Juan Francisco Estrada – Hernán Márquez (26/9/2015)

Centro Convenciones, Puerto Peñasco, México.

En juego los cinturones mundiales WBO y WBA del peso mosca.


La pelea arrancaría con cierta cautela de ambos contendientes, que pese a mostrarse cuidadosos comenzaron a probarse: Márquez buscaba anotar su directo zurdo y su cruzado diestro, mientras que un Estrada que eludía la mayoría de los ataques trataba de impactar contra su zurdo rival el gancho de izquierda. Pronto Márquez comenzaría a mostrar una mayor continuidad en su esfuerzo ofensivo y, aunque no lograba impactar un gran volumen de puños, su agresividad y sus arremetidas con golpes rectos incomodaron un tanto a Estrada. De todos modos, aunque «El Gallo» inicialmente no desplegó todo su potencial, su buen boxeo a la contra le valdría para anotar algunas manos claras, de entre las cuales destacó un tenso directo diestro. Este panorama táctico experimentaría un cambio crucial a partir del tercer episodio, round en el cual ambos intercambiarían golpes siendo los dos desestabilizados. Primero Márquez alcanzaría con un gancho diestro a Estrada desequilibrándolo ligeramente, pero Estrada establecería repetidamente su directo diestro y haría tambalear un poco al aspirante con un potente gancho zurdo.

Así, las acciones ofensivas se intensificaron y la pelea empezó a contar con una mayor actividad. Estrada conduciría este cambio a través de un mayor dinamismo, buscando los ángulos y realizando ataques entrando y saliendo, boxeo más móvil que le permitiría tomar un tanto el control del encuentro y anotar con claridad su mano zurda en curvo además de su directo. Con todo, Márquez todavía no cedería totalmente y contragolpearía con acierto con directos y hooks. Sí comenzaría, en cambio, a verse más apurado en el quinto episodio, round en el que «Tyson» sería llevado dos veces contra las cuerdas y recibiría series de rectos y curvos solamente replicadas por algunos ganchos aislados. Por ello quedó de manifiesto que Márquez empezaba a estar un tanto desgastado, algo que finalmente sería confirmado tan solo un round después. En el sexto episodio al retador recibiría dos knockdowns casi seguidos, siendo ambos causados por ganchos al cuerpo, conteos que no podrían ser aprovechados por Estrada a consecuencia del final del asalto.


De todos modos, nada más comenzar el séptimo round, el campeón anotaba un nuevo gancho zurdo aislado para sumar a su cuenta el tercer knockdown. En la reanudación Estrada nuevamente haría valer su terrible hook de mano adelantada al hígado para poner en la lona a su rival y obligar al árbitro a realizar la cuarta cuenta. En lo que restaba de round el titular mundial buscaría el desenlace con series de rectos y ganchos, pero el valiente Márquez todavía ofrecería respuesta e incluso estaría cerca de tirar a su rival, que por un resbalón de su pie retrasado (a causa de la lona mojada) se vio desequilibrado. Tras un octavo round en el que Márquez caería sin cuenta y en el que Estrada marcaría la diferencia con una mayor precisión, en el noveno episodio llegaría el quinto knockdown del encuentro, que se produciría cuando un cruzado zurdo del campeón tocaría a Márquez, que pudo resbalar o tropezar a la vez. Aunque quizás esta cuenta no debió ser realizada, poco importaba ya, puesto que finalmente en el décimo round una combinación de hook diestro al cuerpo-hook zurdo al rostro pondría de espaldas a la lona al excampeón.


Entonces, y aunque Márquez en una gran muestra de valentía y resistencia nuevamente se alzó, el campeón sólo tuvo que combinar unos directos y ganchos para derribarlo por séptima vez y obligar al árbitro a detener el combate. Así, en una pelea tan intensa y espectacular Juan Francisco «El Gallo» Estrada 33(24KO)-2 se hacia con la victoria en el décimo asalto reteniendo sus dos cinturones mundiales por quinta ocasión. Aunque Estrada pareció, inicialmente, haber planeado un combate al contragolpe en el que poder anular el gran empuje del duro peleador Márquez 39(28KO)-6(5)-1, con el transcurso de los rounds, y sin que esta táctica diese los mejores resultados, tomó mayores riesgos y pasó más a menudo al ataque, incluso buscando el intercambio. Su mayor precisión y alcance, además de su considerable pegada, fueron quebrando la resistencia de su rival, que se vio decisivamente afectado por el temible gancho zurdo de Estrada, uno de sus mejores golpes. Así, se llegó al principio del fin, y aunque Márquez aguantó cada caída y ofreció valiente respuesta hasta la conclusión, no pudo dar ya la vuelta a un combate que pareció decidido con el primer knockdown.


Como no podía ser de otro modo, tras la victoria de Estrada los críticos y aficionados se han vuelto a preguntar cuando podrán verle enfrentado en duelo de revancha con el «Chocolatito» González, siendo ambos los mejores pesos mosca de la actualidad. Según ha afirmado el manager del mexicano, una gran parte de las posibilidades de que se realice están en el interés televisivo de HBO por hacerlo, aunque hay bastantes probabilidades de que pueda terminar por materializarse el próximo año. En cualquier caso, y hasta que no llegue el deseado combate, Estrada planea realizar en los próximos cuatro meses uno o dos combates más.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios