Kosei Tanaka – Vic Saludar (31/12/2015)

Aichi Prefectural Gym, Nagoya, Japón.

En juego el cinturón mundial WBO del peso mínimo.


A pesar de las pocas posibilidades de triunfo que de forma razonada le daban los críticos y las casas de apuestas a Saludar, estaba en los puños del retador filipino la opción de dar la sorpresa del año en la división. Y el joven noqueador lo intentó con valentía y decisión logrando situarse cerca de la victoria al poner en grandes apuros al prometedor campeón Tanaka. En la apertura ya quedó claro que el aspirante no cuenta por casualidad con más de un 80% de victorias antes del límite, sino que su pegada es muy notable y su peligro constante, algo que se materializó a través de duros directos y ganchos zurdos. Con todo, Tanaka es un púgil lleno de recursos técnicos adquiridos en su buena carrera amateur, por lo que, apoyándose en sus buenas esquivas y en su variedad de golpeo del mismo modo que en su precisión, mantendría el control y anotaría de forma certera el jab, el directo y el gancho diestro.

En no mucho tiempo el japonés se había soltado aún más y se mostraba dominador, llegando a amenazar con desbordar con sus repeticiones de ganchos de izquierda arriba y abajo y sus derechas directas aisladas saliendo por el ángulo. A pesar del buen boxeo desplegado por el titular, Saludar se mantenía ordenado y al acecho, a la espera de un golpe decisivo que no tardaría en llegar. Todavía en el segundo episodio conectaría una potente derecha directa, precedida por varios 1-2-hook, que dejaría un tanto tocado al local, quien tuvo que correr el ring para pasar el mal momento. Después de este percance, y pensando que era arriesgado ceder la iniciativa a tan peligroso noqueador, Tanaka pasaría al ataque, pero sus golpes, aunque precisos, eran demasiado escogidos y esporádicos, así que no conseguía incomodar a un «Vicious» que boxeaba de forma muy efectiva desplazándose hacia atrás y que volvería a dejarlo tocado con sus 1-2.


La presión sin elevada frecuencia de golpeo por parte del invicto campeón le estaba pasando factura y facilitando el trabajo de Saludar, que mostró también buena base táctica con sus variaciones de la línea de ataque para conectar potentes derechas directas. Así, un Tanaka que perdía claramente en las cartulinas seguía poniendo sus esperanzas en su desigual efectividad ofensiva, su veloz derecha recta y en las breves combinaciones de uppercut y hook que conectaba en los fugaces intercambios de golpes que provocaba, aunque esta no era la estrategia que más le convenía. De todos modos, sus mejores golpes llegaban con el gancho zurdo al cuerpo, puño que conectaba de forma contundente e impecable con entradas desde atrás. Cuando en el quinto asalto, en el que Tanaka impactó tres ganchos al hígado seguidos, parecía que su trabajo al torso podría dar resultados, un terrible 1-2 lo arrojó sobre la lona, aunque en la reanudación Saludar, que se mostraba un tanto mermado, no buscó el knockout con la tenacidad esperada.


Al contrario, fue Tanaka quien en el sexto asalto saldría con mayor arrojo y obligaría a emplearse a fondo a Saludar, que seguía boxeando con gran fluidez hacia atrás. Finalmente, con el filipino llevado a las cuerdas, Tanaka impactaría una combinación uppercut diestro-hook de izquierda abajo cuyo segundo golpe quebraría totalmente la resistencia del aspirante, que perdería por KO al no responder a la cuenta completa del tercer hombre. Por ello, Kosei Tanaka 6(3KO)-0, alegre y aliviado al superar una prueba tan inesperadamente dura, realizaba la primera defensa de su cinto WBO del peso mínimo y mantenía su record invicto. Si bien se esperaba una abrumadora victoria del titular, que no lo consiguiese inicialmente no fue un demérito suyo sino un logro de un Saludar 11(9KO)-2(2) de sólo 25 años que se mostró sólido en todos los aspectos y que en el futuro próximo debería ofrecer grandes peleas e incluso combatir por un hueco en la élite.


Más aún se espera de Tanaka, que con 6 peleas y 20 años es considerado como uno de los boxeadores japoneses con mayor proyección, algo justificado por su técnica y su buena elección de los golpes. En cualquier caso, necesita expandir notablemente su experiencia profesional para evitar mayores dificultades enfrentando al top de la categoría y para no sufrir una inoportuna derrota que detenga su fulgurante trayectoria. Quizás un próximo test decisivo le llegará ante el excampeón Merlito Sabillo, número 1 del ranking al que podría tener que medirse de forma mandatoria en la primera mitad de este año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *