Leigh Wood – Josh Wale (24/10/2015)

Sheffield Arena, Sheffield, Reino Unido.

Eliminatoria para el título británico del peso pluma.


El enfrentamiento entre los británicos Wood y Wale se desarrolló conforme a la clásica contraposición entre boxeador técnico y peleador, siendo el primero de ambos quien, arrancando con mucho dinamismo, utilizaría de forma muy acertada su mano adelantada, tanto en rápido jab como con cruzado y hook, para frenar el empuje de Wale. Éste se vería un tanto descentrado también por las salidas en diagonal de su oponente, aunque con el transcurso de los minutos centraría más su agresividad, alcanzando la distancia corta y conectando un directo de poco recorrido y ganchos arriba y abajo. De todos modos, la habilidad de Wood estaba siendo el factor determinante, logrando combinar con fluidez curvos y rectos y conducir con ellos contra las cuerdas a su contrincante, descargando entonces rápidos pero poco potentes directos. 

En respuesta a esta actividad que amenazaba con sacarlo del combate, Wale realizaría un esfuerzo por volver a llevar la pelea a la corta, embarrándose un tanto el choque por las recurrentes entradas en clinch y por los golpes poco convencionales lanzados en la lucha cuerpo a cuerpo. Con todo, el experimentado púgil lograría lo que se proponía, frenando el elevado ritmo de Wood y evitando que éste pudiese explotar sus recursos técnicos, consiguiendo también Wale en el cuarto asalto realizar un buen trabajo con los ganchos al cuerpo, uno de los cuales llegaría a amenazar con quebrar la resistencia de su contrincante. A raíz de estas dificultades y en lugar de empezar a ceder, Wood acentuaría su boxeo de desplazamiento y su utilización de los rectos para, con numerosos y veloces aunque nada potentes directos, cambiar de nuevo el signo del combate y llegar a situarse como el absoluto dominador.


Desplegando una gran técnica Wood anularía a su adversario de forma obvia, siendo Wale de nuevo llevado, aunque ahora de forma repetida y con mayor peligro, de espalda al ensogado. Con todo, la falta de contundencia ofensiva del habilidoso púgil y su nula voluntad de tomar riesgos innecesarios le llevó a reanudar un cómodo boxeo con pasos laterales, empezando en el séptimo asalto a confiarse de más, a bajar los brazos y a dejar algún gesto chulesco. Wale se encargaría rápidamente de recordarle que no le convenía relajarse con un inesperado directo diestro y con algún gancho más que no encontró a penas dificultades para impactar por la insuficiente guardia de su contrincante. No cometería más errores Wood, que recuperaría su sólido y serio boxeo con directos para romper totalmente el encuentro a su favor en la última parte de la pelea y descargar contundentes 1-2, 2-1 y otras combinaciones.


Con puntuaciones de 99-91, 99-92 y 98-92 los jueces daban la victoria por decisión unánime a Leigh Wood 16(8KO)-1(1), quien ganaba esta eliminatoria por el título británico del peso pluma de forma clara aunque teniendo que trabajar para lograrla. Y es que el voluntarioso Wale plantó cara de forma apreciable en la primera mitad de la pelea y a pesar de no llevarse la mayoría de rounds, aunque finalmente Wood por su muy superior frecuencia de golpeo y precisión consiguió que la mayoría de las cartulinas cayesen de su lado. La puntuación de Bastión Boxeo es de 98-92 a favor de Wood. No parece cuestionable que en la distancia larga el próximo retador mandatorio al título británico es un púgil de gran efectividad, aunque parece claro que su pegada es un tanto escasa, siendo esto en parte por su forma de golpear, en la que trata más de tocar con sus puños para ganar el favor de los jueces que de clavarlos buscando mermar la condición de su contrincante. 


Si bien, este y otros factores (como una apreciable falta de variedad de golpeo) del boxeo de Wood son corregibles, y precisamente para ello se le eligió un combate ante un rival más experimentado como Wale, este prospecto ha evolucionado hasta acercase a un punto decisivo de su carrera en el que podrá tratar de despuntar más allá del circuito británico o quedarse estacando en él. Así, será decisivo su próximo e interesante cruce ante el campeón británico de la división Ryan Walsh 19(8KO)-1-1, boxeador cuya carrera pasa por un momento muy similar.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios