente hook diestro al rostro, Mares presionaría a un Santa Cruz que no cedía tampoco, replicando las veloces combinaciones de uppercuts de su rival del mismo modo. Aunque el planteamiento agresivo del olímpico Mares le había permitido adquirir una temprana ventaja en las cartulinas, a partir del cuarto asalto comenzaría a boxear con más frecuencia sobre su pie atrasado, tomando la iniciativa su rival.

Si bien durante el mencionado round y el siguiente (que se desarrollaron igualados) Mares pudo hacer valer buenos contragolpes, Santa Cruz empezaba a tomar su distancia y a anotar el 1-2 y el jab, golpe que iba a ser crucial. Llegados al ecuador de la pelea ambos comenzaron a mostrarse un tanto cansados por el despliegue de energías ofrecido hasta entonces, y un Mares que volvía a pasar al ataque no parecía progresar del mismo modo conectando poco efectivos ganchos al cuerpo y cayendo en clinch repetidamente. Frenado el empuje de su adversario, en ocasiones por un efectivo y repetido gancho zurdo, Santa Cruz pudo establecer con mayor constancia su jab y con él disuadir a su rival a la vez que abría la puerta al 1-2 y otras combinaciones de rectos que iban a marcar la diferencia en los parejos asaltos previos a la recta final.

Con Mares amagando con ceder al empuje de su oponente en el octavo asalto y padeciendo un corte por cabezazo involuntario que iba a más, Santa Cruz pudo dar un giro definitivo a los acontecimientos en los rounds de la conclusión, en los que se mostró algo más preciso y anotó golpes de poder en uppercut diestro y nuevamente gancho de mano adelantada. Si bien Mares seguiría avanzando buscando desarbolar a su contrincante a base de combatividad, pareció crucial el mayor alcance de un Santa Cruz que por estrecho margen mantenía a raya a su rival con los rectos. Finalmente con un intenso cruce de golpes en el round de la conclusión, el igualado y competido encuentro llegaba a su fin dando paso a las cartulinas de los jueces, siendo sus cartulinas de doble 117-111 a favor de Santa Cruz y 114-114 empate, dejando por lo tanto una victoria por decisión mayoritaria a favor de Leo «Terremoto» Santa Cruz 31(17KO)-0-1.

Parecen bastante excesivas las tarjetas que tan solo dan 3 asaltos a Mares, no reflejando la mayor efectividad de dicho púgil en la primera parte del encuentro, en un combate que en líneas generales se mantuvo disputado. Por ello la puntuación de Bastión Boxeo es de 115-113 a favor de Santa Cruz. Tan competido se mantuvo el enfrentamiento que ambos observan la posibilidad de un combate de revancha que, a diferencia de otros duelos de desquite infinitas veces rumoreados pero nunca concretados, podría llegar a realizarse dentro de no mucho tiempo. A ello contribuye que un gran número de críticos y aficionados, sobre todo los que valoran más positivamente los enfrentamientos con muchísimo volumen de golpes y con total preeminencia de las acciones de ataque sobre las de defensa, hayan considerado el encuentro Santa Cruz-Mares como uno de los mejores enfrentamientos del año.

Aún así, esta opinión no es unánime, sino que muchos otros (incluidos algunos que prefieren los duelos intensos)consideran que la pelea fue en ocasiones un tanto desordenada y por ello deslucida. En cualquier caso muy difícil lo tendrá para igualarse a magníficas peleas como el Huck-Glowacki o el Lemieux-N’Dam junto a otras que quedan por realizarse y que se espera que sean grandísimas también. Sea como sea, Santa Cruz se convierte en campeón del peso pluma y probablemente la WBC le retire su título supergallo, siendo ahora su objetivo inmediato dejar huella en su categoría actual, tarea complicadísima.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios