José Pedraza – Edner Cherry (3/10/2015)

U.S. Bank Arena, Cincinnati, Estados Unidos.

En juego el cinturón mundial IBF del peso superpluma.


Para su primera defensa el puertorriqueño Pedraza eligió al 14º clasificado Cherry, púgil bastante experimentado que partía muy por detrás del campeón en las apuestas y que muchos consideraban la más fácil opción del top 15, pero que muy al contrario de estas proyecciones ofreció un combate más que competitivo. De todos modos, su pelea no sería tan efectiva durante la primera mitad, en la que en líneas generales Pedraza fue bastante solvente e hizo valer su buen boxeo en la distancia larga y media-larga. Con todo, los dos primeros rounds fueron bastante igualados, con el campeón contragolpeando con su directo diestro las entradas de un Cherry decidido y que realizaba algunos buenos ataques con el 1-2 y breves combinaciones de ganchos. A pesar de estos primeros instantes en los que las acciones se mantuvieron bastante parejas, Pedraza no tardaría en afianzar su boxeo, y a partir del tercer asalto y hasta el ecuador del encuentro controlaría el combate.

Avanzando sobre su rival con fluidez, apoyado en buenas esquivas de cintura y una notable agilidad de piernas, Pedraza utilizaría con efectividad el jab y la derecha aislada así como el 1-2 para atacar con entradas y salidas que llegarían a anular un tanto al retador en puntuales momentos. Además de llevar la iniciativa, «Sniper» podía contar de su lado con una elevadísima precisión, que era muchísimo mayor que la de su oponente, por lo que salía muy airoso tanto en la distancia larga, en la que conectaba derechas directas casi sin errores, como en la corta, en la que bloqueaba o esquivaba un gran número de puños de su más desacertado oponente. Así, alcanzado el sexto asalto el campeón estaba comenzando a amasar una ventaja considerable que amenazaba con permitirle obtener una victoria a los puntos temprana, pero todo comenzaría a cambiar a partir del mencionado round, en el que ambos intercambiaron golpes en la distancia más corta y en el que Cherry impactaría unos buenos uppercuts y ganchos diestros que desequilibraron un tanto a su contrincante.


A partir de entonces Cherry entraría en el combate y daría respuesta a la primera etapa de dominio del titular mundial. En el séptimo episodio el bahameño saldría con bastante intensidad a por su rival, que no pareció durante breves instantes en las mejores condiciones, conectando buenos directos y contestando con combos de hooks las entradas de Pedraza. Pero «Cherry Bomb» no acortaba la diferencia en las cartulinas sólo con empuje, sino que también en el octavo round cedería la iniciativa, caminaría el ring, establecería el jab y contragolpearía con curvos. Pedraza comenzó a mostrarse claramente incómodo, no sabiendo como contrarrestar a un Cherry en ocasiones un tanto desordenado pero que estaba ofreciendo las mejores acciones por asalto, optando el campeón finalmente por realizar cambios de guarida que terminaron por quitarle su mejor golpe, la derecha recta. Aunque si conectaría algunos directos zurdos en los últimos rounds, en muchos momentos sus puños fueron contraatacados instanteamente por un veterano Cherry que sabe responder bajo la presión.


Por último el enfrentamiento dejó un doceavo episodio sumamente igualado y con intensos intercambios antes de finalizar, llegándose a una lectura de tarjetas que iba a ser polémica y que dejaría un resultado de decisión dividida. Y es que si bien un juez vio la victoria de Edner Cherry 34(19KO)-7-2 por 116-111, los dos restantes concordarían en tarjetas de 117-111 a favor del campeón José «Sniper» Pedraza 21(12KO)-0, que de este modo se hacía con la victoria y retenía por primera vez su cinturón, a la vez que conservaba su record invicto. La controversia por las puntuaciones no se hizo esperar tanto del lado de los que consideraban la victoria de uno como del contrario. Esto fue así puesto que las tres tarjetas parecen excesivamente amplias respecto al desarrollo real de la pelea, que fue dividido casi a partes iguales y sin que ninguno de los dos pudiese ser decisivo en sus acciones, debiendo estar las tarjetas en torno al empate. Con todo, Cherry desequilibró durante un considerable número de rounds el planteamiento táctico de un Pedraza que en cualquier caso no cumplió ni de lejos las expectativas.


En una jornada en la que se han sucedido las decisiones controvertidas y en las que las puntuaciones de los jueces no fueron las mejores, vuelve a sonar una vez más la petición de revancha inmediata para el Pedraza-Cherry. De todos modos, parece que la Federación tiene otros planes para su cinturón superpluma y que ordenará a principios de la próxima semana el inicio de negociaciones para que Pedraza realice su defensa mandatoria ante un Stephen Smith que pasa por bastante buen momento.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios