Keith Thurman – Luís Collazo (11/7/2015)

USF Sandome, Tampa, Estados Unidos.

En juego el título mundial WBA del peso welter.


Si decíamos que la combatividad y capacidad de sorpresa de Collazo ha sido un factor clave durante su carrera y que le ha servido para poner en apuros a rivales de la élite, en su encuentro con el campeón mundial Thurman nuevamente dio un vuelco de los acontecimientos en el round quinto tras ir perdiendo con cierta claridad, asalto en el que no sólo puso en pie al público sino que también se situó cercano a la victoria antes del límite. Antes de ello el combate había arrancado con Collazo ofreciendo un planteamiento elusivo, caminando el ring cercano a las cuerdas cediendo totalmente la iniciativa a Thurman, que tuvo algunos problemas para empezar a anotar sus manos. De todas formas ya en el segundo episodio «One Time» comenzó a alcanzar con claridad a su adversario, por lo que Collazo saldría de las cuerdas y empezaría a buscar la pelea en el centro del ring. 

Entonces (del tercer asalto en adelante) Collazo presionaría con intensidad a su oponente, al que perseguiría sin descanso buscando sobre todo golpes en gancho y el directo zurdo aislado. Durante el tercer y cuarto asalto esta creciente presión de Collazo no le resultó práctica, ya que Thurman aumentaría su dominio de las acciones boxeando hacia atrás, conectando la derecha directa con potencia y contragolpeando con combinaciones de ganchos. El retador conseguiría también llegar con sus puños en hook de derechas y directo de izquierda, pero las entradas y salidas de Thurman y sus ataques en explosiva combinación directo diestro-curvo zurdo empezaron a marcar la diferencia.

Pero en el citado quinto asalto, y de forma inesperada, el reinado de Thurman se llegó a ver amenazado. Tras unos dos minutos y medio de round, en el cual Thurman había seguido llegando con la derecha y saliendo de la línea de ataque, Collazo impactaba un durísimo hook de derecha al cuerpo que el campeón sentiría. Aunque Thurman caminaría para evitar nuevos golpes volvería a ser alcanzado por un potentísimo gancho de izquierda, que le provocó una mueca de dolor, seguido por un directo y un uppercut. Collazo se lanzaría a por su rival, que corrió para tratar de pasar los apuros, problemas que aumentarían con un nuevo hook diestro de Collazo que doblaría al campeón y que le obligó a agarrarse para pasar esta mala situación que finalmente superó por el tañido de la campana. Pese al notable e inesperado logro del aspirante, Thurman, tras un sexto round en el que todavía sufriría el acoso de su rival, se recuperaría en el séptimo episodio para volver a contragolpear con los ganchos y mantener a distancia a su bravo adversario.


De todas formas ni las arremetidas de Collazo ni el control de la larga de Thurman decidirían el combate, sino que un corte considerable sufrido por Collazo en el séptimo round le llevaría a optar por el abandono en el descanso entre el asalto 7 y el 8, ya que según afirmó no podía ver. Por ello Keith «One Time» Thurman 26(22KO)-0 conservaba tanto su record invicto como su título mundial WBA, en un duro duelo en el cual no resolvió las dudas de hasta donde puede llegar como boxeador. Si bien durante gran parte del combate ofreció una efectiva pelea a base de técnica y velocidad, los notables apuros pasados ante un Collazo, que no es un top libra por libra, han llevado a muchos a considerar que Thurman no está listo para medirse a la élite de la división. Muy al contrario piensa el propio campeón, que al terminar el enfrentamiento retó a Floyd Mayweather para su anunciado último duelo del 12 de septiembre.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios