Joseph Díaz – Rubén Tamayo (23/10/2015)

Fantasy Springs Casino, Indio, Estados Unidos. Peso Pluma.


Lo que se recogía en las previsiones antes del encuentro terminó por materializarse en el resultado final, ya que el olímpico estadounidense Díaz logró una amplísima victoria a los puntos pero, más allá de lo que reflejan los fríos números, el combativo y experimentado Tamayo ofreció elevada resistencia e hizo trabajar de forma muy adecuada al prospecto imbatido. Dado que ambos son zurdos, los intentos iniciales de uno y otro por establecer el jab y el gancho diestro terminaban por chocar con una acción idéntica por parte de su contrincante, produciéndose algunos cruces de golpes muy breves pero de apreciable dureza. Aún así, y aunque el coraje de Tamayo jugaba su papel, en esta condición de igualdad en las acciones Díaz tenía por su enorme capacidad técnica y su variedad de recursos una ventaja decisiva, realizando oportunas esquivas con pasos atrás, anotando el directo de forma hábil e incluso dejando detalles de gran calidad, convirtiendo un jab errado en un duro hook diestro.

De todos modos, y aunque Tamayo anotaba también ganchos zurdos potentes y algún seco jab efectivo por su mayor altura, pronto Díaz recurriría a una de sus mejores armas para romper definitivamente a su favor el encuentro: las combinaciones, acciones ofensivas que realiza con enorme soltura y dispares trayectorias para sorprender a sus contrincantes. A partir del tercer asalto comenzaría a encadenar golpes de forma creciente, por lo que no tardó en alcanzar con hooks de mucha potencia y gran velocidad a su rival, desbordándolo y obligándolo a retroceder a las cuerdas. Así, junto a otros ataques en 1-2, gancho diestro abajo-directo zurdo o simplemente repitiendo su mano derecha en hook, compensaría el gran esfuerzo y los constantes intentos de Tamayo por igualar la pelea con frecuentes curvos y rectos.

También intentaría el visitante pelear en la distancia corta para tratar de superar los obstáculos que le presentaba el boxeo de su rival, pero en el intercambio de golpes también se hacia notar claramente el gran manejo con el uppercut y el hook de su invicto contrincante. Sobrepasada la mitad de la pelea, el combate quedó ya definitiva y claramente decantado, con Díaz anotando una enorme cantidad de golpes de poder y llegando a encerrar contra las cuerdas a su oponente, que recibía ráfagas de rectos y curvos. Pero Tamayo, valiente y con magnífico encaje, respondería en la medida de los posible con el gancho diestro y con lo que le quedaba en su repertorio para tratar de seguir en pie y más tarde para intentar pasar al ataque. Con todo, el combate estaba sobradamente decantado y la resistencia de Tamayo estaba afectada, por lo que un directo de Díaz en el último round lo dejaría tocado y le obligaría a agarrarse y a correr el ring para tratar de evitar a su rival en busca del knockout.


A pesar de los apuros, la pelea llegó a consumir los diez episodios a los que había sido convenida, por lo que las triples puntuaciones de 100-90 fueron las encargadas de dar de forma unánime el triunfo a Joseph «JoJo» Díaz Jr. 18(10KO)-0. Después de la durísima batalla ante el complicado René Alvarado, Díaz parece haber asentado todavía más su excelente boxeo, dejando claramente superada cualquier tipo de duda sobre su resistencia a diez rounds, manteniéndose fresco y activo en todo momento en una pelea también con elevado ritmo y duros intercambios de golpes. Por otro lado, su gran porcentaje de acierto y su capacidad para sorprender se mantuvieron, combinando ambas manos con tremenda facilidad, por lo que ahora parece más preparado todavía para los duelos cruciales que podrían llegarle en 2016. Una mención merece también un Tamayo 25(17KO)-7(4)-4 de 26 años que suma tres derrotas consecutivas ante púgiles como Jesús Cuellar, Óscar Valdez y ahora Díaz, pero que a pesar de los malos resultados siempre se muestra correoso y no se deja llevar por la condición de favorito de sus contrincantes.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios