Karim Achour – Moez Fhima II (30/10/2015)

Gymnase du Clos de l’Arche, Noisy-le-Grand, Francia.

En juego el cinturón vacante de la Unión Europea del peso medio.


Ocho meses después de su primer duelo por el título de Francia, terminado en empate por decisión dividida, Achour y Fhima volvían a enfrentarse, estando en esta segunda ocasión en juego el cetro de la Unión Europea, por lo que la pelea se esperaba disputada e interesante. Así lo fue inicialmente, ya que ambos se mostraron después del tañido de la campana bastante activos y tratando de ejecutar su plan. Fhima fue el que se llevaría la mejor parte en los primeros asaltos, ocupando el exterior del ring, desplazándose y utilizando con acierto sus rectos, en una mezcla extraña de efectividad y parcial tosquedad. A pesar de sus formas en ocasiones no demasiado brillantes, sus 1-2 entrando y saliendo, su derecha directa y sus eventuales ganchos diestros al cuerpo le hicieron tomar el control de la distancia larga y dificultaron notablemente las entradas del agresivo Achour. Éste presionaba constante y mostraba evidente peligro en la corta, sobre todo gracias al gancho zurdo, pero sus arremetidas eran mayoritariamente desordenadas y un tanto faltas de precisión, pudiendo su rival eludir o bloquear muchos de sus golpes.

Con todo, repetidos errores de Fhima, que no lograba conectar una combinación de uppercut diestro y cruzado zurdo, dejaron a dicho púgil expuesto de forma decisiva en varias ocasiones, permitiendo que Achour reaccionase embistiendo a su rival, encerrándolo contras las cuerdas y lanzando contra él potentes ganchos y rectos. De este modo, y después de que en el cuarto asalto Fhima volviese a sufrir uno de esos percances, en el quinto round su desplazamiento se vio disminuido al igual que su frecuencia de golpeo, permitiendo que un siempre al acecho «Amazigh» lograse acortar la distancia y volviese a descargar con contundencia los hooks. Esta tendencia se prolongó en el sexto episodio, con Fhima claramente venido a menos y con dificultades para mantener sus brazos en alto, pudiendo interrumpir las series de ganchos de su contrincante sólo con entradas en clinch o algún recto disuasorio.

Aunque parecía que estaba cerca el final, Fhima tomó un segundo aire en el séptimo asalto y de nuevo se mostraría algo más activo, sobre todo a raíz de que su rival cayese a la lona tras un contraataque, caída que no fue contabilizada por el árbitro. Aun así, y pese a haber tocado la lona, Achour había entrado ya en la pelea, trabajando bien con el jab y combinando directos o ganchos. En cualquier caso, la voluntad de Achour se veía un tanto neutralizada por su falta de variedad en el ataque, algo que permitió en el octavo round a Fhima sorprenderlo a la contra con el 1-2 y el uppercut diestro. A pesar de ello, el castigo se estaba acumulando para un Fhima que en el noveno asalto se vio desestabilizado por el repetido jab de su rival y puesto en apuros por un posterior gancho zurdo. Como ya hiciera varias veces antes, Fhima se giraría de espaldas a su oponente para detener su ofensiva, algo que debería haber sido sancionado por el árbitro. De todos modos, y tras un desordenado intercambio de golpes, Fhima terminaría por poner voluntariamente la rodilla en la lona, lanzando a la vez el protector bucal para ganar tiempo y terminar el round.


Tampoco sería sancionada esta acción, pero poco importaba ya. En el décimo asalto, y tras unos pocos golpes más, Fhima hizo gestos con los que señalaba que renunciaba a seguir peleando, llevando al tercer hombre a detener la pelea. De ese modo Karim «Amazigh» Achour 21(4KO)-4-3 lograba el triunfo por KO Técnico en el décimo round y conseguía hacerse, después de realizar siete defensas del título nacional, con el cetro de la Unión Europea. Es cierto que su boxeo puede tener algunas carencias, pero estas son compensadas en buena parte por su combatividad y su renuncia a ceder a los ataques de sus rivales, factores que, añadidos a un adecuado desarrollo en la distancia corta, le hacen un púgil complicado de batir y que puede ofrecer dificultades a los oponentes que no manejen bien los directos. Así lo prueba su racha de triunfos, que sólo ha sido interrumpida por derrotas ante rivales de nivel como Martin Murray y Lukas Konecny. En virtud a esa cadena de victorias Achour ha logrado situarse como 5º EBU, posición que debería mejorar más después de adquirir el nuevo cinturón y que le podría situar muy cerca de la disputa del cetro de Europa el próximo año (sobre todo teniendo en cuenta que otros púgiles por encima de él tienen objetivos mundialistas).

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios